2/11/20

Emily en Paris - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix. 


Emily -Lily Collins- vive en Estados Unidos, parece feliz y tiene planes futuros con su novio. Sin embargo, su vida cambia de un momento a otro producto del embarazo inesperado de su jefa. Ella le propone el desafío de mudarse un año a Paris para reemplazarle y trabajar con una Agencia de marketing francesa con la que su compañía -Gilbert Group- ha suscrito un acuerdo comercial. Emily acepta. Estará a cargo de las campañas en redes sociales por lo que su aterrizaje en el medio parisino se verá repleto de complicaciones.

La joven encuentra un ambiente diferente al que está acostumbrada. Es recibida con desconfianza en su nueva oficina, sus colegas son algo hostiles, ella no habla el idioma y el entorno laboral parece, al menos, curioso. Sin embargo no baja la guardia. Gracias a su personalidad amable y un agudo sentido del trabajo, trata de sobreponerse a lo adverso de una situación que claramente la resiente. En el transcurso pasan muchas cosas, conoce a una amiga en un parque, se encuentra con un apuesto inquilino en su mismo edificio y la relación amorosa a distancia parece perder fuerza. Todo esto, en el primer capítulo de los diez que componen la serie. ¡Vaya comienzo!

“Emily in Paris” es una comedia de tomo y lomo. Posee todos los ingredientes del género y los desarrolla con una soltura digna de apreciar. El guion es ágil y no da tiempo para aburrirse. Ayuda la duración de sus capítulos que no pasan de los 30 minutos en promedio. Los hechos suceden rápido, las secuencias son frescas y cautivantes.

La ciudad muestra varios de sus rincones; cafés, restaurantes, el Río Sena, la Torre Eiffel, parques, edificios históricos y barrios emblemáticos. Paris emerge con encanto para esta chica norteamericana que, a pesar de sentirse una extraña, comienza lentamente a conocer la cultura y a interactuar con sus habitantes.

Es cierto que todo responde a estereotipos y caricaturizaciones que en algunos casos, incluso, pueden llegar a molestar. Creo que no se trata de un estudio de personalidades, nada profundo al respecto. Es solo entretención y por supuesto que para ello se deben extremar algunas cosas. Disparates existen y las exageraciones están a la vuelta de la esquina, pero no le quitan valor a un proyecto que tiene como primera finalidad lograr que nos procuremos una distracción sana y alegre en base a anécdotas y situaciones que nos roban mas de una sonrisa.

Con guion de Emily Goldwyn y Darren Star, la serie es adictiva. Es tipo teleserie, porque nos deja enganchados para el siguiente número y nos obliga a avanzar para conocer nuevas aventuras y desventuras de esta joven en Paris. Sin duda la simpatía de su protagonista es magnética. La relación que logra con sus cercanos y la confabulación de situaciones parecen no terminar nunca en algo que la deje tranquila.

“Emily en Paris” es una serie liviana, jovial, ideal para tiempos de encierro. Podemos liberar la mente, visitar la ciudad luz desde la pantalla del televisor y dejarnos llevar por una magia ligera que nos ofrece distracción y entretención porque cumple fielmente su explícita premisa.

Ficha técnica


Título original: Emily in Paris (TV Series)
Año: 2020
Duración: 30 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Jax Media, MTV Studios. Distribuida por Netflix
Género: Serie de TV. Romance. Comedia | Trabajo/empleo
Guion: Emily Goldwyn, Darren Star
Fotografía: Steven Fierberg
Reparto: Lily Collins, Samuel Arnold, Lucas Bravo, Philippine Leroy-Beaulieu, Ashley Park, Camille Razat, Kate Walsh, William Abadie, Jean-Christophe Bouvet, Elizabeth Tan, Christophe Tek, Constantin Balsan, Alexis Barbosa, Michel Biel, Bruno Gouery, Christophe Guybet, Claude Perron, Kevin Scroggs, Natascha Wiese, Aleksandra Yermak
Dirección: Darren Star (Creador), Andrew Fleming

No hay comentarios.:

Publicar un comentario