25/8/20

Una chica fácil - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix.

Naima -Mina Farid- acaba de cumplir 16 años. Se apronta para disfrutar sus vacaciones de verano mientras ayuda a su amigo Dodo -Lakdhar Dridi- quien ensaya su audición para estudiar actuación. Ella también quiere ser actriz, pero no está segura. La temporada de descanso comienza en Cannes. Paradisiacos entornos son bañados por el sol, con una luminosidad similar a la que emana Sofia -Zahia Dehar-, su prima que viene a pasar con ella el tiempo estival.

Naima es una adolescente normal. Diríamos que algo tímida, prudente y cautelosa. Sofia es lo opuesto, tiene 22 años e irradia una personalidad exuberante. Desinhibida y osada, se aventura sin tapujos en situaciones “desaconsejables”. Es así como acepta una invitación de un “cuarentón” para abordar su barco de lujo. Se trata de Andrés -Nuno Lopes-, un brasileño millonario. Con su amigo Philippe -Benoît Magimel- están de paso en la Costa Azul.

Esta cinta de la directora Rebecca Zlotowski no es tan ligera como parece. Es cierto que su primera capa es liviana y prima el tema sexual, los desnudos de Sofía y el deseo. Pero aquello es engañoso, quedarse solo allí podría ser un poco reduccionista. La película aborda de una manera distinta las decisiones adolescentes. Cuando un modelo resulta atractivo es difícil restarse. Eso es lo que le sucede a Naima al ver a su prima Sofía. Lo que observa es un estilo que cautiva. Acceso a lujos, dinero, a una vida “fácil”. Sin duda deslumbra.

La cinta gira en torno a Sofía pero su centro real es Naima. Ella cambia con la influencia de esta prima mayor. Desconoce a su amigo Dodo, incluso lo deja botado por un panorama mejor. Desconoce a su mamá y también cualquier consejo. La atracción que le produce el actuar de Sofía la seduce y la ciega. No observa a su alrededor, solo quiere ser invitada a formar parte de este nuevo mundo, ahora cercano y accesible.

El relato es hábil para llegar al punto de inflexión. Sofía avanza por su camino pues ya está trazado. Naima aun lo está construyendo y aquello se transforma en su oportunidad. El descubrimiento -autodescubrimiento, tal vez es mejor- de sus principios marca la diferencia. En la medida que Naima se valora, recobra sentido, se cuestiona. ¿Está dispuesta a transar? ¿Qué está dispuesta a transar, específicamente? Lo que ve ahora cercano, ¿vale realmente? La película, en clave simple, muestra una disyuntiva llena de efectos cautivantes, atajos que confunden y generan dudas. Un tratamiento francés para el complejo tema del tránsito de la adolescencia a la madurez.

Ficha técnica

Título original: Une fille facile
Año: 2019
Duración: 92 minutos
País: Francia
Productora: Velvet Films
Género: Drama | Adolescencia
Guion: Zahia Dehar, Teddy Lussi-Modeste, Rebecca Zlotowski
Fotografía: Georges Lechaptois
Reparto: Mina Farid, Zahia Dehar, Benoît Magimel, Clotilde Courau, Nuno Lopes, Lise Lomi, Loubna Abidar, Henri-Noël Tabary, Lakdhar Dridi
Dirección: Rebecca Zlotowski

No hay comentarios.:

Publicar un comentario