19/9/20

El Club - Por Jackie O.

“Refugio de criminales”. 


Sinopsis: La cinta es un drama centrado en un grupo de sacerdotes católicos criminales, a quienes la Iglesia esconde en una casa de un remoto pueblo.

En un pueblito alejado de la gran ciudad y cerca de la playa, viven en una pequeña casa de oración 4 sacerdotes cuidados por una monja. Un club de criminales. Al lugar llega un quinto sacerdote enviado por la Iglesia Católica, también por un crimen. Los 5 cometieron actos ruines mientras practicaban el sacerdocio. Pero no solo actos sexuales, sino que también de otro tipo que se irán descubriendo en el transcurso de la historia.

Cuando en forma repentina, ocurre un incidente que hará llegar a otro sacerdote enviado por los altos mandos de la Iglesia y quien además es psicólogo, el cual deberá descubrir lo que sucedió, así como si vale mantener ese hogar o cerrarlo.

Servir a Dios parece un acto difícil para algunos, creo que es mejor servirle sin sotanas pues se actúa con más honestidad. Cuando se toman decisiones hay que ser responsables, saber las consecuencias si se actúa mal, cuidar y no abusar (en todos los sentidos), enseñar… Y esta función (sacerdotes, monjas, pastores, etc) se basa en la confianza que depositan cientos y miles de personas. Que la ambición, la depravación ni otros actos negativos empañen una labor que aún algunos la realizan con humildad.

En cuanto al guion de esta película es duro, directo, grotesco, y muy valiente para detallar y denunciar actos ruines respecto de personas que la iglesia ha encubierto, y que tal vez lo siga haciendo.

Las actuaciones de quienes representan a estos sacerdotes son creíbles, se nota la calidad actoral con una experticia en gestos y forma de manejar sus diálogos, que los hacen detestables.

Estos sacerdotes no asumen sus crímenes y dan a demostrar claramente lo enfermo que son. Que nunca van a cambiar, que ni todas las oraciones del mundo harán que sanen sus almas, porque nunca van a arrepentirse, vivirán con su pasado como si fuera su presente.

Realmente actúan bien y valientemente para demostrar que esto sí existe.

La fotografía de este films es perfecta para camuflarse con la historia, se destacan amaneceres de colores, tardes brumosas y las noches que son cómplices de dolores y crueldades.

Buena dirección y manejo de cámara, aunque en medio de la cinta decae un poco pero vuelve al ritmo para dejarnos atentos hasta el final.

Y la música se acopla en cada momento con la trama.

Una película incómoda, que vale ver y destacar.

La encuentras en www.ondamedia.cl

Ficha técnica

Dirección : Pablo Larraín
Género: Drama, Religión y crímenes
País: Chile 
Año: 2015
Duración: 98 minutos
Guion: Guillermo Calderón y Daniel Villalobos
Música: Carlos Cabezas
Fotografía: Sergio Armstrong
Montaje: Sebastián Sepúlveda
Producción: Juan de Dios Larraín y Pablo Larraín
Elenco
Alfredo Castro como Padre Vidal.
Roberto Farías como Sandokan.
Antonia Zegers como Madre Mónica.
Marcelo Alonso como Padre García.
Alejandro Goic como Padre Ortega.
Jaime Vadell como Padre Silva.
Alejandro Sieveking como Padre Ramírez.
José Soza como Padre Lazcano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario