1/1/22

Nadie - Por Carlos Correa

Disponible en HBO Max.

La monótona y tediosa vida de Hutch Mansell -Bob Odenkirk-, no parece tener complicaciones. Siempre la misma rutina, cada día tiene su afán, sin embargo una noche todo cambia intempestivamente. Dos ladrones, un hombre y una mujer armados, se introducen en su casa, pero Hutch no hace nada. Incluso le pide a su hijo Blake que suelte a uno de los sujetos, lo que naturalmente provoca gran frustración en el adolescente. 

La decepción familiar por el incidente es notoria y el distanciamiento se hace cada vez mayor. Solo recibe muestras de cariño de su hija menor y justamente es algo que a ella le han robado los intrusos lo que le hace cambiar de actitud. Hutch tiene un pasado que ha querido dejar atrás, que está oculto por esta nueva vida en la que es un “don nadie”, pero que aún así está contenido, latente, y bregando por salir. ¿Qué hará Hutch? ¿Podrá seguir deteniendo su lado oscuro o finalmente se impondrá su esencia?

Esta cinta dirigida por Ilya Naishuller posee una edición dinámica y unos cuadros iniciales muy rápidos que nos sitúan en contexto velozmente. La acción no se tarda, se desencadena muy pronto, porque ya a los 20 minutos estamos en plena marcha gracias a la pericia y buen ritmo del guion firmado por Derek Kolstad. 

Con una duración más que justa, la película presenta un personaje que tal vez ya hemos visto en trabajos de Liam Neeson y varios otros. El elegido para protagonizar este thriller es Bob Odenkirk, reconocido actor de “Breaking Bad” y “Better call Saul”, quien aporta su mirada cautivante para la construcción de un personaje que muta desde lo apacible a lo violento en pocos segundos y sin mediar mayor distancia.

Si el protagonista es ágil y bien desarrollado, los secundarios no están a la altura. Salvo una apagada química de Odenkirk con Connie Nielsen, quien interpreta a la esposa, el personaje del villano de turno, el mafioso ruso Yulian Kuznetsov -Aleksei Serebryakov-, es una caricatura que no logra para nada convencer. Un villano de historieta sería más robusto, es decir, constituye el punto más flaco de esta ficción.

La película funciona, reitero, por Odenkirk. Hay ironía en su actuar, un disfraz de su personalidad oculta, una vida que no puede dejar atrás, un pasado que lo demuele por dentro. Es, al fin y al cabo, una historia de apariencias, de transformaciones, donde está en juego pasado y futuro, la protección familiar, el fin último de la persona y, en particular, el reconocimiento de su verdadera esencia.

“Nadie” tiene mucha violencia pero no se asusten, es de caricatura, o de video juego. No es aberrante ni menos intolerable, porque sabemos de antemano que es así, y que es un recurso que es parte del estilo de la película, algo que no quiere incomodar sino, muy por el contrario, divertir. 92 minutos que pasan rápido, un filme que se deja ver sin problema, entretiene, y capaz que nos ofrezca más de alguna secuela.

Ficha técnica

Título original: Nobody
Año: 2021
Duración: 92 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Perfect World Pictures, Odenkirk Provissiero Entertainment, 87North, Eighty Two Films. Distribuidora: Universal Pictures
Género: Acción. Thriller | Crimen. Mafia. Comedia negra
Guion: Derek Kolstad
Música: David Buckley
Fotografía: Pawel Pogorzelski
Reparto: Bob Odenkirk, Aleksey Serebryakov, Connie Nielsen, Christopher Lloyd, Michael Ironside, Colin Salmon, RZA, Billy MacLellan, Araya Mengesha, Gage Munroe, Paisley Cadorath, Aleksandr Pal, Humberly González, Edsson Morales, J.P. Manoux
Dirección: Ilya Naishuller

No hay comentarios.:

Publicar un comentario