15/8/19

Historias de miedo para contar en la oscuridad - Por Juan Pablo Donoso

“Hay historias que hieren, y otras que sanan. Contarlas mucho se convierten en realidad”.

Confluyen dos maestros legendarios del terror: Alvin Schwartz y Guillermo del Toro.

Schwartz (1927-1992) fue un periodista y prolífico autor de obras para niños con temas folclóricos y de miedo. Sus libros de cuentos con ilustraciones de Stephen Gammell, son venerados hasta hoy por lectores estadounidenses.

Si bien el premiado realizador mexicano Guillermo del Toro en este filme ofició sólo como productor y coguionista, su temática y tratamiento mantienen el estilo de sus éxitos anteriores: El Laberinto del Fauno (2006) y La Forma del Agua (Oscar 2018), entre otros.

A diferencia de tantos filmes de terror que nos llegan de diversos países, hay en los monstruos de Del Toro - fue discípulo de Dick Smith (El Exorcista) - un factor que, a pesar de sus espeluznantes aspectos, suelen ocultar un motivo de compasión redentora.

Las víctimas serán unos adolescentes de Mill Valley, Pennsylvania, que, en la noche de Halloween de 1968, se internan en una siniestra mansión abandonada para sentir cómo les bullía la adrenalina.

Stella, de 16 años, encuentra un viejo libro escrito a mano por Sarah Bellows, una muchachita que se ahorcó en esa casa en el siglo 19. Se suicidó apremiada por la crueldad de sus parientes que la mantuvieron encerrada. Sufría de acromasia, albinismo.

Y su espíritu - lleno de Ira - permaneció deambulando por la casona haciendo desaparecer a todo niño curioso que se internara en ella.

En cada página del libro de Sarah Bellows surge un cuento diferente, redactado con tinta roja, que es sangre aún fresca.

Y cada historia narra un crimen pavoroso provocado por los monstruos que aún emergen de esa casa. Más, lo peor es que esos cuentos profetizan la forma en que cada uno de los jóvenes compañeros de Stella serán asesinados por las demoníacas criaturas.

Realizada con gran oficio y atmósferas de pesadilla: claroscuros interiores que mágicamente se devuelven al siglo 19, con los crueles habitantes de la casa que torturan a la pequeña Sarah; y exteriores de día que con la luz filtrada dan un cromatismo surrealista.

Si bien los incidentes fantasmagóricos y sangrientos son similares a otras cintas de este género, lo que distingue a ésta es la moraleja en que se inspira:

“La IRA - encapsulada en el espíritu de Sarah - sólo dejará de vengarse de los vivos cuando se LIBERE con la VERDAD”.

GARANTÍA DE BUEN TERROR. AGREGA UN MENSAJE ESPIRITUAL POSITIVO.

Ficha técnica

Título Original: Scary Stories to Tell in the Dark 
Terror, misterio, suspenso  Diamond Films Canadá, EE.UU. - 1,51 hrs. 
Fotografía: Roman Osin 
Edición: Patrick Larsgaard 
Música: Marco Beltrami, Anna Drubich 
Diseño Prod.: David Brisbin
Guion: Dan Hageman, Kevin Hageman 
Actores: Zoe Margaret Colletti, Michael Garza, Gabriel Rush 
Director: André Øvredal

No hay comentarios.:

Publicar un comentario