20/9/20

#Vivo - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix.


Con ciertas dudas me arriesgué. Sin ninguna expectativa me tiré al agua a ver una nueva película de zombies. ¿Qué encontré?

Oh Joon-woo -Yoo Ah-in- es un videogamer adolescente. La tecnología es lo suyo, se la pasa jugando con amigos en forma virtual y emite video cápsulas hacia la red. Una mañana común, al despertar, su familia ha salido a comprar. Nada fuera de lo normal, pero… enciende la televisión y una noticia copa la pantalla. Una extraña infección se está expandiendo, descontrolada. Tan extraña es, que las personas infectadas comienzan a tornarse agresivos, verdaderos caníbales, lo que genera un caos inexplicable. Hasta allí le parece lejano, pero Joon-woo se asoma a la ventana de su departamento y percibe que la amenaza es en verdad real, están afuera, por todas partes, es una locura.

Las redes de datos fijos y móviles comienzan a fallar, la comunicación se hace inestable. Alcanza a recibir un mensaje en su celular: “no salgas de la casa, debes sobrevivir”. La desesperación empieza a cundir en este joven y la amenaza llega hasta su propia puerta. Y así, día uno, día dos, día tres, etc… El encierro es insufrible, la comida se acaba y el agua escasea. Afuera el peligro es mayor. ¿Qué hacer? No se ve salida, al parecer no hay escapatoria posible. Solo resistir. ¿Para qué?

La cinta del director Il Cho responde al género que representa. Es cierto, está algo manido y muy utilizado por lo que novedades importantes no trae. No obstante lo anterior, esta película no se queda solo en la acción de lucha de sobrevivientes versus zombies, o al revés. Quiero pensar que esta temática es más bien una excusa para contar la historia de un adolescente que se siente y está solo, incluso mucho antes de verse enfrentado a esta amenaza.

El metraje recorre derroteros que ya hemos visto muchas veces pero agrega unas pausas largas. Allí, sin diálogos -el protagonista está solo y no se ve nadie a su alrededor que esté en su misma condición-, observamos los mejores momentos del relato. La actuación de Yoo Ah-in se siente segura, creíble. Exagera, claro, pero una situación como la que vive no es para menos. Cuando decide tomar una decisión drástica, y esto es bien avanzada la película, surge la presencia de la joven Park Shin-hye -Kim Yoo-bin-, una chica que está en una condición similar, en el edificio de en frente. Contar más es hacer avances, tipo spoiler, y es mejor que no.

El resultado de esta cinta sur coreana es satisfactorio. Cumpliendo con lo que su premisa impone y tomando todos los elementos del género zombie que incorpora, la película habla de soledad, de angustia, de decisiones ante emergencias, de solidaridad, ayuda y comprensión. También aborda, acertadamente, la necesidad de fortaleza personal ante situaciones externas inmanejables. Tal vez soy condescendiente, sin embargo la falta de expectativas iniciales juega a favor de la experiencia.

#Vivo resulta entretenida pese a sus clichés y lo caricaturesco de sus personajes. Algo se puede leer entre líneas y eso es un aporte. No abusa de la acción y tampoco la elude. Incluso el guion guarda sorpresas para el final, momento en el que también permite hacer una segunda lectura de lo que sucede con estos dos jóvenes que luchan por sobrevivir. La cinta se hizo antes de la pandemia global del Coronavirus pero se siente su actualidad. Todo lo que huela a encierro y terror por lo que pasa afuera ahora es parte de nuestra vida. Por eso tal vez no sea fácil decidir verla, o al contrario, sea un incentivo para visionarla. En cualquier caso, se deja ver y vale la experiencia.

Ficha técnica

Título original: #Saraitda
Año: 2020
Duración: 98 minutos
País: Corea del Sur
Productora: Distribuida por Lotte Entertainment. Perspective Pictures, Zip Cinema
Género: Terror. Thriller. Drama | Zombis. Pandemias. Supervivencia
Guion: Il Cho, Matt Naylor
Música: Kim Tae-seong
Fotografía: Son Won-ho
Reparto: Yoo Ah-in, Park Shin-hye, Hyun-Wook Lee, Chae Kyung Lee
Dirección: Il Cho

No hay comentarios.:

Publicar un comentario