14/3/19

Venganza - Por Juan Pablo Donoso

Esta vez, las aventuras de Liam Neeson combinan la violencia con el humor negro. El resultado es ameno, claro en su complejidad, y efectivo en su género de acción.

El galardonado director noruego Hans Petter Moland, experto en comerciales de TV, narra con precisión, luce paisajes invernales nocturnos y obtiene estupendas actuaciones de sus personajes secundarios. Es una nueva versión de su propio filme Kraftidioten (Fuerza Idiota) 2014.

A ratos nos sentiremos culpables de reír en medio de un relato tan trágico y sangriento. Pero es el toque de sarcasmo deliberado que marca la diferencia con otras películas similares. Nos recuerda el estilo de humor cruel de Fargo (1996) de los Hnos. Coen.

Nels Cox es un tranquilo padre de familia. Su oficio es manejar un barrenieves en las montañas nevadas de Colorado. Al pueblito elegante de Kehoe acceden traficantes de drogas para abastecer turistas ricachones. Su hijo Kyle es asesinado por un grupo de matones narcos. La inconsolable madre del joven abandona el hogar. En su desolación, Nels decide vengarse de los asesinos.

Liquidará primero a los ejecutores directos del crimen, y luego iniciará una escalada de masacres por la red jerárquica hasta llegar al mandamás del cartel, un tal Trevor 'Vikingo' Calcote, magnate inescrupuloso. La trama se irá complicando. Hará creer a Vikingo que los asesinos de sus secuaces – y ladrones de su mercadería – son los miembros de otra banda capitaneada y compuesta por indios resentidos de la región. Y empezarán a vengarse entre ellos.

Entremedio, una pareja de policías locales, hombre maduro y mujer novata, son incapaces de pillar el hilo conductor de tantos delitos.

El ritmo ascendente es ágil, los mafiosos se van enredando en sus propias torpezas, y cada nuevo personaje que aparece trae un historial sólidamente justificado. Nils – parangonando su oficio - desata una gran “bola de nieve” (Cold Pursuit) cuyo final será aún más catastrófico.

El humor negro emana de la fatuidad del líder (excelente Tom Bateman), de la creciente estupidez de los esbirros, de la sabiduría de los indígenas, y de la parsimonia de los policías que terminan por ser meros espectadores del conflicto.

El realizador logró su objetivo: ir abultando una madeja demencial de venganzas cuyo atractivo está más en el proceso acumulativo que en el destino final. Tal era el propósito y lo alcanzó con una cuidadosa selección de actores secundarios.

TRAGICOMEDIA NEGRA DE ACCIÓN, SATÍRICA, MUY BIEN DIRIGIDA.

Ficha técnica


Título Original: Cold Persuit 
Acción, crimen, sátira 
BFDistribution Inglaterra, Noruega, Canadá, EE.UU., Francia – 1,59 hrs. 
Fotografía: Philip Øgaard 
Edición: Nicolaj Monberg 
Música: George Fenton 
Diseño Prod.: Jørgen Stangebye Larsen 
Guion: Frank Baldwin, Kim Fupz Aakeson 
Actores: Liam Neeson, Tom Bateman, Emy Rossum, Domenick Lombardozzi
Director: Hans Petter Moland

No hay comentarios.:

Publicar un comentario