18/10/20

Los Chicos de la Banda - Por Juan Pablo Donoso

Disponible en Netflix.


Un clásico teatral Off- Broadway en la década de los 60. El dramaturgo Mart Crowley abordó el drama de los homosexuales con tal maestría que la obra se replicó pronto en los mayores escenarios del mundo.

Similar éxito tuvo la película homónima dirigida por William Friedkin en 1970.

A quienes nunca vieron la versión teatral ni ese filme, esta versión del 2020 los impactará por su riqueza dramatúrgica y la penosa tragicomedia que denuncia. Pero los originales nos parecieron aún más poderosos y logrados.

Siete amigos homosexuales se reúnen en el departamento de Michael (Jim Parsons) para celebrar el cumpleaños de Harold (Zachary Quinto), el más elegante, cínico e insolente de todos ellos.

A la fiesta se incorporan - por casualidad - dos nuevos individuos que influirán en el catártico desenlace.

La historia sucede en una época en que dicha condición era aún motivo de escándalo, desprecio y rechazo. Para comprender y empatizar con esos personajes es necesario prescindir del destape mundial que los movimientos de LGBT han logrado después en casi todas las sociedades contemporáneas.

Cada uno de estos 9 individuos representa un caso distinto y particular de sentir, afrontar y llevar su inclinación en un mundo oficialmente adverso.

Aunque fingen estarse divirtiendo, brotan inevitables ironías envueltas en juegos crueles e insultos solapados. Es imposible impedir que el dolor oculto en el corazón de cada uno emerja como un dardo venenoso y mordaz contra los demás.

Lo que siempre está en juego es la honestidad para reconocerse homosexuales. Algunos son más valientes que otros. Deben luchar con la mentira hacia afuera o contra sí mismos.

Con la excepción de algunos “raccontos” - para explicar traumas de infancia - todo sucede esa noche en aquel departamento en lo alto de un edificio de Nueva York. La variedad de personajes cubre una gama que va desde un distinguido profesor universitario hasta un negro, un latino, y un ingenuo prostituto vestido de vaquero contratado sólo para ir a besar en la boca al homenajeado. Cada uno, a su manera, y en su lenguaje, expone su tormento y tantea la forma de seguir adelante con su vida diaria.

El más protagónico es Michael como dueño de casa. Se arrepiente de haber desatado el Juego de Verdades y haber herido a casi todos sus compañeros. Explica que son crueles porque se odian a sí mismos. Dice citando: “Muéstrame un homosexual feliz y te mostraré el cadáver de un gay”.

El catolicismo de Michael le tiene trastornada la mente con CULPA y DERROTA. Igual, sólo le queda refugiarse en la misma religión.

Como corolario, seguirán acompañándose - y agrediéndose unos a otros por ser iguales - lo acepten, lo oculten, o lo nieguen.

DRAMA CLÁSICO DE NUESTROS TIEMPOS QUE YA VISLUMBRA HORIZONTES DE MAYOR TOLERANCIA E INCLUSIÓN. EXCELENTE DRAMATURGIA. 

Ficha técnica                                                                                                                      

Título Original: The Boys in the Band
2020 Tragicomedia, homosexualidad EE.UU. - 2,01 hrs. 
Fotografía: Bill Pope 
Edición: Adriaan van Zyl 
Diseño Prod.: Judy Becker 
Guion: Mart Crowley y Ned Martel Actores: Jim Parsons, Zachary Quinto, Matt Bomer 
Director: Joe Montello

No hay comentarios.:

Publicar un comentario