23/11/16

Manos de Piedra - Por Juan Pablo Donoso

Si bien tiene excelentes combates de box,  esta biografía de Roberto “Manos de Piedra” Durán difiere de muchos filmes similares.

Por lo general presenciamos el ascenso de un luchador que supera grandes obstáculos hasta llegar a la cima (vgr.Rocky y muchos más). Aquí, Manos de Piedra es un portento desde la infancia. Asciende con rapidez hasta las cumbres de la categoría Welter, y genera el mito de ser invencible.

Lo que caracteriza, y atrae de esta película, son las circunstancias políticas y sociales en que Durán despliega su talento.

En las décadas 60 y 70 su patria vive agudos conflictos con Estados Unidos por la potestad del Canal de Panamá. Desde niño, de humilde origen, el pequeño Roberto sufre la arrogancia con que los norteamericanos se enseñorean sobre el pueblo panameño.

Esta humillación enquistada será su principal motivación para demostrar a sus compatriotas que él, con su escasa educación y sólo con la fuerza de sus puños, puede doblegar al gigante del norte, y ponerlo a sus pies.

Como desde niño reconocieron su habilidad en las competencias locales, y previendo su futuro, lo ponen bajo la tutela de uno de los más exitosos entrenadores, Ray Arcel, un anciano judío norteamericano que en otros tiempos guió a legendarios campeones mundiales.

La pelea cumbre será contra Sugar Ray Leonard, el púgil negro que hasta entonces ostentaba el título máximo de peso Welter.

Seguimos el proceso de perfeccionamiento de Manos de Piedra quien, desde una técnica callejera burda e instintiva, en una relación de cariño y repudio con su entrenador (por ser estadounidense), adquiere las más refinadas estrategias de un gran luchador.

Pero el giro dramático en la biografía de este deportista fue cuando, en medio de un espectacular combate con Sugar Ray Leonard, decide interrumpir la pelea y frustrar el orgullo de sus admiradores de todo el mundo y, en especial, del pueblo panameño.

Sintió que la motivación de toda su carrera ya se había cumplido: había demostrado que su honor estaba por encima de la fama personal y de la riqueza monetaria.

Más adelante – 1980 - recuperó el título mundial ante el clamor de sus millones de seguidores, pero ya se había dignificado ante sí mismo, y demostrado el poder y la dignidad de su pueblo.

El filme muestra diversas etapas en la vida de Durán, desde sus flaquezas, producto del exceso de dinero, hasta su retorno a la cordura y a los valores familiares. Robert de Niro, en una cálida caracterización del anciano Arcel, nos permite presenciar el ascenso de Manos de Piedra, con sus defectos y noblezas, pero siempre con un entrañable cariño y lealtad.   

AMENA  BIOGRAFIA  DE  UN  GRAN  BOXEADOR  NARRADA DESDE  UN  ÁNGULO  MÁS  SOCIAL  Y  PATRIÓTICO.

Ficha técnica

Título original: Hands of Stone
Diamond Films
Panamá, EE.UU.
111 minutos
Fotografía: Miguel Ioann Littin Menz
Editor: Ethan Maniquis
Actores: Edgar Ramírez, Robert De Niro, Ana de Armas,Usher Raymond, Ruben Blades, Ellen Barkin, John Turturro

Director y Guionista: Jonathan Jakubowicz

No hay comentarios.:

Publicar un comentario