21/7/20

Despertares - Por Jackie O.

“A veces todos estamos dormidos”. 


Película inspirada en un hecho verídico, en la autobiografía del neurólogo Oliver Sacks, que relata la historia del descubrimiento ha mediado de los 60, de los efectos benéficos temporales de la L-dopa y su aplicación a pacientes catatónicos que sobrevivieron a la epidemia de encefalitis letárgica de 1917-1928.

El doctor Malcom Sayer (Robin Williams) es un médico que solo se ha dedicado a la parte de investigación y nunca a trabajar con pacientes, y se ve en la necesidad de aceptar un trabajo que consiste en algo que nunca había hecho, y que es normal y necesario en un médico: Trabajar con pacientes. Donde es enviado al pabellón de pacientes catatónicos (conocidos como pacientes de letargo del sueño) ahí comienza a experimentar la observación hacia sus pacientes, cuando se da cuenta que los reflejos no los han perdido.

Comienza a investigar, siendo la burla para sus colegas, pero insiste en saber más, trabaja diaria y arduamente con sus pacientes, con pequeños avances.

Hasta que sus ojos se posan en otro de sus pacientes, Leonard Lowe (Robert De Niro) quien no reacciona ante nada, como otros.

En sus averiguaciones y su afán de despertar a estos pacientes, además de averiguaciones efectuadas, convence a su superior de poder experimentar con sus pacientes con la droga L-dopa, que se utiliza para el tratamiento del Parkinson, y aunque no es la enfermedad de sus pacientes él insiste que en ciertas dosis puede existir un cambio. Pero solo le autorizan “experimentar” con uno de ellos, previa autorización de su pariente. Y así sucedió.

Comenzó de a poco con Leonard su tratamiento hasta que una noche éste despertó y habló. Y así se comenzó a tratar con la misma droga al resto. Quienes despertaron de su sueño eterno.

Robert de Niro demuestra una vez más que es uno de los mejores actores vivos que existen, que puede realizar cualquier papel que le den. Y acá demuestra un talento que estremece: al despertar como un niño en cuerpo de hombre, que todo a su alrededor es nuevo, que comienza a experimentar el primer amor y esos terribles tic incontrolables.

Lo secunda el fallecido Robin Williams, a quien le quedan muy bien y es un agrado verlo en papeles dramáticos dejando de la lado la extrema comicidad. Aunque acá le da su pequeño toque para relajar.

Una película que da para hablar diversos temas:

Sobre la ética profesional. Si la experimentación es para poder buscar una cura por salvar vidas, por querer ayudar al prójimo o solo para ser reconocido como aquel que encontró la cura de algo.

Sobre que a veces estamos nosotros más muertos en vida que los mismos pacientes, no valorando que tenemos vida y salud.

Nos muestra dos caras de una misma moneda, dos hombres aislados que se encuentran y aprenden el uno del otro.

Con un guion de alguien quien nos tiene acostumbrados a lo bueno como S. Zaillian, así como la música de R.Newman para darle el toque emotivo.

Más actuaciones potentes tanto de principales como de secundarios, con momentos deslumbrantes como el baile de Robert y Penelope, el cameo a Max Von Sydow, las palabras de aliento de la enfermera, en fin…

Una historia que vale ver para hacernos más humanos, y para que despertemos.

Disponible en Youtube.

Ficha técnica


Título original: Awakenings
Dirección: Penny Marshall
Guion: Steven Zaillian
Basada en la novela Awakenings de Oliver Sacks
Música: Randy Newman
Fotografía: Miroslav Ondrícek
Montaje: Battle Davis
Gerald B. Greenberg
Protagonistas:
Robert De Niro, Robin Williams, Penelope Ann Miller, Julie Kavner, Ruth Nelson, John Heard, otros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario