13/2/18

Vergel - Por Juan Pablo Donoso

Cumple a cabalidad con el concepto de CINE-ARTE. Es decir, una obra concebida y realizada para espectadores exigentes de un contenido profundo y de una forma prolija, sin concesiones. En otras palabras, poco recomendable para público masivo.

Kris Niklison es una artista múltiple. Coreógrafa, dramaturga y directora teatral nacida y formada inicialmente en Argentina. Más tarde fundó su propia Compañía de teatro en Holanda. Colaboró con Peter Greenaway, Darío Fo, y la academia Nacional de Ballet de ese país. Intervino en el Cirque de Soleil. Sus espectáculos, presentados en más de 20 países de 4 continentes, combinan textos, pantomima, danza y vídeo-proyecciones.

Con este filme, VERGEL, concentra su talento en la vivencia, casi claustrofóbica, de una joven mujer brasileña que acaba de enviudar. Permanece encerrada en su departamento del 6° piso de un edificio céntrico de Buenos Aires, esperando que las autoridades le devuelvan el cuerpo de su esposo, fallecido en un accidente callejero, para llevarlo de regreso y sepultarlo en Brasil.

La exquisita fotografía y armonía de colores, nos encierra junto a la protagonista para compartir con ella la pena, desolación, los recuerdos y la descarga de su furia ante la lentitud de los trámites burocráticos.

Lo que se inició como unas gratas vacaciones junto a su marido se transforma, de golpe, en el lento y doloroso proceso de asumir su viudez en la soledad de aquel pequeño departamento arrendado. Al comienzo, sus únicos recursos son los baños de tina caliente, mirar a los habitantes de los edificios vecinos desde su balcón y, una terraza llena de plantas que debe regar diariamente. A este balcón alude el título de la cinta: VERGEL (“huerto exuberante de plantas y frutos”).

Y será este jardín suspendido y cuya agua cae al balcón del departamento inferior, el que le permitirá conocer a la vecina que lo habita. Muy gradualmente, como es el ritmo de toda la película, surgirá entre ellas una amistad que - en medio de la tristeza compensará – hasta donde es posible - el vacío desgarrador que le dejó la partida de su esposo.

El consuelo que le aporta la vecina, ayudándola a regar y mantener el jardín del balcón, emerge como un diluvio providencial de ternura para evitar que nuestra viuda enloquezca o se quite la vida. La relación entre ellas constituyó mucho más que una experiencia lésbica. Fue el paréntesis espiritual que le devolvió la fe en sí misma, en sus instintos y en el coraje para asumir su nueva condición de mujer, y viuda del hombre que amó.

Hay que disfrutarla con calma, tolerancia moral y enorme empatía con el vacío que deja en el corazón la pérdida del ser amado.

UNA BELLÍSIMA, ÍNTIMA Y DELICADA VIVENCIA DEL DOLOR INCONSOLABLE DE LA VIUDEZ.

Ficha técnica


BAMA Argentina - Brasil
1,26 hrs. 
Música: Arrigo Barnabé 
Actrices: Camila Morgado, Maricel Álvarez, Maria Alice Vergueiro 
Guion, Fotografía, Edición y Dirección: Kris Niklison 
Cinco premios internacionales

No hay comentarios.:

Publicar un comentario