14/8/20

Retablo - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix.


Esta cinta del director Alvaro Delgado Aparicio es delicada. Tanto el argumento como su desarrollo revelan una minuciosa preocupación por los detalles. Y son muchos.

Segundo -Junior Bejar Roca-, de 14 años, trabaja con su padre construyendo retablos. Noé -Amiel Cayo- es reconocido como “el maestro”. Su trabajo artístico es fino y especial. Estos retablos son verdaderos cuadros, describen la emoción a través de sus figuras y el uso de la forma y el color. Segundo colabora con afán. Adora a su padre, es su ídolo, su mentor, su guía, su ejemplo. El amor que le profesa se refleja en sus ojos cuando lo mira, en sus preguntas, en su fiel compañía. Completa el hogar su madre, Anatolia -Magaly Solier-, quien se encarga de la casa que los acoge ubicada en las montañas de la sierra de Ayacucho, Perú.

Entre las labores del taller y las idas a la ciudad a vender sus trabajos, padre e hijo pasan casi todo el tiempo juntos. Los viajes son largos, están lejos de todo. En una de estas salidas, un descubrimiento provoca un quiebre repentino. Segundo observa a su padre en un acto que se contradice con la imagen que tiene de él. Todo se viene abajo, el cuestionamiento hacia su padre nace y crece en su interior, las preguntas sin respuesta son cada vez mayores. Algo ha cambiado.

El director señala algo que sin duda es el sustento de esta estupenda cinta. “…para mí, Retablo es una historia de amor, una historia sobre lo complicado que es la tolerancia. Sobre la diversidad y lo difícil que es aceptarla. Pero también es una historia entre lo complejo y la modernidad y cómo estas dos fuerzas pueden convivir”. Delgado Aparicio realiza un trabajo notable, sensible y conmovedor con éste, su primer largometraje, hablado en lengua quechua.

La emoción se percibe en cada escena. En la mirada de padre e hijo, en el brillo de sus ojos. Junior Bejar, que no es actor profesional, posee un talento único para transmitir con gestualidad lo que siente. Basta ver su cuerpo, su postura, pequeños movimientos musculares de su rostro, etc. Su compromiso es total. Una naturalidad que emerge espontánea y libre, donde fluye el sentimiento.

Esta cinta habla de intolerancia, de machismo extremo, de la vida de una comunidad que tolera algunas cosas mientras otras simplemente las ignora y condena. “Pueblo chico, infierno grande” dice el dicho. Algo de eso hay en este retrato atemporal, moderno o antiguo; transversal. Crudeza, cuando algo es denostado públicamente, tolerancia solo para aquello que conviene o es socialmente aceptado. Un abismo, una fractura; un dolor enorme, inconmensurable. Cuando se cae en desgracia, ¿Qué sentido tiene seguir así? El amor surge como respuesta. "A veces el amor lo vence todo”, nos dice Álvaro Delgado Aparicio.

La belleza del entorno es algo que distingue a esta producción. Hermosa fotografía -Mario Bassino-, colores luminosos, fuertes, vivos. Es la sierra peruana en esplendor, gráfica, extrovertida. Los bailes, fiestas y comparsas, entregan también elementos particulares que nos acercan a la cultura que representan. Y por supuesto, la confección artesanal de los retablos y su intrínseco valor, es también un punto de distinción para una película que se ha ganado un lugar en la historia de la filmografía del Perú y también de Latinoamérica.

“Retablo” conmueve. La relación se Segundo con Noé toca fibras íntimas. Quién no ha idealizado a su padre y luego ha tenido alguna decepción en el camino. La cinta pone de relieve lo que sucede después del quiebre, después de aquel punto de inflexión. Y lo hace con sutileza, con delicadeza, con ternura. “Retablo” es a su vez, un retablo de nuestra vida. Nos podemos ver en él, como observando nuestra propia historia. “Retablo” nos interpela al mostrar el lazo indisoluble del amor, el amor padre-hijo, que nada ni nadie puede romper.

Ficha técnica

Título original: Retablo
Año: 2017
Duración: 95 minutos
País: Perú
Productora: SIRI Producciones
Género: Drama | Familia. Vida rural. Homosexualidad
Guion: Alvaro Delgado Aparicio, Héctor Gálvez
Música: Harry Escott
Fotografía: Mario Bassino
Reparto: Junior Bejar Roca, Amiel Cayo, Magaly Solier
Dirección: Alvaro Delgado Aparicio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario