31/8/17

La cordillera - Por Carlos Correa

La estrella que concentra la atención de esta película del director Santiago Mitre es Ricardo Darín. Si a esto le sumamos una historia enmarcada en una cumbre de gobernantes latinoamericanos y un escenario natural imponente- la mismísima cordillera- lo que proyecta el trailer resulta muy tentador. Y comienza así, misterios, preocupaciones, intrigas de Palacio y varios elementos que estando sueltos, podemos prever que podremos unir en la medida que avance el metraje.

Hernán Blanco -Ricardo Darin- el presidente argentino, lleva pocos meses de gobierno y este viaje es su primera cita continental. De bajo perfil público y cuestionado por ello, Blanco tiene claro que no quiere ocuparse en desmentir aquello que se le adjudica. Cree que puede sacar adelante su gobierno trabajando sin prestarse para disputas, controversias o públicos enfrentamientos. Una apuesta arriesgada, sobre todo cuando es ninguneada en todos los medios y ya lo llaman el presidente invisible.

La cumbre es importante porque allí se decidirá una alianza en torno a una gran empresa pretrolera que lidera la estrella sudamericana, el presidente de Brasil. Hay divisiones, intereses cruzados, verdades a medias y negociaciones de último minuto que pueden cambiar el desarrollo de las decisiones que los presidentes deben tomar. Pero no todo es solo política. La hija de Blanco, Martina, ha viajado a la cumbre por expresa petición de su padre para escapar del escándalo que acaba de hacerse público y que involucra a su exmarido quien aparece acusando a la actual administración de manejos turbios.

Tal cantidad de opciones y de elementos en vez de ir calzando se van sumando a otros que caen en el sin sentido hacen que la cinta extravíe el rumbo y se convierta en una suma de partes y fragmentos con mayor o menor tensión que simplemente no convencen. Además, con un ritmo inusualmente lento para un thriller político, que da más para pensar en el primer capítulo de una serie de TV más que en una película, el foco se ausenta constantemente. Esta falta de consistencia argumental y de desarrollo dramático se manifiesta a tal punto que actores como Paulina García y Alfredo Castro parecen venir de otras historias paralelas y no terminan de insertarse en algo que les resulta incómodo desde el comienzo.

Santiago Mitre construye un filme plano, poco emotivo, de rasgos confusos, seco y por momentos vacío. Tal vez nos obliga a suponer todo aquello que no está presente, lo que sería un tremendo desafío pues ello es bastante. Tal vez solo nos incentive a imaginarnos lo que pudo ser o no pudo ser, pero no sé si es ese el objetivo de una cinta de esta naturaleza. La verdad, y para ser honesto, no me queda claro el propósito del autor, sin embargo lo que si me queda claro es que no es suficiente. Ni con Ricardo Darín, ni con Paulina García, ni con Alfredo Castro, ni con Érica Rivas. Y si con ese elenco no alcanza, "Huston, We have a problem!"

Ficha técnica

Título original: La cordillera
Año: 2017
Duración: 114 minutos
País: Argentina
Productora: Coproducción Argentina-Francia-España; Kramer, Sigman Films / La Unión de los Ríos / Telefé / Telefonica Studios / Maneki Films / Mod Producciones
Género: Intriga. Drama | Política
Guión: Santiago Mitre
Música: Alberto Iglesias
Fotografía: Javier Juliá
Reparto: Ricardo Darín, Dolores Fonzi, Érica Rivas, Gerardo Romano, Paulina García, Alfredo Castro, Daniel Giménez Cacho, Elena Anaya, Leonardo Franco, Christian Slater
Director: Santiago Mitre

No hay comentarios.:

Publicar un comentario