15/8/14

Nadie sobrevive - Por Juan Pablo Donoso

Un manjar para los que disfrutan viendo correr sangre, descuartizamientos humanos, psicópatas, y todo por el sólo placer de hacerlo.

Los personajes de este relato gore (carnicería y crueldad) carecen de fundamentos psicológicos, sociológicos, políticos y, sólo atenuadamente, sexuales.

El deleite consiste en juntar muchos personajes malvados, y hacer que se masacren entre ellos, uno por uno, para que la película tenga una duración que justifique el pago de la entrada, o el arriendo del vídeo.

Un grupo de bandidos, ladrones y asesinos seriales, tienen la desgracia de provocar a un psicópata demoníaco, sádico y solitario que exterminará a la banda completa valiéndose de todos  los recursos e instrumentos mortales posibles.

Eso es todo.

Es ingenuo pedir mejores actuaciones o mayor profundidad crítica: los japoneses (el director Ryûhei Kitamura) y el guionista David Lawrence Cohen explotarán este género hasta que deje de ser comercial. Por eso entrega un final abierto para la continuación de estas carnicerías, y con el MALO que resulta impune y feliz de seguir la saga.

MALDAD CONTRA MALDAD, Y CARNICERÍAS A GRANEL CON EL SÓLO AFÁN DE COMPLACER A ESPECTADORES MORBOSOS. Y LO LOGRA. 
  
Ficha técnica

Titulo Original: No one lives
Distribuidor: BF
Calificación: 18 años
Duración: 85 minutos
Género: Thriller
Año: 2012
País: Estados Unidos
Elenco: Luke Evans, Adelaide Clemens, Lee Tergesen, Laura Ramsey.
Director: Joel Hopkins

No hay comentarios.:

Publicar un comentario