18/10/13

Elysium - Por Carlos Correa


El director Neill Blomkamp, que ya nos había sorprendido con su filme "Sector 9", nos entrega una nueva película de ciencia ficción que sin embargo tiene muchos más elementos actuales que futuristas. Corre el año 2154 y los habitantes de la tierra están divididos (si, aún más que ahora, pero en dos mundos muy marcados). Como el planeta está en ruinas, algo ya común en el ideario del futuro, las personas que aún lo habitan luchan por sobrevivir en un mundo hostil, manejado prácticamente por drones y en el que la mayoría de los seres humanos son obreros explotados en empresas de producción. Max -Matt Damon- es uno de ellos. Posee un pasado delictual y trata de salir adelante en la medida de sus escasas posibilidades. En el otro extremo están los multimillonarios. Ellos han creado "Elysium", una enorme estación espacial que orbita la Tierra, una verdadera fortaleza flotante, donde no hay pobreza, no hay guerra y no hay enfermedades. Y por supuesto, solo tienen acceso los privilegiados humanos que viven en este nivel superior.

En este escenario es que la cinta cobra su mayor esplendor y riqueza. Con un lenguaje visual en extremo duro al punto de provocar clara incomodidad, la película no esconde nada respecto a la feroz discriminación existente y a las diversas formas de vida que se presentan en forma muy ruda. En la Tierra debes ser astuto para vivir. Es la ley de la selva y gana siempre el más fuerte. Sin embargo, a pesar de la gran división que existe, hay un deseo profundo de poder acceder a "Elysium" y este deseo es impulsado básicamente por la tecnología que poseen para curar todo tipo de enfermedades. Esa es la aspiración máxima, conseguir el acceso a la salud que otorgan unas cápsulas especiales que hacen todo el proceso -diagnóstico y curación- como quien pasa por un simple scanner.

Neill Blomkamp ya se caracteriza por ser un director que filma de cerca las temáticas sociales, los ejemplos de marginación y abuso, las muestras de rebeldía y redención. En esta entrega las profundiza y pone de relieve una gran profundidad valórica en cuyo centro está el fondo del relato. La injusticia, los privilegios, la brutal desigualdad, la ambición y la concentración del poder, se enfrentan a las esperanzas, los sueños y los deseos de un mundo mejor distribuido para todos. Y la lucha es dura. Matt, el protagonista, ha sufrido un accidente letal y quiere ir a "Elysium" para poder curarse él, no para salvar al mundo. Sin embargo en todo este proceso, Matt sufre una gran transformación y es finalmente el amor de su infancia y el instinto de protegerla a ella y a su hija, enferma terminal de leucemia, aquello que le alienta a sobrevivir y a dar una pelea que puede cambiar la historia para todos los seres humanos.

"Elysium" es una excelente película, muy bien filmada, con mucha acción y también en extremo violenta. Si este es el futuro que estamos construyendo, ojalá nos podamos dar cuenta a tiempo y tomemos la opción de revertirlo. Ya son muchísimas las películas que nos hablan de un futuro oscuro, de división, marginación, ruina y desesperanza. Ello, sin duda, es reflejo del mundo actual que es en parte así, competitivo, sin tregua, donde abunda la desigualdad, la guerra es una constante amenaza y donde prima el individualismo por sobre el bien común. Cintas como esta permiten hacer una reflexión al respecto, sobre todo si abordan estas temáticas sin filtro, como una bofetada directa, en un explícito llamado a tomar urgente conciencia de nuestra responsabilidad en la construcción del futuro de la convivencia humana y de la supervivencia de nuestro planeta.

Ficha técnica

Titulo Original: Elysium
Distribuidor: ANDES
Calificación: 14
Duración: 109 minutos
Género: Ciencia Ficción
Año: 2013
País: Estados Unidos
Elenco: Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, William Fichtner y Diego Luna.
Director: Neill Blomkamp

No hay comentarios.:

Publicar un comentario