11/4/14

Hijo de Dios - Por Juan Pablo Donoso

Una “nueva” película sobre la vida, pasión y muerte de Jesucristo.

Sólo que esta vez carece por completo de novedad, tanto en su fondo como en su tratamiento formal.

Todo está “correcto” en el relato, y prolijo en la producción cinematográfica.

Más, para los cristianos que conocen los evangelios, será una reiteración imperfecta de lo que ya saben desde la infancia (al Padre Nuestro le falta la frase final: “…líbranos de todo mal”); a este Jesús le falta “presencia carismática”, es un simpático líder de opinión; los discípulos se unen a él por su amable poder de convocatoria, y la turba lo sigue porque sus milagros son espectaculares. Y para los espectadores, legos en catecismo, será una gentil y grata información histórica. 

Todos los personajes de aquella época – viejos, adultos,  jóvenes, mujeres, niños y mendigos – lucen espléndidas dentaduras blancas, parejas y completas. 

El actor portugués que interpreta a Jesús (Diogo Morgado) es juvenil, esbelto y buenmozo. Entre los apóstoles anda siempre una mujer atractiva, supuestamente María Magdalena (Amber Rose Revah) con la que Jesús jamás dialoga. La Virgen María (Roma Downey) luce de la misma edad de la Magdalena, cuando a esa altura debería tener aprox. 47 años, ¡y en esa época! Pero recordemos que la Downey fue productora y financista del filme.

El proyecto proviene de una teleserie de varios capítulos. Su director, Cristopher Spencer, tiene esa especialidad. Lo que vemos en los cines es un compendio de momentos seleccionados. Por eso los milagros, por ejemplo, se suceden unos tras otros para que seamos testigos de algunos de ellos.
   
La mejor actuación recae en Caifás (Adrian Schiller), quien logra interesante presencia dramática siendo el gran ANTAGONISTA de toda la tragedia. Esta sería la única novedad.   

Por su parte, el conocido actor inglés Greg Hicks, como Pilato, nos decepciona ya que se limita a ser el despectivo Pretor romano, con un rictus permanente de nausea en la boca.

Tuvieron que cortar las escenas del demonio porque el actor se parecía demasiado a Barak Obama (¡!)

Al menos, la productora Downey logra su propósito histórico-religioso-comercial: “Unir a las personas, no dividirlas”.

Oportuno estreno para la Semana Santa.

SINÓPSIS CRISTIANA ABSOLUTAMENTE ASCÉPTICA EN SU CONTENIDO Y CONVENCIONAL EN SU FORMA.

Ficha técnica

Tiíulo Original: Son of Gods
Distribuidor: DIAMONDS FILMS
Calificación: 14
Duración: 138 minutos
Género: Drama
Año: 2013
País: Estados Unidos
Elenco: Diogo Morgado, Amber Rose Revah y Sebastian Knapp
Director: Christopher Spencer

No hay comentarios.:

Publicar un comentario