20/8/20

La hija de un ladrón - Por Carlos Correa (SANFIC16, Competencia Internacional)

Sara, de 22 años, acaba de tener un bebé y quiere llevar una vida normal junto a su hermano menor. Luego de años de ausencia y un largo período en la cárcel, su padre, Manuel, decide reaparecer repentinamente en sus vidas. Justo cuando las cosas empiezan a mejorar para ella, Sara tendrá que tomar la más dura decisión de su vida. Tendrá que elegir entre mantener a su padre lejos de sus seres queridos o enfrentarse al temor de empezar desde cero.


La directora Belén Funes presenta una vida al límite. Sara enfrenta problemas serios. Tiene un bebé, vive en un barrio periférico de Barcelona, en un departamento provisto por el Servicio Social que comparte con otras personas en su misma situación. Su padre Manuel -Eduard Fernández-, a quien no ve hace años, acaba de salir de la cárcel. Es una figura ausente que cero referencia para ella, pero se trasunta el cariño. Su hermano menor está en un centro de atención y se escapa recurrentemente. Sara trabaja en lo que puede, en un día a día durísimo, prácticamente sin esperanza de algo mejor.

La cinta habla con crudeza de un permanente agobio y una búsqueda infructuosa. El guion de Marçal Cebrian, sin lirismo, presenta fuertes golpes de realidad. Es una película sobre relaciones y sentimientos. Sobre lazos rotos y responsabilidades. Surgen luces de recomposición, sin embargo las carencias son mayores. Los afectos se han perdido. La situación es aun más evidente cuando vuelve Dani -Àlex Monner-, el padre del pequeño Joel, desde su trabajo temporal en la vendimia. Esta presencia agudiza en Sara sus anhelos de formar familia, una frustración más.

“La hija de un ladrón” es una película social. Una realidad cierta y palpable. La actuación de Greta Fernández conmueve. La cinta es asfixiante porque no se ve salida posible. Cuando parece que hay una luz, la oscuridad se apodera nuevamente de la escena. Angustia, soledad, abandono. Nuevas búsquedas, nuevos impulsos. De nuevo choque frontal contra el muro invisible, duro e inquebrantable de la realidad.

El trabajo de Belén Funes logra su objetivo. Nos sumerge en una realidad de presión continua y también en la intimidad de una joven de 22 años que debería tener todo el futuro por delante. Una cinta sobre el espacio y el lugar en la sociedad. Una cinta sobre el sentido más profundo de la vida.

Ficha técnica

Productor: Antonio Chavarrías
Guionista: Belén Funes
Guionista: Marçal Cebrian
Director de Fotografía: Neus Ollé
Directora de Arte: Marta Bazaco
Editor: Bernat Aragonés
Elenco: Eduard Fernández, Greta Fernández, Àlex Monner
Directora: Belén Funes

No hay comentarios.:

Publicar un comentario