12/10/20

Drácula, muerto pero feliz - Por Jackie O.

“Sangre, risas y… enemas”.


Ya conocemos el clásico de Bram Stoker, una famosa historia de amor y terror , donde Drácula que vive en Transilvania recibe una visita, luego viaja a Londres, que es un ser cruel y mata, pero también es romántico y se enamora, y bueno todo lo demás conocidísimo.

Pero acá con que nos encontramos: para comenzar si la dirige Mel Brooks no es una narrativa muy seria, y si actúa Leslie Nielsen es diversión segura.

Esto es una parodia de Drácula, principalmente de la película que se hizo famosa 3 años antes de estrenarse esta, aquella dirigida por Francis Ford Coppola.

Thomas Renfield es un abogado que va camino a la mansión del conde para que firme las escrituras de su nuevo hogar, va en una diligencia con un matrimonio y al ver caer la noche la desesperación de la pareja y el chofer crecen. El chofer se niega a seguir y lo deja en un pueblito donde todos los residentes le ruegan que no vaya en la noche al castillo. Pero este abogado porfiado va igual. Al llegar al castillo aparece él, el conde, su aspecto es gracioso y más su sombra que se mueve a su antojo.

Hablar de la historia no es spolier ni nada pues es archi conocida, la gracia es como la cuentan.

El castillo excelentemente ambientado, las novias sexies como esperan, y la succión de la sangre del abogado para convertirlo en su esclavo se hace efectiva. Al viajar a Londres conocemos al resto de la lista de personajes esperados, pero no se enamora de Mina como es la real historia. No, este Drácula solo quiere sangre joven y una nueva esposa si se da el caso. Así que sus ojos se posan primero en la sensual Lucy y luego de cumplido su cometido avanza con Mina.

Como Lucy tiene las marcas en su cuello y actúa raro, el padre de Mina que es médico y todo lo soluciona con enemas, llama a su amigo el doctor Van Helsing porque él sabe de cosas extrañas. Y éste descubre de inmediato que es obra de Drácula tomando las medidas del caso.

Así se convierte todo en parodias, gags, situaciones jocosas, entretención para pasar un buen rato. Leslie sabe cómo hacer su trabajo, tiene una personalidad que es difícil no agradar. El resto del elenco cumple sus roles.

La ambientación dada es muy buena, así como el vestuario y el maquillaje (incluso el exagerado). Sus efectos muchos notorios intencionalmente, pero que ayudan a contar la historia.

La escena del salón de baile es notable, y me encantó la transformación a murciélago, donde solo su cuerpo cambiaba dejando su cabeza humana.

No es lo mejor de Mel y Leslie, pero es una muy entretenida comedia, donde no necesitamos sufrir con el terror, si no que podemos ver muertos felices.

Disponible en Youtube.

Ficha técnica

Título original: Drácula: Dead and Loving It
Dirección: Mel Brooks
País: EEUU, Francia. 
Año 1995
Género: Comedia 
Duración: 88 minutos
Guion: Rudy De Luca, Steve Haberman y Mel Brooks.
Basada en Drácula de Bram Stoker
Música: Hummie Mann
Montaje: Adam Weiss
Reparto
Leslie Nielsen es el Conde Drácula.
Mel Brooks es Abraham Van Helsing.
Peter MacNicol es Thomas Renfield.
Steven Weber es Jonathan Harker.
Amy Yasbeck es Mina Seward.
Lysette Anthony es Lucy Westenra.
Harvey Korman es el Dr. Seward.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario