12/12/21

La Casa Gucci - Por Jackie O.

"Un nombre que es sinónimo de lujo y poder".


Ridley Scott quizo traernos un drama criminal en torno al asesinato de Maurizio Gucci, quien por orden de su ex mujer Patrizia Reggiani, conocida como la "viuda negra" de Italia, dejó de existir en 1995, adaptando el libro de Sara Gay Forden, publicado en 2001, 'The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed'.

Pero ¿qué nos trajo en realidad este gran director?

Decir GUCCI no es una palabra nueva, es un nombre con historia, una historia de elegancia, estilo, pero también de un drama oscuro.

Me deleitaría hablando de la historia de la marca Gucci sin parar, pero debo contenerme y abocarme solo a esta película.

No es ningún spoiler contar el desenlace de la película porque es parte de la historia conocida por muchos, donde Maurizio Gucci, nieto del fundador del imperio de la moda Gucci fue asesinado por sujetos mandados por su ex esposa Patrizia.

Lo interesante, cuando sabemos el desenlace de una historia, es cómo se hace para impresionarnos.

Y que lamentablemente este renombrado director de cine, que nos ha deleitado tanto (El último duelo, Aliens, Gladiador y más), no supo plasmar ese encanto en esta cinta, no supo, a mi parecer, aprovechar una historia jugosa en antecedentes, para hacer de ella un thriller excepcional.

Ridley optó por la parte comedia más que por un drama criminal, pero decir comedia no es malo, pudo incluso así haber sacado una gran historia, pero ni siquiera como comedia dio un buen puntapié atrayente.

Estéticamente hay mucho que hablar de esta película, como por ejemplo, que tenemos un elenco excepcional. Muchos directores creen que, por contratar las caras más conocidas y/o taquilleras, el éxito lo tienen asegurado. Pero no. Al ver este afiche y el tremendo elenco, ya está totalmente vendido. Para algunos ver a Lady Gaga es objeto de asombro, pero les digo que no se asombren, pues ya nos ha demostrado su calidad actoral desde hace rato. Acá su rol es bueno, tiene ciertos rasgos parecidos a Patrizia, y se sumerge en el papel de esta codiciosa mujer, que desde temprana edad sabía lo que quería: poder y lujo. Que conoció a Maurizio por accidente, pero sabía quien era, que él era el futuro que tanto anhelaba. Lo enamoró, y tal vez ella también lo hizo, quién sabe. Pero muchos cuentos de hadas terminan por alguna razón, y la separación de ellos fue insalvable. Algo que ella no soportó, al punto de contratar a sicarios para hacerlo desaparecer, ayudada por una "adivina", que vio en ella esa fragilidad para poder sacar provecho.

"Si no es mio, es de nadie", frase que calzaría muy bien acá, la que hemos escuchado en muchas ocasiones.

Adam Driver como Maurizio Gucci, no me gustó. Cuando uno ve una película biográfica, biopic, o aunque sea algo levemente inspirada en hechos reales, uno espera que los partícipes tengan un parecido a los reales, tanto físicamente como en sus movimientos. Acá Driver se parece más a Ives Saint Laurent, de joven, que al propio Gucci, por lo que la elección del actor no fue buena, el maquillaje tampoco le ayudó mucho, además su actuación es la misma que hemos visto en otras oportunidades. Sobre los monstruos Al Pacino y Jeremy Irons, cumplen perfectamente con sus personajes. Pero Paolo Gucci para mí, fue una burla, un caricaturesco personaje que en la vida real no era tal, ni siquiera físicamente tiene un acercamiento a él. ¿Por qué quiero resaltar esto? Porque todos han enaltecido el cambio físico sufrido en Jared Leto, y sí, el trabajo en maquillaje para hacerlo otra persona es realmente bueno, digno de premios, pero no es Paolo.

La edición de la película fue desigual, nos cuentan muchas historias pero todas inconclusas, queriendo abarcar mucho y sin profundizar en nada. Eso hace que dos horas y media sean tediosas en algunos momentos.

Pasamos de un punto a otro muy rápido, no aprovechó el fondo de la historia, no le sacó partido a esta maquinación de los hechos sobre un asesinato, no profundizó en la psicología de los personajes.

Lo que sí rescato y mucho, es su vestuario, maquillaje y peinado: me encantaron. Y la banda sonora también, todo eso nos transportó en el tiempo.

No está de más mencionar que los parientes Gucci están en total desacuerdo con esta película, pues ven en ella una historia mal contada. Por ejemplo, la misma Patrizia estaba muy molesta (en libertad desde el 2016). Sus hijas viven lejos de las cámaras, y este desempolvamiento de la historia familiar les ha causado más de un dolor de cabeza.

Ridley está claro que no todo lo que muestra en la película es real, y no tiene la obligación de que sea así, y que el telespectador que no conoce su historia creerá que así fue todo. Incluso, Tom Ford desmintió parte de los hechos que muestran en la película donde lo personifican.

Pero sin ahondar en ello, y quedarnos con esta película, una historia que está rica en amor, traición, lujo, poder, avaricia, venganza, muerte... no fue bien aprovechada ni como sátira, ni menos como un thriller.

Disponible en Cines.

Ficha técnica

House of Gucci
Dirección : Ridley Scott
Guion: Becky Johnston y Roberto Bentivegna
Basada en: "The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed"  de Sara Gay Forden
Música: Harry Gregson-Williams
Fotografía: Dariusz Wolski
Montaje: Claire Simpson
Género: Drama, crimen
Duración: 157 minutos
Reparto:
Lady Gaga como Patrizia Reggiani.
Adam Driver como Maurizio Gucci.
Jared Leto como Paolo Gucci.
Jeremy Irons como Rodolfo Gucci.
Al Pacino como Aldo Gucci.
Salma Hayek como Giuseppina «Pina» Auriemma.
Jack Huston como Domenico De Sole.
Reeve Carney como Tom Ford.
Camille Cottin como Paola Franchi.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario