1/10/20

Incompresa (Incomprendida) - Por Carlos Correa

Disponible en www.arcadiafilms.cl 


Aria -Giulia Salerno- tiene nueve años, su padre es un actor famoso y su madre una reconocida pianista. Tiene dos hermanastras, ella es la más chica. Sus padres no se toleran, se gritan, se tratan incluso a golpes; se están separando. El hogar se torna insoportable. Su día a día lo pasa con su mejor amiga a quien imita, es su referente, es lo más cercano que tiene. Ambas hacen todo, juegos, travesuras, incluso algunas cosas prohibidas para su corta edad. Aria adopta un gato negro y lo bautiza como “Dac”. No solo es su mascota, es su confidente, su compañía, o como ella le dice, “su ángel de la guarda”.

Es Roma y corre el año 1984. Lo que vive esta pequeña niña es insufrible. La violencia en la que se encuentra sumergida es inenarrable. Y el punto se agrava luego de la separación de los padres porque Aria es obligada a deambular entre sus casas. Parece un verdadero juego de ping pong o de fútbol; un peloteo indescriptible hacia una niña que solo busca cariño, un refugio, el calor de un hogar amoroso.

La directora Asia Argento filma de cerca un drama mayúsculo. Con pulso firme y sin duda alguna, la cámara se sitúa en una posición privilegiada para retratar los sentimientos de sus protagonistas. La emotividad brota, especialmente al observar la situación impuesta a la pequeña Aria. El relato es crudo y duro, no cabe interpretarlo porque lo apreciamos en primera persona. La desprotección es máxima. El padre, preocupado de su carrera, de su imagen y tal vez un poco de la hija mayor que se muda con él, brilla por su ausencia emocional y desapego. No solo no conecta, no existe el menor indicio de tener alguna vaga intención de hacerlo. La madre, por su parte, cambia su carácter tan seguido como cambia de pareja. Así la vemos, cercana y lejana al mismo tiempo, en un sopor inteligible, con intenciones ambiguas y una neurosis que generalmente estalla en la cara de su pequeña hija.

La cinta tiene el mérito de internarse en un ambiente tóxico. Aria sufre pero también debe generar resiliencia. El tema es que aún es muy pequeña y todo se le hace cuesta arriba. Trata de sobreponerse, lo intenta, pero cada vez que avanza un poquito, algo sucede y el retroceso es un golpe seco. Aún así continúa intentando, surgen posibles escapes, distractores y nuevas motivaciones, pero nunca son suficientes para reemplazar lo que internamente busca afanosamente; protección y cariño.

La elaboración de la cinta exagera muchísimo, por ello la visualización resulta difícil. La banda sonora es detonante de sensaciones anexas a la historia, y en mi caso, me aleja del foco íntimo, del centro del relato. Las imágenes crean atmósferas elocuentes, con tonos fotográficos precisos, orientados a conseguir su objetivo; mostrar ambientes en situaciones extremas.

“Incomprendida” es interesante aunque nos ahogue en el camino. Su abundante violencia física, verbal y no verbal es extenuante. Se nos aprieta el corazón. Quisiéramos rescatar a Aria de las garras de unos padres invisibles, que no son capaces de darse cuenta lo que hacen -o dejan de hacer- y del daño que generan. Pero estamos aquí, delante de la pantalla, sin poder comprender por qué sucede. Empatizamos con la pequeña, reflexionamos sobre la paternidad responsable. ¿Qué es lo que no entendieron sobre eso los padres de Aria? A veces es necesario visibilizar los problemas con ejemplos exagerados para crear conciencia de situaciones que por ningún motivo se pueden normalizar ni menos aceptar.

Ficha técnica

Título original: Incompresa (Misunderstood)
Año: 2014
Duración: 103 minutos
País: Italia
Productora: Coproducción Italia-Francia; Wildside, Paradis Films
Género: Drama | Familia. Infancia. Años 80
Guion: Asia Argento, Barbara Alberti
Fotografía: Nicola Pecorini
Reparto: Giulia Salerno, Charlotte Gainsbourg, Gabriel Garko, Gianmarco Tognazzi, Anna Lou Castoldi, Carolina Poccioni
Dirección: Asia Argento

No hay comentarios.:

Publicar un comentario