30/8/18

Cleo de 5 a 7 – 1962 - Por Juan Pablo Donoso

Para quienes vimos nacer, culminar y decaer la Nouvelle Vague, esta película es un deleite de nostalgia y admiración.

Como la mayoría de los movimientos renovadores en el arte, después de su apogeo se saturan, se vuelven torpemente imitados, y desaparecen. Pero contribuyen a dar un paso adelante en la narrativa, y las nuevas expresiones llevan sus aportes incorporados en el ADN.

Sus grandes exponentes iniciales fueron Francois Truffaut ( Los 400 Golpes), Jean-Luc Godard (Sin Aliento), Eric Rohmer (La Rodilla de Clara), George Rivette (L´Amour Fou) Claude Chabrol (Los Primos) , Alain Resnais (Hiroshima Mon Amour) y sobre todos ellos su precursor Jean Pierre Melville.

En 1962, la realizadora Agnes Varda incursionó en la modalidad desde su visión femenina, y logró una película exquisita.

Agnes Varda, hoy octogenaria, que cuenta entre sus éxitos títulos tales como LA FELICIDAD (1965), ha incursionado en más de 30 obras posteriores incluyendo cortos, documentales e historias de aguda inteligencia. Ha sido la esposa de aquel otro insigne director francés, Jacques Demý (Los Paraguas de Cherburgo) con una estética tan diferente, llena de dulzura y ensueños.

En CLEO, nos hace acompañar a una hermosa cantante (Corinne Marchand) durante 2 horas por barrios de París, mientras espera los resultados clínicos de un posible diagnóstico de cáncer. Recorrerá calles, visitará amigas y quirománticas, tendrá un fugaz encuentro con su novio, recibirá la visita de sus amigos músicos, quienes le traen un nuevo tema, y, finalmente, hará amistad con un joven militar desconocido con cuya compañía se atreverá a enfrentar el resultado médico de su examen.

La cámara la sigue a distancia como un agente indiscreto, y escucha sus conversaciones, generalmente triviales, pero que van trasluciendo su angustia interior.

En el más típico tratamiento de Nouvelle Vague, Agnes Varda incluye cameos de otros artistas de la época como Michel Legrand (muy joven), Jean-Luc Godard, Anna Karina, Claude Brialy, Eddie Constantine…

La diferencia con el neorrealismo italiano, es que los franceses jamás descuidan la belleza plástica, especialmente en interiores. Recurren ostensiblemente al “high key” cromático; y los diálogos, en vez de ser casi improvisados, redundan en un manierismo rayante en lo poético. Pero siempre manteniendo aquella atmósfera de lo casual.

Recomendamos ver CLEO DE 5 a 7 hoy día para gozar de una obra lograda en su tiempo, que mantiene su encanto, y comparar las riquezas de aquel lenguaje con las virtudes del actual.

PARA VOLVER A DISFRUTAR DE UNA RELIQUIA DE LA NOUVELLE VAGUE.

Ficha técnica

Tragicomedia, música 
Cine Arte Galería Patricia Ready Francia -1,30 hrs. 
Fotografía: Paul Bonis, Alain Levent, Jean Rabier 
Edición: Pascale Laverrière, Janine Verneau 
Música: Michel Legrand 
Diseño Prod.: Jean-François Adam 
Actores: Corinne Marchand, Antoine Bourseiller, Dominique Davray 
Guionista y Directora: Agnes Varda

No hay comentarios.:

Publicar un comentario