12/3/21

Descuida, yo te cuido - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix. 


La necesidad es inminente. Cuando una persona mayor no es autovalente necesita ayuda. Y si no tiene a quién recurrir, el estado se preocupa de ella o de él, y le asigna un tutor legal. De esta forma, la persona será cuidada en la etapa final de su vida en una residencia especializada. El propósito es perfecto, pero la realidad es muy diferente. Marla Grayson -Rosamund Pike- conoce muy bien la ley y sabe usarla, pero a su favor. El objetivo no es el bienestar de sus representados; muy por el contrario, el fin último es su enriquecimiento personal y el de su socia y compañera Fran -Eiza González-.

Como el “negocio” va bien, surge una oportunidad que vale oro. La Dra. Karen Amos -Alicia Witt-, principal socia de Marla y responsable de los falsos informes médicos que permiten vulnerar el sistema, tiene una nueva paciente en la mira. Se trata de Jennifer Peterson -Dianne Wiest-, una mujer mayor, jubilada y adinerada que, al parecer, no tiene descendencia ni familia que se pueda interponer. Se transforma en la presa perfecta pues luego de investigarla de arriba a abajo, no encuentran nada que les haga sospechar. El problema es que por deficiencias de información o exceso de confianza, han marcado un blanco incorrecto; se han involucrado con la persona equivocada. 

Escrita y dirigida por J Blakeson, esta cinta tiene al menos dos premisas interesantes en el trasfondo de su trama. La primera tiene que ver con el abuso de la condición física o mental de ancianas y ancianos débiles, sin muchas redes, logrando sentencias en base a antecedentes fraudulentos que entregan la tutoría legal a una inescrupulosa profesional que, en vez de velar por su bienestar, usufructa de sus bienes y su dinero a través una red creada para esos efectos. La segunda es que la película no tiene personajes que representen nada bueno; los hay malos y los hay peores… y, además, pelean entre ellos.

El desarrollo del guion atrapa desde el comienzo, sobre todo, diría, en los primeros dos tercios. La edición es rápida, los hechos suceden vertiginosamente y el escenario queda claro desde el inicio. Parte fundamental de esta exposición y primeros minutos del desarrollo es la notable actuación de Rosamund Pike, quien personifica a una mujer que avanza sin transar, con gran prestancia y seguridad, prácticamente sin grietas que la hagan vulnerable y que, además, está decidida a alcanzar la cima. Su caracterización es sólida y, aunque por momentos exagerada, configura un personaje creíble desde la ambición y arrogancia que demuestra sin miramientos de ningún tipo, actuación que se le ha reconocido con un reciente Globo de Oro.

Como contraparte tenemos al siempre versátil Peter Dinklage. Encarnando a Roman Lunyov, un frío y despiadado mafioso ruso y principal interesado en la condición de la anciana secuestrada, Dinklage se potencia junto a Pike, logrando ambos, los mejores pasajes del relato. Por separado o juntos, sostienen el metraje con sus miradas penetrantes y sus gestos particulares. El resto del elenco les acompaña de cerca, siempre dejándolos en posición central para que brillen sin contraste alguno.

Thriller entretenido, con matices de comedia negra, humor en gotitas y un dejo de sabor amargo, “Descuida, yo te cuido” se hace ágil y liviana. El problema radica en su último tercio, cuando lo improbable se apodera de la pantalla, cuando el guion quiere producir quiebres para enrielarse y cuando, a poco de concluir, hace imprescindibles ciertos giros argumentales para poder cerrar una historia que ya se escapa de las manos. Son los minutos más flojos, en los que pasa poco y que funcionan como una carga de arrastre en comparación con la dinámica construida anterioriormente.

“I Care a Lot” podría haber conseguido algo mejor amarrando de otra forma su parte conclusiva. Aquello no le quita mérito a su atinente temática que devela profundos quiebres morales e incorpora importantes dilemas éticos. Si bien no posee marcados contrapesos, al menos no se olvida del origen primigenio de la temática sobre la que está basada esta gran estafa.

Ficha técnica

Título original: I Care a Lot
Año: 2020
Duración: 118 minutos
País: Reino Unido
Productora: Black Bear Pictures, Crimple Beck (Distribuidora: Netflix, GEM Entertainment)
Género: Thriller. Drama | Comedia negra
Guion: J Blakeson
Música: Marc Canham
Fotografía: Doug Emmett, Mike Valentine
Reparto: Rosamund Pike, Peter Dinklage, Eiza González, Dianne Wiest, Chris Messina, Isiah Whitlock Jr., Macon Blair, Damian Young, Arthur Hiou, Jamie Ghazarian, Kayla Caulfield, Georgia Lyman, Leah Procito, Jose Guns Alves, Kevin McCormick, Adam Desautels, Cassidy Neal, Scott Sederquist, Ava Gaudet, Lin Hultgren, Elaine Victoria Grey, Nicholas Logan, Celeste Oliva, Daniel Washington, Michael Malvesti, Jeff Bouffard, Marinko Radakovic, Alicia Witt, Janelle Feigley, Heidi Garrow, Rob Lévesque
Dirección: J Blakeson

1 comentario:

  1. Me gusta la manera amena que no le resta profundidad a sus análisis y que deja muy clara la relación de la producción con ese "mensaje" que pueda servir de vinculo entre lo que el director siente y desea expresar respecto a lo que el espectador deduce.

    Esta afirmación "devela profundos quiebres morales e incorpora importantes dilemas éticos" junto a lo que ya habías dicho antes que no hay quien represente los buenos, creo que es algo muy explicito del director para exponer abiertamente al espectador y que este sienta en que mundo vive "no soy bueno porque mis acciones se presumen éticas pero en realidad mis actos son terribles" somos comprice de un sistema corrupto y aqui no pone complicada la situación porque "empatizo con la cuidadora o con el mafioso?" o en realidad que pasa...

    ResponderBorrar