2/8/13

El Último Exorcismo – Parte II Por Juan Pablo Donoso


Lo mejor de esta cinta de terror es Ashly Bell, su joven protagonista. Es una actriz que, con una carrera bien administrada, seguirá ascendiendo en calidad y renombre. 

El resto es la secuela de un filme homónimo del 2010. La primera parte, parcialmente tratada como documental, logró más interés por la novedad de los acontecimientos: un pastor protestante incrédulo de los exorcismos, al querer demostrar el fraude que ellos significan, invoca a demonios que destruirán a casi todos los involucrados. 

En esta segunda parte, la muchacha poseída – Ashly Bell – es rescatada con vida e internada en una clínica psiquiátrica. 

Cuando ya pareciera haber recuperado su equilibrio psíquico y emocional, los demonios vuelven a acosarla al punto de poseerla incluso en su personalidad consciente.

Esta vez la historia se limita a seguir el proceso de la nueva posesión, pero en lugar de exponer la psicología de sus personajes secundarios – que sin duda son gravitantes – se afirma en golpes orquestales de terror, en cuidada iluminación tenebrosa, y en una neutralidad absurda de valores (positivos o negativos) que impiden la identificación del espectador.

Así, nos limitamos a observar los hechos sin la posibilidad de involucrarnos ni moral ni emocionalmente y, por lo tanto, falla en transmitir terror... salvo por las tomas  sorpresivas y por los golpes orquestales.

SÓLO VALE POR EL TALENTO Y CARISMA DE  SU ACTRIZ PRINCIPAL, ASHLY BELL.

Ficha técnica

Director: Ed Gass-Donnelly 
Actores: Ashly Bell, Julia Garner, Spencer Treat Clark
EE.UU. – 88 minutos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario