5/10/20

El otro turismo - Por Jackie O.

¿Te atreves a embarcarte? 


El periodista neozelandés David Farrier visita lugares turísticos inusuales y macabros de todo el mundo. Zonas de guerra, sitios donde hayan ocurrido desastres naturales, bosques encantados, recorridos en áreas donde hubo explosiones nucleares, entre otros.

A todos nos gusta visitar lugares históricos cuando vamos a alguna ciudad, pero hay otro grupo de personas que más allá de lo histórico, le agrega lo insólito, raro, sufrible y/o tétrico.

A que me refiero, a la existencia de un turismo diferente, un turismo exclusivamente a lo extraño. Gente que paga para escuchar y ver lo diferente, lo oscuro o incluso sufrir por ello.

David Farrier quiso explorar ese mundo y entender cuál es su atracción para tantos adeptos.

Para lo cual va a casi todos los continentes, comenzando en Latinoamérica específicamente en Medellín con un tour sobre la vida y lugares emblemáticos de Pablo Escobar y entrevistando al mismísimo Popeye, sicario favorito de Escobar. Luego se dirige a México a efectuar dos recorridos interesantes dentro del cual está un grupo de personas que busca la emoción de sentirse inmigrantes con una recreación de cruces ilegales de la frontera.

Luego directo a Japón a recorrer campos nucleares, bosques fantasmas y ciudades fantasmas.

Para saltar a EEUU y efectuar un tour de asesinos y vampiros.

Seguimos nuestro recorrido por Asia Central, para visitar Semey e ir a cuartales secretos rusos. O en Europa tratar de introducirse en los problemas que existen entre los chiprianos y turcos, o visitar el museo infame de Inglaterra, donde maquetas, implementos macabros y locos vas a ver.

En el sureste asiático pasamos a Camboya donde puedes dispararle a “objetos” vivientes como distracción, además de visitar Toraya donde sus rituales fúnebres son muy particulares y muchas selfies invaden el lugar.

En Sudáfrica vemos a los guetos sin ley. Así como grupo de sujetos que se preparan para el juicio final.

Y por último volver al principio, los EEUU, ya que hay muchas sorpresas como encontrar a otro grupo de fanáticos que se preparan para el fin del mundo, pero de diferente forma que en Sudáfrica. Pero la guinda de la torta queda al final: la mansión de McKamey Manor, donde gente paga para ser torturado para conseguir la tan anhelada y extrema adrenalina.

En algunos momentos el periodista se muestra un tanto incrédulo y escéptico a ciertas cuestiones, pero en otras está aterrado.

El ser humano tiene diferentes gustos, aficiones, hobbies, fetiches y locuras. Va en la naturaleza humana, es algún placer culpable, querer experimentar solamente algo, querer agradarle a alguien, tal vez probarse o probarle a otro algo.

Psicológicamente los seres humanos somos complejos. Los seres humanos queremos disfrutar la vida, y a veces experimentar todo tipo de situaciones extremas y recorrer lugares inhóspitos, olvidados y/o peligrosos.

¿Tour y vivencias morbosas, morales o inmorales? ¿De gente cuerda o loca?

¿Quien dice que es correcto y que no?

Un muy interesante documental que nos hará hacernos esas preguntas y más, pero también es cultural para conocer otros rincones y otras costumbres normalizadas por un grupo de personas.

Porque el tanaturista puede ser cualquiera, cualquiera de nosotros. De alguien que quiera experimentar algo emocionante o solo salir de lo habitual. No necesariamente el sujeto excéntrico.

Disponible en Netflix.

Ficha técnica

Escrito por: David Farrier
Cantidad de temporadas: 1
Cantidad de episodios: 8
Productores ejecutivos: Carthew Neal, David Farrier
Géneros: Documental para televisión, Viaje.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario