18/12/20

Estación Zombie 2 - Por Juan Pablo Donoso

Disponible en Cinemark.cl y Cinehoyts.cl


¡Qué lástima! Ni la sombra del primer capítulo de la saga: Train to Busan - 2016. Ni tampoco de la otra - Seul - del mismo año. Y todas escritas y dirigidas por el mismo realizador: Yeo Sang-ho.

Al parecer, el éxito financiero se les fue a la cabeza. Con esta secuela empezaron a matar la “Gallina de los Huevos de Oro”.

Aquellas, a pesar de los manidos y horribles zombies - conmovían porque apelaban a los sentimientos, y sus personajes generaban empatía.

Los buenos filmes coreanos nos tienen acostumbrados a un tratamiento novedoso de sus temas, vividos por personas con alguna misteriosa historia previa. La sabiduría oriental suele asomarse por uno o varios resquicios.

Aquí priorizaron la superproducción, emulando tal vez a Hollywood, recargándola de peripecias inverosímiles, efectos especiales, personajes más esquemáticos y diálogos ramplones. Todo en beneficio del ritmo acelerado, de la violencia y de una acumulación de temillas secundarios.

Corea estaba completamente aislada debido a un misterioso virus que transformó a sus habitantes en zombies. Es decir, muertos vivientes que, sin conciencia, atacan como jaurías salvajes a cualquier persona sana.

En la secuela anterior, cuando la población escapaba en un buque, sólo un hombre sobrevivió, Jung Seok, radicándose en Hong Kong, pobre, discriminado, y sin esposa ni hijito.

Cuatro años más tarde, el jefe de una mafia le ofrece una alta suma de dinero si regresa a Corea y rescata un camión cargado con millones de dólares en billetes. Junto a tres aventureros irán premunidos para defenderse de las hordas de zombies sedientos de sangre. Una misión muy peligrosa.

Más, en vez de luchar sólo contra los muertos vivientes, hallarán a una multitud de personas lozanas usufructuando de los bienes que dejaron los fugitivos.

Un ex pelotón militar - 631 - como en el Coliseo Romano, se deleita lanzando inocentes a un ruedo para que luchen contra zombies sedientos que se los quieren comer. Sólo una pequeña familia, en un recinto aparte, conserva valores de amor y unidad.

En esta cinta la violencia y brutalidad se concentra más en los vivos, que luchan entre sí, que contra los zombies. Por eso predominan las persecuciones en auto, las ametralladoras y la codicia; más que el supuesto “terror” que anuncia la publicidad.

Los zombies son sólo pretextos laterales para ser atropellados, o aplastados como cucarachas, cuando interfieren en los conflictos de poder.

Como típica secuela forzada, aglutina géneros diversos para mantener el interés y parecer una gran epopeya.

El resultado es una superproducción cara, angustiosa, y con un final eterno y melodramático.

CON UN GUION DEPURADO PUDO SER MÁS PATÉTICA, ATERRADORA Y SUGERENTE.

Ficha técnica


Título Original: 반도, Peninsula (inglés)
País: Corea del Sur
Duración: 1,56 hrs. 
Año: 2020 
Género: Acción, violencia y terror 
Fotografía: Hyung-deok Lee 
Edición: Jinmo Yang Música: Mowg 
Diseño Prod.: Mok-won Lee Guion: Sang-ho Yeon, Ryu Yong-jae 
Actores: Dong-won Gang, Jung-hyun Lee 
Director: Yeo Sang-ho

No hay comentarios.:

Publicar un comentario