28/3/18

Ready Player One - Por Carlos Correa

La última película del director Steven Spielberg es verdaderamente alucinante. Basada en la novela de Ernest Cline y con guion del mismo Cline junto a Zak Penn, Spielberg construye un escenario audaz y creativo, una elaborada fantasía que nos introduce en un universo lleno de imaginación, con deliciosos toques retro -como una oda a la cultura del cine pop con alusiones a recordadas cintas-, y una banda sonora que transporta a la nostalgia. Todo esto se encuentra dentro de un entorno visual de video juego interactivo, tan vertiginoso como emocionante.

Columbus, Ohio, año 2045. Wade Watts -Tye Sheridan- vive en su “pequeño rincón de la nada”. Son torres de contenedores apilados donde están hacinados miles de “olvidados” de la sociedad. Wade es huérfano, vive con su tía y no tiene a dónde ir. En realidad nadie tiene a dónde ir, salvo entrar a “OASIS”, un universo virtual creado por el multimillonario James Halliday hace ya varios años y que se ha transformado en el lugar donde la mayoría pasa el tiempo actualmente. Halliday acaba de morir y ha ofrecido una recompensa a quien encuentre un objeto oculto (un huevo de Pascua) en algún lugar de “OASIS”. Y el premio no es menor, medio billón de dólares y el control total de la plataforma. El desafío está lanzado y los jugadores listos y decididos a participar.

En este mundo destruido y distópico, “OASIS” es un escape virtual. Hay una confusión entre realidad y virtualidad que podría asustar a cualquiera. Las cintas que se adelantan al futuro que viviremos no son auspiciosas, a pesar de no ser tan lejanas, en apariencia al menos, a la enajenación que nos inunda actualmente con los dispositivos móviles, las redes sociales, la “big data” y las grandes compañías que manejan todo este enorme volumen de información.

En esta cinta, asombrosamente construida, con un nivel de producción de excelencia y con una sólida dirección de arte, hay un desafío generacional. El recorrido del relato hacia la nostalgia nos llega fuerte y claro a quienes éramos adolescentes en los años ochenta. Desconozco cómo puede ser recibido por los “millennials” o los aún más jóvenes, los actuales adolescentes. Los tópicos en todo caso se repiten. Una sociedad dividida entre buenos y malos, descarnadas luchas por el poder y el control, resistencia y rebeldía al sistema imperante y por cierto un grupo de jóvenes idealistas dispuestos a sacrificar lo que sea para evitar cualquier monopolio -personal o empresarial- que pudiera conducir a la aniquilación de la sociedad.

“OASIS” es al mismo tiempo un refugio oculto de la intimidad personal. Es un lugar donde puedes ser quien quieres ser y eso le da real significado a tu vida. Y lo que muestras a los demás es lo que quieres mostrar, es decir la máscara perfecta para ocultar todo aquello que te molesta, con lo que no estás de acuerdo o simplemente no quieres que los demás conozcan de ti. Más similitud aún con los perfiles sociales de Instagram o Facebook, pero acá lo visualizamos en una interacción real, palpable, sensitiva y emocional.

Aunque finalmente está fábula tiene una moraleja repetida y que ya conocemos de antemano, son valores principales como la amistad, el amor, la lealtad y la honestidad los que prevalecen en un mundo que es apenas inteligible. Los detalles que se entregan son infinitos, algunos más evidentes y otros por cierto más sutiles. La mano de Spielberg es perfectamente reconocible en todo aquello, pues además imprime un ritmo vital que no da tregua y que nos mantiene en alerta activa durante toda la película.

Ficha técnica

Título original: Ready Player One
Año: 2018
País: Estados Unidos
Productora: Warner Bros. / Amblin Entertainment / De Line Pictures / Village Roadshow Pictures / Reliance Entertainment
Género_ Ciencia ficción | Distopía. Internet / Informática
Guion: Ernest Cline, Zak Penn (Novela: Ernest Cline)
Música: Alan Silvestri
Fotografía: Janusz Kaminski
Reparto: Tye Sheridan, Olivia Cooke, Ben Mendelsohn, Mark Rylance, Simon Pegg, T.J. Miller, Hannah John-Kamen, Win Morisaki, Philip Zhao, Julia Nickson, Kae Alexander, Lena Waithe, Ralph Ineson, David Barrera, Michael Wildman, Lynne Wilmot, Carter Hastings, Daniel Eghan
Dirección: Steven Spielberg

No hay comentarios.:

Publicar un comentario