6/6/12

John Carter

Titulo Original: “John Carter, entre dos mundos”
Distribuidor: Walt Disney Pictures
Calificación: Todo espectador
Duración: 132 minutos
Genero: Aventuras, ciencia-ficción
Año: 2012
Pais: EE.UU.
Elenco: Taylor Kitsch, Lynn Collins, Mark Strong, Willem Dafoe
Director: Andrew Stanton


John Carter lleva a las imágenes cinematográficas la primera historia de la saga literaria Barsoom del afamado y prolífico escritor norteamericano Edgar Rice Burroughs, quien también escribió series del oeste, otras ambientadas en la Luna y en Venus, pero debemos reconocer que quizás su creación más importante y popular, ya que fue llevada a la pantalla infinidad de veces, fue Tarzán, el héroe de la selva.

La obra de Burroughs, que motivó la película que ahora comentamos, ya había interesado a otros productores y directores, pero fueron intentos fallidos o que no lograron materializarse, hasta que el proyecto fue entregado al exitoso director de películas de animación Andrew Stanton (Toy Story, Wall-E), para quien John Carter, ha sido su primer largometraje con actores reales y que le ha permitido además cumplir su deseo personal y también de la Productora Disney, de dedicárselo a Steve Jobs, quien, dice Stanton “ ha sido una inspiración para todos nosotros”.

El protagonista del filme John Carter (Taylor Kitsch) es un soldado norteamericano rebelde y belicoso que se ve súbitamente despertando en un lugar desconocido, donde al tratar de caminar se eleva y cae al suelo sucesiva y descontroladamente, constituyendo ésta una de las mejores   secuencias del filme,  la que marcará su importancia entre los extraños habitantes de Barsoom (el planeta Marte creado por Burroughs) y la mejor defensa frente a los peligros que lo acechan en su empeño por volver a la Tierra… aunque una hermosa princesa (Lynn Collins) intentará disuadirlo para sus propios fines.

Gran puesta en imágenes, con todos los recursos del cine fantástico de la era digital, a los que ya nos estamos acostumbrando, con el creciente riesgo de asombrarnos cada vez menos.

En resumen, John Carter es una película de entretención visual muy bien construida y que encierra la siguiente moraleja: “para que la vida tenga sentido hay que enamorarse y tener una buena causa por la cual luchar”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario