7/6/17

Los Niños - Por Juan Pablo Donoso

Otro acierto conmovedor de Maité Alberdi y su equipo (La Once, 2014).

Magistral trabajo para configurar las historias de esos niños con Síndrome de Down y seguir sus evoluciones a lo largo del tiempo. (El inicio de un romance y la confrontación con lo factible). Sus penas, amores, alegrías y temperamentos. La conciencia de su condición y cómo la asumen. Las personas que trabajan con ellos y la forma en que los aman, les enseñan, les explican la vida, y los preparan para trabajar.

Síndrome de Down:

La película nos habla más al corazón que a la cabeza.

Los Downs son criaturas angelicales llamadas a convivir y adaptarse con el resto de las personas. Pudieron ser nuestros tíos, nuestros hermanos, nuestros hijos o nuestros nietos. Tienen sentimientos profundos y duraderos, y experimentan las emociones básicas.

¿Cómo integrarlos al mundo para que aporten sus valores a cualquier sociedad? Su condición es imposible de cambiar; sólo podemos paliarla por medio del Amor y abriendo canales de inclusión entre nosotros.

Son personas con almas puras, incorruptibles e incapaces de actuar con Maldad y premeditación.

Sólo tienen una conciencia distinta. Seres adultos para siempre niños con inmensa capacidad de amar, sentir, emocionarse, gozar y también sufrir.

Poseen el don innato de Perdonar.

Son ángeles encarnados en cuerpos e inteligencias diferentes. Nos observan desde sus propios universos afectivos. Y desde ahí nos aman sin reservas cuando intuyen que estamos abiertos para ellos.

La Película:

Penetrante y provocativa. Arduo y paciente trabajo de filmación para seguir un proceso real entre aquellas niñas y muchachos oligofrénicos. Todas sus acciones y escenas son auténticas y espontáneas. Admirable captación sonora de sus voces, frases y pensamientos.

Al igual que en LA ONCE, (señoras mayores tomando té durante varios años), fue una hazaña conseguir comportamientos tan sinceros como estos. Un modelo de paciencia y talento para captar y organizar estas vivencias. Y de transmitirnos tanta emoción.

Se puede mirar esta película tanto como una triste historia de enamorados que jamás podrán casarse y formar familia, como también de aquella rama de seres humanos merecedores de inmenso CARIÑO, como el que ellos saben devolver sin límites.

Se nos revela su capacidad para trabajar con eficiencia (gastronomía en este caso). Su tremendo poder de concentración. Su inclusión en la vida laboral. Su capacidad de enamorarse y amar con erotismo. Su deseo de formar familia e imposibilidad de hacerlo. Sus ansias de independencia. La incomprensión e incluso crueldad de sus propios familiares (la abuela le dice “estúpido”). Su sana y sencilla alegría de vivir. Su sensualidad y compasión. Su ejemplar sentido de SOLIDARIDAD.

Con un tema difícil y doloroso, Alberdi y su equipo realizan un semi-documental que en todo momento irradia ternura y queda palpitando en nosotros por muchas horas después de la exhibición.

La película nos recuerda que los Down son integrantes de nuestra raza humana: han existido siempre, y siempre existirán.

UNA LECCIÓN DE AMOR. ADMIRABLE COMO REALIZACIÓN Y PROFUNDAMENTE CONMOVEDORA. UN NUEVO PRODIGIO ARTÍSTICO DE MAITE ALBERDI Y SU EQUIPO.

Ficha técnica

Título en inglés: 
The Grown-Ups Semi-documental 
Distribuidor: Chile Market
Países: Chile- Holanda –Francia – 82 minutos
Música: Miguel Miranda, José Miguel Tobar 
Fotografía: Pablo Valdés 
Guionista y Directora: Maite Alberdi

No hay comentarios.:

Publicar un comentario