27/5/19

1945 - Por Jackie O.

“Cuando la culpa y el miedo hacen relucir las miserias del ser humano”.

“SINOPSIS: Agosto de 1945, y los habitantes de un pueblo se preparan para una boda. Mientras, dos judíos ortodoxos llegan a la estación de tren del pueblo con unas misteriosas cajas. El funcionario del ayuntamiento teme que sean herederos de los judíos que echaron del pueblo y espera que reclamen las propiedades que les fueron arrebatadas injustamente, propiedades que habían perdido durante la Segunda Guerra Mundial."

12 de agosto de 1945, en un tranquilo pueblito de Hungría podemos ver a unidos, felices y trabajadores habitantes, quienes se preparan para una fiesta. Se ve constantemente deambular un carro ruso, que nos sitúa en los cambios políticos de la época. Todo comienza a las 11:00 A.M. y terminará un par de horas más tardes.

Fedenc Torok nos trae una historia post guerra, donde los adultos de este pueblo no tienen nada de noble, humildes ni inocentes. Pues en su pasado cometieron faltas graves que, confabulados entre todos ocultan.

Es una película que tiene el tiempo correcto para contarnos que hace cada uno de estos seres, así como para saber que sucede con estos judíos que tanto atemorizan al pueblo.

La culpa de saber que no actuaste bien y eso dañó a otros carcome a algunos, a otros los enloquece, otros enmudecen, pero nadie está indiferente. Es un fantasma que ha vuelto.

Quien está a la cabeza de todo esto es el Alcalde, István, y hace lo posible para que todo esté como hasta ahora. Pero nadie se libra: curas, maestros, autoridades, todos están implicados.

Solo los hijos de estos adultos, desconocen la procedencia de su tranquila y buena situación. Pero para algunos será algo insoportable saber la verdad.

La puesta en escena es simple pero correcta, pues te lleva a dicha época con su vestuario, decoración… con todo.

Planos generales que nos sitúan en los espacios que quiere mostrar, y primeros planos que se posa en aquellas expresiones dándole una carga emocional potente. Con una estética elegante. Un efecto de sonido envolvente, pues cada trote del caballo, canto de un ave, pedalear de bicicleta, está acompañado de una música justa que hace que se sienta una tensión. La misma tensión de estos habitantes ante la llegada de “estos intrusos”.

Un guion simple, pero que queda muy en claro los efectos de la codicia, falta de honor, desamores, miedo, remordimiento, xenofobia, culpa y perdón. Todo en un lapso de unas horas.

Que el director mantuviera el idioma original, le da otro toque muy interesante.

¿Era necesario mostrarla en blanco y negro? no lo sé. Pero quedó maravillosa su fotografía a cargo de Elemer Ragalyi.

Los invito a disfrutar del cine arte. Una recomendable película europea.

Ficha técnica

Dirección: FERENC TÖRÖK
Reparto: Péter Rudolf , Bence Tasnádi Tamás Szabó Kimmel Dóra Sztarenki , Ági Szirtes, József Szarvas, Eszter Nagy-Kálózy Iván Angelus , Marcell Nagy , István Znamenák Sándor Terhes
País: Hungría. Blanco y negro. Género: Drama Año: 2017 91 min.

Premios y Festivales:
Festival de Cine Judío de San Francisco 2017 Premio de la Crítica
Premio del Público a la Mejor Película
Festival de Cine Judío de Miami 2017 Premio del Público a la Mejor Película
Festival de Cine Judío de Washington 2017 Premio del Público
Festival de Cine Judío de Chattanooga 2017 Premio del Público
Festival de Cine de Jerusalén 2017
Otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario