9/4/21

Campamento Extraordinario - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix. 


Tener una discapacidad no es sencillo para quien la posee. Y la dificultad se hace mayor cuando además influye el entorno, el trato, la discriminación, el aislamiento, y la actitud que muchas veces tenemos al no ser capaces de ponernos en sus lugares. Este es el punto central que toca este trabajo documental que cubre una experiencia inolvidable que vivieron un grupo de adolescentes en un campamento de verano a fines de los 60 y comienzos de los 70 en Estados Unidos.

Ubicado en Hunter, New York, en un lugar rodeado por las montañas de Catskill, “Jened” significó un lugar especial para todos quienes asistieron a lo largo de aquellos años. Era seguro, todas y todos, con diferentes grados de discapacidad, eran tratados como personas, podían divertirse, socializar y también darse cuenta que el mundo podía ser diferente a lo que cotidianamente padecían y vivían.

Nace entonces la inquietud de ir más allá. Luchar por derechos, luchar por oportunidades, luchar por cambios verdaderos que constituyan una real inclusión.

Escrito y dirigido por James Lebrecht y Nicole Newnham, con producción de Michelle y Barack Obama, este testimonio ofrece una perspectiva vibrante de una realidad que resulta conmovedora. Intercalando entrevistas actuales con imágenes de archivo, la cinta recorre varios años y muestra de cerca la influencia que reciben sus participantes.

Surge un movimiento, emerge una voz que exige atención y acogida. Las diferencias y discriminaciones son abismantes y el poder político hace naturalmente oídos sordos. Solo es capaz de ceder ante la acción, ante el reclamo, ante una movilización que, sin ningún tipo de violencia, solo con tenacidad y constancia, no está dispuesta a aflojar un centímetro en la defensa de su dignidad de seres humanos.

Emociona verlos, escucharlos hablar, relacionarse entre ellos y con su entorno, compartir sueños, penas, alegrías, desarrollar una vida en común, con la esperanza puesta en un futuro diferente. Constituyen los pasajes de mayor emoción y cercanía en toda la película.

También observamos una sentida demanda, una petición que debe ser escuchada y que incluso en los tiempos actuales aun no está debidamente resuelta. Es inevitable mirar el ejemplo chileno, la campaña anual de la Teletón y específicamente la creación del Instituto Teletón, que permite a miles de personas ser acogidas en su condición y ser ayudadas por profesionales de altísimo nivel que trabajan incansablemente en su rehabilitación, con terapias individuales y grupales, todos juntos como una gran familia con un sentido de unidad y fraternidad impresionante.

En Estados Unidos la lucha fue política, por una ley que asegurara facilidades de desplazamiento y accesos entre los asuntos más vitales. Y no resultó fácil -y por cierto aun no está completa-, pero significó un avance, visibilidad y atención a un tema menospreciado y tantas veces ignorado.

En Chile, fue el resultado de una campaña mediática, de donaciones personales y también empresariales, años de trabajo para dar forma a una institucionalidad que lamentablemente aun depende mayormente de la generosidad de las donaciones que se puedan conseguir año a año.

El camino no termina y se debe seguir adelante. Ejemplos como este “Campamento Extraordinario” son inspiradores; entregan fuerza para continuar en una posta que se avisora larga pero que tiene el mejor de los propósitos; consideración, atención oportuna y dignidad para todos quienes tienen algún tipo de discapacidad.

Ficha técnica

Título original: Crip Camp: A Disability Revolution
Año: 2020
Duración: 107 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Higher Ground Productions (Productor: Barack Obama, Michelle Obama) (Distribuidora: Netflix)
Género: Documental | Discapacidad
Guion: James Lebrecht, Nicole Newnham
Música: Bear McCreary
Fotografía: Vicente Franco, Mario Furloni, Tom Kaufman, Justin Schein, Jon Shenk
Reparto: Documental
Dirección: James Lebrecht, Nicole Newnham

No hay comentarios.:

Publicar un comentario