26/10/20

El caso Watts: el padre homicida - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix. 


Este documental está elaborado mayormente en base a imágenes sin editar. Se trata de un hecho que ocurre el 13 de agosto de 2018 en Frederick, Colorado. Esa madrugada, Shanann Watts y sus hijas de cuatro y tres años, Bella y Celeste, desaparecen de su hogar. Una amiga de Shanann da la voz de alerta, la policía comienza a indagar, Chris, su marido, no sabe su paradero, un vecino muestra imágenes de su cámara de seguridad, nadie ha visto nada.

Lo que sucede con trabajos de este tipo, donde sabemos gran parte de la historia o al menos el desenlace, es que aquello podría quitarle interés. Entonces, a pesar de conocer de antemano que el padre es el homicida -y no es spoiler, el título lo dice claramente-, en esta ocasión no sucede porque el guion está muy bien armado y la edición de las secuencias de imágenes reales compone perfectamente el relato.

La directora Jenny Popplewell usó varios registros. Las imágenes obtenidas de la policía -cámaras corporales de los agentes-, películas caseras y la reconstitución del intercambio de mensajes de texto, son la base de un material que debió ser unido con extremo cuidado. Junto a la diversidad de videos que la propia Shanann Watts compartió en redes sociales, especialmente Facebook, Popplewell fue capaz de construir un metraje que nos mantendrá al borde de la silla.

Reconozco que en un primer momento tuve dudas de verlo. Me pareció que podría ser morboso y que el tratamiento podría acercarse más a un cliché de impacto mediático. Pero me sorprendió, porque la forma que tiene de mostrar y enfrentar los hechos es equilibrada, sin dejar por ello de impactar y provocar conmoción.

La realidad supera la ficción. Este caso perfectamente podría ser un thriller donde debemos descubrir los detalles de un suceso que no tiene aparente explicación. La vida expuesta en los videos de la familia Watts es casi idílica. Un matrimonio feliz, hijas preciosas, un buen lugar donde vivir, empleos estables y una relación, que aunque con tensiones, no presagia en absoluto lo que podría suceder. Pero el curso de los hechos toma otro camino, se desencadena la tragedia.

¿Qué tiene de particular este documental? Es una denuncia de situaciones que se dan, lamentablemente, con mucha frecuencia, además de ser un transparente descriptor de una realidad horrorosa. Cada día en Estados Unidos, señala el testimonio, hay tres crímenes de este tipo y son mayormente premeditados. Realmente alarmante, no resiste análisis.

Queda la reflexión ante una atrocidad de esta naturaleza. Las motivaciones, las señales de alerta, alguna luz que pudiera haber evitado lo sucedido, no lo sabemos. También queda un homenaje póstumo a Shanann Watts y sus hijas junto a una precaución latente para estos tiempos; la cantidad de videos y fotos familiares subidas por ella a las redes sociales es enorme y aquello también supone un riesgo importante. Infortunadamente, esta vez la mayor amenaza estaba dentro de la misma familia, escondida incluso para quien es el autor de este indescriptible, brutal y horroroso crimen.

Ficha técnica

Título original: American Murder: The Family Next Door
Año: 2020
Duración: 82 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Knickerbockerglory TV. Distribuida por Netflix
Género: Documental | Metraje encontrado. Secuestros / Desapariciones. True Crime
Música: Nainita Desai
Reparto: Documental
Dirección: Jenny Popplewell

No hay comentarios.:

Publicar un comentario