17/6/17

Las Inocentes - Por Juan Pablo Donoso

Un caso verdadero, profundamente femenino, que contrapone dilemas de la fe, con la moral y la maternidad.

Durante la 2ª Guerra Mundial un grupo de soldados rusos irrumpió varias veces en un convento polaco y violó a casi todas las monjas.
Nueve meses después comenzaron los partos. 

La historia comienza cuando una de las internas sufre fuertes contracciones. Una novicia atraviesa los bosques nevados y llega a un hospital de campaña de la Cruz Roja francesa.

Ante la insistencia de la novicia, una de las principales arsenaleras va al convento y se ve obligada a practicar una cesárea a la parturienta. Poco a poco se sucederán los nacimientos y la enfermera, junto a su novio médico judío, trabajarán con ahinco para atender a tan catastrófica consecuencia.

En principio - aparte del horror de haber sido violadas con tal salvajismo - la etapa obstétrica pudo ser sólo un efecto de la brutalidad  de la guerra. Pero el antagonismo brota de la intransigencia de la Madre Superiora quien, a pesar de también estar contagiada de sífilis, se opone a la presencia de la enfermera y a difundir el escándalo que estos embarazos significarían para el convento y la congregación. Su intransigencia monástica contribuye a la estulticia de la situación. Otro tanto se percibe en la rigidez del Coronel francés a cargo del hospital ante la salida de su personal para atender a las monjas.

Gradualmente, la naturaleza atávica de aquellas mujeres se irá imponiendo sobre los prejuicios religiosos. A su vez, el idealismo comunista de la enfermera (Lou de Laage) sucumbirá bajo el instinto maternal de las ahora “madres” biológicas.

Muy bella fotografía, actuaciones contenidas que reflejan la profundidad de los sentimientos, exteriores invernales muy bien escogidos, y una atmósfera gélida dentro del convento que cae en lo aberrante sólo por la rigidez de aquella abadesa que le hace muy poco honor al apelativo de “Madre” Superiora (Agata Kulesza, quien también fue la dialoguista del filme).

El pulso lento  y reflexivo de esta co-producción marca el estilo habitual de los buenos filmes polacos. Por fortuna en esta ocasión el final es luminoso y redentor.

CONMOVEDOR  DRAMA  MATERNO-RELIGIOSO, MUY BIEN REALIZADO, Y VISCERALMENTE  FEMENINO.   

Ficha técnica

Les innocentes
2016
Francia y Polonia
119 minutos
Drama
Fotografía: Caroline Champetier
Música: Gregoire Hetzel
Guión: Alice Vial - Agata Kulesza (diálogos)
Actores: Lou de Laage – Agata Buzek – Agata Kulesza
Directora: Anne Fontaine

No hay comentarios.:

Publicar un comentario