22/9/20

Cola de Tigre - Por Carlos Correa

Disponible en Netflix.


Esta cinta es de aquellas donde se presenta la duda de cuánto se puede contar en un comentario. La pregunta en cuestión surge porque creo que se disfruta más si se descubre la historia al momento de verla que si se conocen previamente algunas particularidades. Aun así, es necesario entregar algunos detalles que, estimo, no anticipan ni crean un juicio previo sobre los hechos.

La historia es narrada por su protagonista, Pin-Jui -Tzi Ma-, y comienza con su voz en off describiendo su niñez en un campo de arroz de Taiwan. Su madre le deja con sus abuelos mientras encuentra un nuevo trabajo en la ciudad y allí conoce a una niña llamada Yuan pero pierden el contacto cuando Pin-Jui deja el lugar. Pronto saltamos a la adolescencia. El protagonista -que trabaja junto a su madre en la misma fábrica- se reencuentra con su amiga de infancia y entre ellos surge el amor. El sueño de Pin-Jui es viajar a Estados Unidos para darle a su madre una mejor vida. Como las posibilidades de casarse con Yuan son muy difíciles -ella tiene dinero y él es muy pobre-, al conocer a la hija del jefe de la fábrica, Zhenzhen, decide emprender junto a ella el viaje, renunciando, así, al amor de su vida.

Esta película escrita y dirigida por Alan Yang tiene muchas capas. Observamos la difícil niñez de Pin-Jui y una adolescencia marcada por sueños y frustraciones. También vemos un gran espíritu de superación en este joven, no está dispuesto a mantenerse donde mismo, aspira a más. También desea aliviar las condiciones de vida de su madre. Esta primera capa responde al período en Taiwan y podríamos decir que es la más objetiva de ellas. La siguiente transcurre en Nueva York, lugar donde la joven pareja se radica. En este segmento vemos la tenacidad y capacidad de trabajo de Pin-Jui junto al descuido e incluso el maltrato al que somete a su esposa. Una tercera capa transcurre en la actualidad, tiempo en que es narrada la historia, con Pin-Jui ya mayor. Viene llegando de un viaje a su tierra, la relación con su hija Angela -Christine Ko- es distante, Pin-Jui no logra conectar con ella y Ángela siente a su padre frío y ausente.

“Cola de Tigre” es una película pausada y reflexiva. Su relato apela directo a la emoción. Los saltos temporales van explicando momentos en la vida del protagonista y cómo llegó al tiempo actual. En esta recapitulación de la vida surgen grandes interrogantes sobre las decisiones tomadas y los caminos emprendidos. Largas escenas, silencios y música minimalista sirven para lograr empatía con Pin-Jui y también elaborar un paralelo retrospectivo de nuestra propia vida. El apasionado amor adolescente, un matrimonio producto de un objetivo, un hijo del que nada se sabe, una hija distante y una vida actual solitaria, cuestionan de raíz la vida del protagonista. La película habla de relaciones de familia, evoca el amor conyugal y el amor filial, describe los sueños de juventud y expone las frustraciones de la edad adulta, los quiebres internos y el profundo vacío de la existencia. Lo interesante del filme está más en los subtextos que se desprenden que en aquello que se hace explícito y por ello evidente.

Al final comprendemos el título. Es proporcionado por el nombre de la ciudad, Huwei. El recorrido para llegar es circular. Cerramos la historia donde comenzó, enlazamos los hechos pero siempre nos asiste una dosis mayor de preguntas que respuestas. La cinta nos pone de frente a grandes principios y decisiones fundamentales. Vemos pobreza y vergüenza por dicha condición, falta de oportunidades, trabajo riesgoso, duro, indispensable, amor frustrado, matrimonio por conveniencia, inmigración, esfuerzo y muchos sacrificios. También observamos descuido y malos tratos, un matrimonio que se disuelve en el tiempo, distancia emocional, incapacidad de conexión, frustración, pena, resignación. La necesidad de abrir esta caja sellada, este interior emocional clausurado, puede ser la clave. Pero, ¿cómo hacerlo? La película se entrelaza, desarrolla, avanza y retrocede. Nos involucra para que completemos su lectura. Interesante y desafiante, vale la pena verla.

Ficha técnica

Título original: Tigertail
Año: 2020
Duración: 91 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Distribuida por Netflix. MACRO, Netflix
Género: Drama
Guion: Alan Yang
Fotografía: Nigel Bluck
Reparto: Christine Ko, Fiona Fu, Margot Bingham, Tzi Ma, Joan Chen, James Saito, Hayden Szeto, Dennis Jay Funny, Bill Sage, Tom Kemp, Cindera Che, Mike Massimino, Aamira Martinez, Raymond Ma, Kunjue Li, McCaleb Burnett, Yang Kuei-mei, Lee Hong-Chi, Jake Hanson, Michael Donovan, Jill Dalton, Ryan Funigiello, Terron Jones, Chuck Taber, Cindy Im, Karen Cole
Dirección: Alan Yang

No hay comentarios.:

Publicar un comentario