7/2/18

La maldición de la casa Winchester - Por Carlos Correa

La mansión existe realmente. Data de 1884 y está en San José, California. Se le llama la “mansión misteriosa” o “el lugar más embrujado de Estados Unidos”. Es enorme, cerca de 24.000 metros cuadrados, y estuvo en permanente construcción por 38 años hasta 1922. Sarah Winchester, tras la muerte de Annie, su hija, en 1866, y de su esposo William en 1881, recibe la mitad de las acciones de la compañía Winchester Repeating Arms Company, con un sueldo diario de mil dólares y de por vida. Hasta allí, todo es cierto. Luego vienen los mitos y las historias que rodean a Mrs. Winchester y a esta casa laberíntica que ciertamente es muy especial.

Vamos a la película. Sarah -la siempre sólida Helen Mirren- está obsesionada con la construcción y reconstrucción de una habitación tras otra en su gran mansión. Los directores de la compañía Winchester creen que ha perdido el juicio y por ello contratan al doctor Price -Jason Clarke- para que haga una evaluación personal de las condiciones mentales de Sarah. Price llega a la mansión, y allí comienza su estudio, las entrevistas personales y también empieza a percibir y observar fenómenos curiosos sin aparente conexión ni explicación. Se sienten extrañas presencias y ocurren situaciones claramente anormales, lo que hacen dudar al doctor de cada paso que da. Además, él trae una cruda historia personal, también ligada con las armas y con la muerte, un pasado que no lo deja tranquilo.

Parte importante de la historia está basada en uno de los mitos más arraigados sobre esta misteriosa casa. Se trata de la presencia de los espíritus de quienes han sido muertos o asesinados por algún rifle Winchester. Esta directa relación, haría que estos espíritus atormenten a Sarah principalmente por la culpabilidad de ser la dueña de una compañía que fabrica las armas que les han quitado la vida. Y agrega el mito que estos espíritus necesitan liberarse -o bien encerrarse hasta que puedan hacerlo- para realmente partir y descansar en paz.

La cinta se sostiene bien desde su premisa principal. Primero misterio, luego suspenso y con el correr de los minutos se acrecienta aún más la incógnita respuesta a los fenómenos que suceden día a día, noche tras noche, jornada tras jornada. Con un ambiente de época muy bien logrado, buena fotografía, vestuario y música, más los clásicos golpes del género, la película no defrauda y mantiene bastante la tensión. Aunque decae hacia el último tercio, se logra recuperar pronto para abrochar correctamente el final.

La historia de la cinta es sobre armas, muertes, espíritus, fantasmas, seres, culpas y tormentos, todo junto y revuelto en un verdadero laberinto de muchas sensaciones. Con personajes que tienen marcadas características y que actúan impredeciblemente, el guión de los hermanos Spierig junto a Tom Vaughan fluye a pesar de dejar solo en manos de los dos personajes principales casi la totalidad de la responsabilidad conductiva del relato.

Histórico es el momento que se transforma en el punto más alto del metraje. La acción transcurre en 1906, dato fundamental a tomar en cuenta para poder explicarlo. Por ello, los créditos finales son muy importantes para el contexto y además para complementar los datos históricos sobre los que la cinta se inspira.

Es una buena película para verla en el cine, donde los efectos y golpes serán oportunos y precisos. Y ojo con el número 13. Ahí existe algo que es real. Escaleras con 13 escalones, 13 ganchos en el armario de Sarah, 13 agujeros en las duchas, candelabros para 13 velas, ventanales con 13 espacios, etc. y también se señala que el testamento de Sarah estaba dividido en 13 secciones. Y pareciera ser todo cierto pues cada vez que hay un viernes 13 se tocan las campanas 13 veces a las 13:00 horas. ¿Solo coincidencia o una excelente publicidad para www.winchestermysteryhouse.com? Valdrá la pena investigar.

Ficha técnica

Título original: Winchester
Año: 2018
Duración: 99 minutos
País: Australia
Productora: Blacklab Entertainment / Imagination Design Works
Género: Terror. Thriller | Casas encantadas. Fantasmas
Guion: Michael Spierig, Peter Spierig, The Spierig Brothers, Tom Vaughan
Música: Peter Spierig
Fotografía: Ben Nott
Reparto: Helen Mirren, Jason Clarke, Sarah Snook, Angus Sampson, Emily Wiseman, Laura Brent, Tyler Coppin, Dawayne Jordan, Jeffrey W. Jenkins, Thor Carlsson, John Lobato, Xavier Gouault, Jeff Lipary, Finn Scicluna-O'Prey, Homero Lopez
Dirección: Michael Spierig, Peter Spierig, The Spierig Brothers

No hay comentarios.:

Publicar un comentario