21/6/21

Agujeros Negros: al límite del conocimiento - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix.


"Tenemos un objetivo que nunca antes se había hecho: queremos tomar la primera foto de un agujero negro, algo que lucha con todo su poder para no ser visto”, son las palabras de palabras del director fundador de Event Horizon Telescope (EHT), Shep Doeleman, que encabezan este documental liderado por Peter Galison, historiador, filósofo de la ciencia, y profesor de la Universidad de Harvard.

La propuesta de Galison no deja de ser arriesgada. Busca relevar un hito científico y acercarlo al público común y corriente, tarea que por cierto no es sencilla. El trabajo del director se remonta a los últimos dos años del proyecto, desde la primera ventana de observación el 29 de enero de 2017 hasta la difusión pública, el 10 de abril de 2019, de la histórica imagen que, por cierto, ha causado revuelo mundial.

El documental también entrega algunos detalles internos de cómo se unió la composición. Cantidades exhorbitantes de datos provenientes de grandes telescopios ubicados en diferentes partes de mundo y que juntos funcionaron como un observatorio del tamaño de la propia Tierra, proporcionaron el material primario para componer una fotografía cuyas características eran absolutamente desconocidas. Es por ello que los equipos trabajaron separados, para no influenciarse ni ser guiados por otras miradas. Un extenuante trabajo en equipo de más de 200 científicos, con muchas pruebas y también errores, quienes ven coronados sus esfuerzos con algo deslumbrante, sin precedente alguno: la primera imagen de este agujero negro supermasivo, incluida su sombra, que se encuentra en el centro de la galaxia M87.

La cinta revela, en paralelo, otro esfuerzo científico notable. Se trata de la resolución de la “paradoja de la pérdida de información”, trabajo liderado por Andy Strominger, Sasha Haco y Malcolm Perry con la asesoría y colaboración de Stephen Hawking. Introducida en la década de 1970 por el mismo Hawking, postula que los agujeros negros podrían destruir la información, algo que la física actual sugiere como imposible. A través de infinitas fórmulas y cálculos de cientos de términos, a veces estando más cerca y a veces más lejos, los científicos no se rinden, incluso tras la muerte de Hawking, en su afán por resolver la problemática, en una muestra de tenacidad, compromiso y fascinación que trasciende sus propias fronteras, y más cercano al área de la filosofía de la ciencia.

Estos objetos, tan misteriosos como magnéticos, obligan a un esfuerzo de abstracción que es difícil de conseguir. Estamos en los límites, en el borde del conocimiento, algo complejo para un científico y casi inalcanzable para nosotros los mortales. Solo pensar en el espacio-tiempo, donde tal vez las leyes de la física se rompen o al menos desdibujan lo que hasta ahora conocemos, resulta sorprendente. Al menos por momentos lógranos entender el impulso que cientos de personas tienen por ir más allá, aquellos deseos de desentrañar los secretos del universo y conocer detalles que puedan explicar tantos fenómenos que nos maravillan pero que aun nos resultan incomprensibles.

El documental de Peter Galison es muy interesante a pesar de contener muchos datos técnicos que podrían resultar tediosos para algunas personas, aunque básicos para quienes están en dichas áreas. Sin embargo, existe mucho énfasis en transmitir la vida en la ciencia, esa pasión por descubrir, la camaradería, el trabajo en equipo y la infinita capacidad de maravillarse ante cada descubrimiento realizado.

Resulta gratificante acceder a trabajos de este tipo, que nos desafían e impulsan. Resultan ser una ventana privilegiada hacia los confines del cosmos, un reconocimiento a la labor de centenares de científicos de todo el mundo que se dedican a investigar el universo para beneficio de la humanidad. A ellos nuestra gratitud y a Peter Galison un aplauso por permitir acercarnos, por sumergirnos en su mundo y por hacernos vibrar con su cuidadoso trabajo.

Ficha técnica


Título original: The Edge of All We Know
Año: 2020
Duración: 99 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Collapsar, Sandbox Films. Distribuidora: Giant Pictures [USA]
Género: Documental | Documental científico
Música: Zoe Keating
Fotografía: Martin Albert, Nikki Bramley, Hugh Campbell, Tim Cragg
Reparto: Documental
Dirección: Peter Galison

No hay comentarios.:

Publicar un comentario