12/11/20

Yes God Yes - Por Juan Pablo Donoso

Tragicomedia que denuncia el fariseísmo de algunas comunidades y enseñanzas religiosas. 

A través de Alice, una inocente muchachita católica de 14 años que asiste a un retiro espiritual de 4 días, presenciamos cómo aprende más que nunca sobre sexualidad y prácticas reñidas con la pureza.

Será testigo del doble estándar en que se comportan las autoridades religiosas y algunos de sus mismos compañeros.

Verá cuán hipócritas son aquellos que predican una moralidad tan severa - utilizando el nombre de Jesús - para mantener el control de las personas por miedo al Infierno.

Inculcando la creencia de que SEXO ES PECADO, hay un dominio emotivo y espiritual a través de la manipulación de Conciencia.

Ante tan evidentes sepulcros blanqueados, ¿por qué asisten tantos jóvenes ilusos a estas jornadas? Muchos adolescentes cristianos tienen la necesidad imperiosa de “pertenecer” a un grupo o comunidad - supuestamente buena y santa - para realizarse como mejores personas. Otros optan por las bandas delictuales. En el fondo, la necesidad es la misma: crecer y ser aceptados.

Pero seamos justos. Existen eventos y retiros sabiamente orientados y constructivos para sus feligreses. Por ello nos atrevemos a suponer que algunos honestos católicos colaboraron con este filme. Por medio de esta sátira denuncian - desde adentro - el peligro al se exponen a veces muchos jóvenes de buena voluntad.

El despertar gradual de Alicia ante cada nueva sorpresa, la pondrá ante la disyuntiva de asimilarse al protocolo de hipocresías para ser “políticamente aceptada”, u optar por sí misma, en su propia naturaleza femenina, por la respuesta a su bullente sexualidad.

Así se justifican, entonces, sus determinaciones de alejarse de las comodidades de su mundo familiar, postular a Universidades lejanas y liberales, y entregarse valientemente a la masturbación. Siendo ésta última más bien una metáfora de su ingreso a la madurez como persona y como mujer responsable de sus actos, y dueña de su cuerpo.

Un símbolo de salud integral para salvarse de los tormentos del complejo de culpa y, peor aún, de arrastrarlos por el resto de su vida, contagiando con ellos a otras almas inocentes.

La joven actriz Natalia Dyer nos entrega una Alicia lo suficientemente pura y, a la vez, inteligente como para vencer las muchas trampas con que su ambiente pretende alienarla.

El tratamiento tragi-CÓMICO que su realizadora Karen Maine le otorga al relato nos permite reflexionar sin dejar de divertirnos.

UN FILME JUVENIL SOBRE SEXUALIDAD Y VERDADERO CRISTIANISMO QUE EL MUNDO DE HOY NECESITA. 

Ficha técnica                                                                                                                                                                                                                                                                                                            

Tragicomedia 2019 EE.UU. - 1,18 hrs. 
Fotografía: Todd Antonio Somodevilla 
Edición: Jennifer 
Lee Música: Ian Hultquist 
Diseño Prod.: Sally Levi 
Actores: Natalia Dyer, Timothy Simons, Wolfgang Novogratz 
Guionista y Directora: Karen Maine

No hay comentarios.:

Publicar un comentario