24/2/16

La Chica Danesa - Por Juan Pablo Donoso

Belleza y finura serían los conceptos que envuelven a este filme.

El caso real es conmovedor, la fotografía es deslumbrante, y la ambientación y vestuario son prolijos hasta el extremo.

El peligro de caer en un melodrama sensacionalista o erótico era inminente. Fue por eso que el equipo realizador hizo hincapié en la hermosura de los paisajes y calles, en la iluminación de interiores, y en el cuidado de los actores para interpretar un tema tan delicado como el transgénero. 

En Copenhagen de 1926, un joven matrimonio de pintores, Einar y Gerda Wegener se aman y sus obras van imponiéndose en las galerías de arte europeo. Ella, Gerda, le pide a su marido que sirva de modelo para ciertos retratos femeninos. Él, se especializa en paisajes campestres. Pero poco a poco, a medida que Einar posa y colabora con su mujer, siente brotar dentro suyo una segunda naturaleza: la femenina. Los retratos de Gerda aparecen con el rostro de él, y comienzan a tener gran aceptación. 

Pero esto que empezó como un simple juego favorable a la plástica, va consolidando en él su verdadera inclinación interior. Llega al punto de asistir a reuniones  sociales  vestido como Lili Elbe, una supuesta prima del marido. Y por este tobogán nunca más podrá detenerse. Luego de dolorosos ajustes de la pareja, Einar protagonizará una de las primeras incursiones en la cirugía del cambio de sexo en la historia de la medicina.  

Los pormenores del proceso psiquiátrico y matrimonial son el cuerpo dramático de este relato. Y es aquí donde  el tratamiento del director Tom Hooper (Los Miserables, El Discurso del Rey), denota su  buen criterio  para expresar los sentimientos de sus personajes.

En el rol de Einar/Lili, el joven actor Eddie Redmayne (Stephen Hawkins en La Teoría del Todo, Marius en Los Miserables, y en Mi Semana con Marilyn) debe equilibrarse entre el llamado de sus instintos y/o caer en un burdo amaneramiento travesti. Su desafío es tan titánico que a ratos su gestualidad resulta repetitiva, pero siempre logra comunicar el patetismo que nos conmueve. Alicia Vikander, en cambio, como la  desconcertada esposa nos permite identificarnos con su dolor, sin recurrir a desbordes emocionales, ni evidenciar sus carencias afectivas y sexuales. Un notable trabajo de mesura y fineza.

UN DRAMA VERDADERO NARRADO CON DELICADEZA Y CON DESLUMBRANTE  FOTOGRAFÍA  Y  AMBIENTACIÓN.      

Ficha técnica

The Danish Girl
Fotografía: Danny Cohen BSC                                                     
Ambientación y decorados: Grant Armstrong, Celine de Streel, Tom Weaving
Edición: Melanie Oliver                                                                       
Música: Alexandre Desplat                                                            
Vestuario: Paco Delgado                                                                   
Biografía, drama, transgénero                                                          
Inglaterra, EE.UU. Bélgica Dinamarca Alemania               
Duración:119 minutos
Guión:  Lucinda Coxon, David Ebershoff (novela)                           
Actores:   Eddie Redmayne, Alicia Vikander, Amber Heard
Director: Tom Hooper

No hay comentarios.:

Publicar un comentario