28/7/20

No estoy loca - Por Jackie O.

“La mejor venganza es ser feliz”. 


Otra película de Nicolás López con Paz Bascuñán, interpretando esta última el mismo rol de los últimos años. Con solo ver la sinopsis en su momento, no la quise ver.

Y en esta cuarentena me animé a verla, y quedé medianamente satisfecha. Y ahora les cuento porque.

Creí que sería la típica comedia aburrida con humor forzado llena de garabatos, y con la protagonista personificando el mismo personaje que incluso me hace dudar si en la vida real sea así o no, pero no, la película en cierto minuto da un vuelco y tiende a ponerse dramática y reflexiva.

Carolina es una treinteañera feliz, o eso aparenta, familiares y amigos la presionan para que quede embarazada pronto. Su marido es algo distante pero la llena de regalos. Tiene dos grandes amigas. Y Carolina trata de darle el gusto a todos quienes la rodean.

Hasta que su marido le confiesa que ama a otra y esa otra es su mejor amiga, y que además está embarazada. Eso hace que Carolina quede en un estado de shock. Y a eso le agregamos que al llegar a su casa, su marido mandó a buscar todas sus cosas.

Y en un estado de irracionalidad o de oscuridad, Carolina intenta suicidarse. Y su marido la interna en un psiquiátrico.

En este psiquiátrico no participa de las actividades, intenta salir de ahí, niega que está pasando algo mal en ella, no acepta estar ahí.

En el lugar conoceremos a diferentes personas, a algunas se les nota un estado de demencia y otras son más camufladas. Cada quien tiene su historia.

Hasta que la película tiene sus momentos y se torna reflexiva, nos hace pensar en las presiones sociales, como que la mujer debe tener hijos. ¡No señores! La mujer puede tener hijos, y es una opción querer tenerlos. Que es muy diferente.

Debes ser profesional, pero una profesión que puedas encontrar trabajo, por el que dirán. ¡No! estudia en lo que te sientas mejor, donde creas tú que están tus capacidades.

La mujer a cierta edad debe casarse. ¿Qué es eso de “a cierta edad”, y que tiene si no nos casamos? eso es de siglos pasados.

El abandono de las personas con problemas mentales por parte de las familias y amigos. Incluso de las instituciones existentes saber si funcionan o no.

Que hay que ponerle atención a la personas, y con pequeños detalles puedes hacer feliz a otros.

Eso de querer quedar bien con todos, a costa de la propia felicidad no es sano.

Sí, es para sentirse media bipolar con la película, porque en momentos te ríes, después te pones serio, reflexivo, incluso puedes hasta bostezar, etc..

Me gustó el personaje de Antonia Zegers, irritable en un comienzo, después creí que era la más cuerda de todas, en otras la más loca, y es quien da el toque más dramático de la historia. Y el personaje de Alison era demasiado molesto. Le dieron mucha pantalla que no valía el personaje.

Creo que es medianamente lo mejorcito que he visto de Nicolás López dentro de lo poco que he visto de él. Pero aun así no es una obra maestra, no es una película “redondita”, tiene que mejorar muchos aspectos técnicos, pero esta película está bien encaminada a ser una película chilena para recomendarles a otros.

Disponible en NETFLIX.

Ficha técnica

Título: No estoy loca
Año: 2018 - Chile
Duración: 116 minutos
Dirección Nicolás López
Protagonistas:
Paz Bascuñan, Ignacia Allamand, Fernanda Urrejola, Marcial Tagle, Gabriela Hernández, Antonia Zegers, Carolina Paulsen, Josefina Cisternas, Ramón Llao, otros.
Guion: Guillermo Amoedo y Nicolás López
Música: Manuel Riveiro
Fotografía: Antonio Querecia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario