5/8/21

Dios es más grande que Elvis - Por Jackie O.

"Cuando la vocación va más allá de la pasión".


Dolores Hart, aún no sabe por qué Dios la eligió de entre tantas otras bellas mujeres para participar en películas con Elvis Presley, donde coprotagonizó con él la cinta "Loving You"; ahí fue donde lo besó y comenzó su carrera en ascenso, velozmente. Tanto Dolores como Elvis, se reunirían al año siguiente en "King Creole".

¿Estamos ante la hermana Dolores Hart o la actriz Dolores Hart? Es ambas.

Este es un documental que nos muestra la historia contada de primera fuente de esta mujer, de una joven actriz, de esta estrella de cine que triunfó a sus 19 años, que logró lo impensado y deseado por muchas mujeres: trabajar con el rey Elvis Presley, ser su enamorada; pero encontró que existía un rey aún más grande: Dios.

Dolores se esforzó y rezó mucho para ser una actriz, pero nunca pensó que sería tan exitosa rápidamente, y a una corta edad.

Tuvo mucho trabajo en Hollywood y eso le provocó un desgaste físico y mental, donde una amiga le sugirió que se tomara un descanso en la Abadía Benedictina de Regina Laudis, situada en Conneticut. Dolores creyó que le estaba haciendo una broma, pero al enterarse que las monjas guardaban un severo voto de silencio, pensó que ese podría ser el lugar perfecto para pasar una temporada y descansar, para luego volver al ruedo. Pero no sabía que allí encontraría más que un simple descanso.

Volvió a trabajar, pero no podía borrar de su mente lo que sintió en el poco tiempo que pasó en dicho lugar.

Fue exitosa en el cine, con un novio perfecto, una familia dedicada... todo lo que cualquier ser humano podría desear, ella lo tenía. Pero su mente estaba en otro lugar, y en la cena de su compromiso le confesó a su novio Don Robinson, que no quería casarse con él pues amaba a otro; ese otro era Dios. Solo tenía 24 años cuando tomó esa desición (1963).

Le costó, fue dificil la adaptación a algo muy diferente a lo que tenía, pero era lo que necesitaba, más bien, lo que quería.

Actualmente aún es monja en la Abadía Benedictina de Regina Laudis en Bethlehem, Connecticut, donde es Abadesa del monasterio.

Este es un muy interesante documental, donde ella nos cuenta su desición, su amor, su dedicación, sus frutraciones, sus hermosos recuerdos como actriz, sus fans, todo con fotos y videos de archivo. Una buena edición, que hace que te mantengas atento a la historia, más cuando su "protagonista" tiene un encanto que traspasa la pantalla.

También veremos entrevistas a otras monjas y sus decisiones para estar ahí, así como también se entrevista a Don Robinson, y las razones de por qué, durante 47 años la ha ido a ver a la Abadía.

Porque el cariño en ellos se mantuvo, un cariño sano, respetuoso y muy humano, sin embargo espero que los puritanos no se escandalicen con ese caminar tomados de la mano, o un beso cariñoso de despedida.

Para Dolores el amor va más allá, es un amor espiritual, sano, con un corazón alegre y misericordioso, porque ser monja no te limita a sentir, no limita a ser persona, tu mente, tu alma, tu corazón hablan. Dios se alegra por la pureza de los corazones.

"Muchas personas no entienden la diferencia entre una vocación y tu propia idea sobre algo. Una vocación es una llamada que no necesariamente quieres. Lo único que yo quería ser era actriz. Pero fui llamada por Dios". Dolores Hart.

Curiosidades:

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Los Ángeles, tiene aproximadamente 9.362 miembros con derecho a voto. Divididos en 17 ramas.

Al ser actriz reconocida, se convirtió en miembro de la Academia en 1960 antes de ingresar a la Abadía, pero Hart dejó de votar cuando ingresó al convento. Pero en 1990 la llamaron, Karl Malden, entonces presidente de la Academia, para que reconsiderara su postura, y aceptó. Desde entonces, la ahora Abadesa del Convento ve las películas seleccionadas en su recámara, siendo la única monja que vota en los Óscar.

En el año 2006 regresó a Hollywood pero para hablar sobre la neuropatía idiopática periférica, un mal neurológico que padece.

En el año 2012 fue nominado este documental a los Óscar, donde concurrió a la ceremonia.

Disponible en HBO.

Ficha técnica

Título original: God Is the Bigger Elvis
Documental
Año: 2011
Duración: 37 minutos
País: EEUU
Dirección: Rebecca Cammisa y Julie Anderson
Música: James Lavino
Fotografía: Rebecca Cammisa, Claudia Raschke y Paul G. Sanderson

No hay comentarios.:

Publicar un comentario