5/9/19

Vencedor - Por Juan Pablo Donoso

Es difícil que un espectador de buena voluntad desprecie esta película.

La fórmula de sus realizadores aplica todos los ingredientes probados para entretener, emocionar y bañar el relato con trascendencia espiritual.

Hay una equilibrada dosificación de suspenso deportivo, solidaridad racial, personas que se arrepienten de sus pasados vicios, y un cuadro casi estereotipado de familia feliz y bien constituida.

Es decir, puros ideales de vida que, una vez resueltos los problemas ocasionales, culminan con el esperado “final feliz”.

Para lograr esta química emotiva es necesario que sus personajes experimenten momentos de frustración - siempre superables con optimismo; que algunos leves conflictos conyugales se resuelvan con amor y arrepentimiento; que un ex drogadicto sufra las consecuencias clínicas de su vicio; y que una huerfanita negra, asmática y cleptómana, descubra que puede triunfar en el más exigente de los deportes gracias a su fe en Jesucristo.

Contar más detalles de la historia sería arruinársela a los espectadores.

A favor de este filme podemos decir que sus personajes son empáticos - aunque demasiado “ejemplares”; - que tiene un eficaz tratamiento cinematográfico hollywoodense; - que los actores de color son más conmovedores que los blancos - en especial la pequeña Aryn Wright-Thompson y su moribundo padre Cameron Arnett, capaz de transmitir emoción en tomas de largo aliento.

Al comienzo hay diálogos demasiado obvios, para preparar al público de lo milagroso que vendrá. Pero en la segunda mitad, cuando se desata lo deportivo será, al igual que Rocky y tantas otras, el suspenso lo que predomine.

Aunque a veces bordea lo predicante, lo propio de esta película es - como siempre en las obras de los hermanos Kendricks - la invitación a entregarnos con humildad a los prodigios de la fe, y muy en especial, a confiar en el amor de Jesucristo que nos rescatará cuando más lo necesitemos.

Para financiarla confluyó el apoyo de muchas iglesias evangélicas, y la participación de varios miembros de la familia Kendricks en diversas tareas.

UN FILME MUY AMENO Y EMOTIVO. SIN OCULTAR SU MENSAJE CRISTIANO LOGRA UN ECUMENISMO GRATO E INSPIRADOR PARA QUIENES CONFÍAN EN DIOS.

Ficha Técnica


Título Original: Overcomer 
Cinemark y Canzion Films EE.UU.- 1,59 hrs. 
Fotografía: Bob Scott 
Edición: Steve Hullfish, Alex Kendrick 
Música: Paul Mills 
Diseño Prod.: Trey Reynolds 
Actores: Alex Kendrick, Aryn Wright-Thompson, Camderon Arnett 
Guion: Alex Kendrick, Stephen Kendrick 
Director: Alex Kendrick

No hay comentarios.:

Publicar un comentario