25/5/21

Tu hijo - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix.


Cirujano reputado, el doctor Jaime Jiménez -José Coronado-, lleva una vida rutinaria. Se le ve manejando desde su casa al Hospital escuchando noticias en la radio, también prepararse cuidadosamente para una riesgosa operación y llegando tarde a su hogar. En los pocos momentos de tiempo libre, sale a trotar junto a su hijo Marcos -Pol Monen-, una actividad que revitaliza su vida, no tanto por el ejercicio físico sino por el lazo emocional y cercano con el joven. Jaime tiene también una hija, Sara -Asia Ortega-, pero es más distante, reservada, tal vez tímida; el padre parece no tomarla mucho en cuenta, no sabe mucho de ella, de lo que siente, de lo que piensa o sobre sus intereses. La familia la completa su esposa Carmen -Ana Wagener-, de la que poco y nada conocemos.

El punto de inflexión llega pronto. El Dr. Jiménez es sorprendido por el ingreso de Marcos al hospital en estado gravísimo. No le dejan acercarse, ni menos intervenir en la cirugía. El daño es severo, están tratando de salvarle la vida. Le han dado una paliza formidable a la salida de un club nocturno, al punto que no reacciona. Tiene funciones vitales comprometidas.

Jaime, desolado, no sabe qué hacer. Pocos días atrás había salvado de la muerte a un menor y resuena en él una conversación con el padre del niño. “¿Usted tiene hijos?”, le interpelaba, “entonces sabe que es imposible no hacer nada.”

Por supuesto, el caso de Marcos lo toma la policía pero no avanza prácticamente nada. Burocracias y procedimientos, cámaras de seguridad que entregan datos y muestran a los amigos del joven, declaraciones que van y que vienen, relatos confusos, diferentes versiones, incluso retractos. Jaime no está tranquilo, necesita algo más, y va por aquello. Se sumerge en el mundo nocturno que rodea el lugar de los hechos, averigua datos, se acerca a los responsables. En ese momento decide iniciar por su cuenta la búsqueda de justicia.

El escenario que plantea el guion escrito por Miguel Ángel Vivas y Alberto Marini es desgarrador. El golpe que implica para Jiménez el compromiso vital de su hijo tiene consecuencias imprevisibles. Hasta ahí, un tercio del metraje, el director Miguel Ángel Vivas solo nos ha mostrado algunas secuencias, algunos hechos, aunque con ciertos planos cercanos y extensas escenas, adelanta parte de lo que vendrá a continuación y que constituirá lo fundamental de la historia.

El Dr. Jiménez sufre profundamente y dentro de su desesperación elige entre caminos posibles. El tema es que nada le resulta suficiente para llegar a la verdad de lo sucedido. Uno de los agresores filmó la paliza, ¿cómo llega a él? Inicia una persecución ciega, sin medir lo que significa, tampoco teniendo certezas. Es como una intuición, más bien un impulso, algo irrefrenable, irresistible.

La interpretación de José Coronado no solo es creíble sino también da cuenta de su gran solidez. Conocemos a este actor español por varios trabajos y acá observamos un paso más. Su personaje comienza una mutación, experimenta una transformación vital, íntima, descrita por sus movimientos, miradas y gestos mínimos que hacen visible lo que su alma experimenta. Señalar que gran parte del peso del relato está en sus hombros es bastante evidente, sin embargo, su adecuada construcción del rol permite que lo que gira a su alrededor tenga el espacio justo y el tono preciso.

“Tu hijo” se sumerge en el oscuro fondo de la búsqueda de justicia que deriva de pronto en un camino de venganza. Volvemos a lo primigenio y básico del debate, sobre si el fin justifica los medios o el consabido ojo por ojo… El trasfondo del metraje es la cuestión social y esto se presenta tremendamente crudo, sin adornos ni dobleces. Si la autoridad no hace nada, las víctimas buscan compensación por su cuenta, con decisiones moralmente dudosas y comportamientos poco éticos. Aún teniendo claros estos conceptos, algo en el protagonista captura nuestra empatía y nos hace dudar y nos conflictúa. Aquello es bien interesante en esta película porque nos interpela directamente.

En un thriller como pocos, Miguel Ángel Vivas juega con nosotros, dosifica información y nos incorpora lentamente al ruedo. Largos pasajes, muchos sin sonido, sin música, son compuestos para generar tensión, pero una tensión que no es simple o básica sino que aporta elementos de horror y también de terror. Y estas sensaciones no son externas, provienen del interior, de la mente, de los sentimientos, de lo que despierta la frenética lucha entre lo que es correcto y lo que Jiménez siente que debe hacer. La confrontación es enorme, la salida muy delgada. Y el guion no defrauda, porque ante descubrimientos que provocan giros, el relato despega y se fortalece con mayores grados de incertidumbre.

Ficha técnica

Título original: Tu hijo
Año: 2018
Duración: 103 minutos
País: España
Productora: Coproducción España-Francia; Apache Films, Las Películas Del Apache, La Claqueta PC, Ran Entertainment
Género: Thriller. Drama | Venganza
Guion: Miguel Ángel Vivas, Alberto Marini
Fotografía: Pedro J. Márquez
Reparto: José Coronado, Pol Monen, Asia Ortega Leiva, Ana Wagener, Luis Bermejo, Ramiro Alonso, Sergio Castellanos, Ester Expósito, Paqui Montoya, Vicente Romero, Sauce Ena
Dirección: Miguel Ángel Vivas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario