18/1/18

El Pasajero - Por Juan Pablo Donoso

Para entretenerse sin sutilezas ni deducciones.

Su propósito es 100% comercial: con algunos actores conocidos crear un conflicto de tensión, elaborar una fórmula narrativa – ya comprobada - que mantenga el interés, y todo esto aderezado en una producción cara y cuidada.

Un “commuter” (pasajero habitual de un transporte público) –Liam Neeson -que un día como cualquiera llega a su trabajo y le avisan que sus servicios ya son innecesarios. A los 60 años deberá enfrentar la cesantía con deudas hipotecarias e hijos universitarios.

En un bar cercano, donde solía departir con ex compañeros policías, le confidencia sus amarguras a un antiguo amigo (Patrick Wilson). Éste le ofrece ayudarlo en lo posible.

En su regreso a casa en el tren habitual, una misteriosa mujer desconocida le hace una oferta. Si cumple determinadas instrucciones durante el trayecto, recibirá una suma de dinero que resolverá sus deudas. Como aliciente le indica dónde hallar un adelanto en el WC del vagón.

Nuestro héroe confirma la promesa y, poniendo en práctica su oficio de ex policía, recorrerá los carros del tren buscando al sospechoso incógnito del que le dan pistas parciales a lo largo del trayecto.

La trama se va complicando porque Michael sospecha de varios pasajeros nunca antes vistos en ese tren. Será agredido, hallará viajeros asesinados y, a medida que se cierra el círculo de los posibles objetivos, se multiplicarán las peleas, los golpes, hasta culminar con el catastrófico descarrilamiento del tren completo.

Nos hacen sospechar de casi todos, como en las clásicas novelas de misterio, mientras el recorrido se acorta. El factor tiempo da el efecto de suspenso. Poco a poco los motivos de violencia serán más gratuitos y forzados, para concluir revelándonos quiénes eran en realidad los “malos”. Y dejarnos conformes, al final, con el “viejito bueno” que, aporreado y maltrecho, se demostró a sí mismo que aún era un súper-detective.

Típica intriga de policías corruptos, con actores famosos, en una trama actualizada de las antiguas matinées.

Faltó la perversa finura de Agatha Christie o la burlona crueldad de Hitchcock. A cualquiera de ellos les habría quedado mejor.

MUCHA ACCION Y SUSPENSO: POCA LÓGICA

Ficha técnica


Título Original: The Commuter 
BFDistribution Acción, crimen, suspenso 
Inglaterra, EE.UU. – 1,44 hrs. 
Fotografía: Paul Cameron 
Edición: Nicolas de Toth 
Música: Roque Baños 
Diseño Prod.: Richard Bridgland 
Guión: Byron Willinger, Philip de Blasi, Ryan Engle 
Director: Jaume Collet-Serra

No hay comentarios.:

Publicar un comentario