22/3/18

María Magdalena - Por Juan Pablo Donoso

Más anecdótica que espiritual. Se justifica porque María Magdalena fue oficialmente proclamada Apóstol de Jesús por el Vaticano en 2016.

Proceso de conversión vocacional de una mujer que admiró a su Maestro y lo siguió hasta después de la muerte. Claramente feminista.

Difiere de otras superproducciones dulzonas y predicantes, con Cristos encarnados por bellos galanes occidentales. Aunque sigue la línea poco glamorosa de El Evangelio según San Mateo de Pasolini, carece del aura poética y sobrenatural de aquella. Por eso nos resulta poco inspiradora.

Hay hechos diferentes a los relatados en los Evangelios e ignoramos de qué fuentes los tomaron (la resurrección de Lázaro, por ejemplo).

¿Fue sólo una ilusión de María Magdalena haberlo visto resucitado? ¿Deberían los discípulos y nosotros creerle sólo por Fe?

Es más un rescate a la naturaleza apostólica de María Magdalena que una prueba de la revolución histórica y espiritual de Jesucristo. Este pudo ser cualquiera de los profetas sacrificados con anterioridad o líderes rupturistas que abundaban entonces, antes y después, captando seguidores y realizando prodigios.

Hay una cuidada realización en parajes y playas similares a los verdaderos, viviendas humildes y obras fastuosas como el Templo de Jerusalén, vestuarios elaborados con telas de la época, y caracterizaciones físicas verosímiles de personajes.

Si bien contaron con el excelente actor Chiwetel Ejiofor (Serenity – 2012) para encarnar a Simón Pedro, nos extraña que fuera de raza negra (aceptémoslo como opción integracionista). También justifican la traición de Judas, Tahar Rahim, un joven simpático y alegre, fiel a su maestro, pero que, decepcionado porque después de insultar a los mercaderes del Templo, se abstuvo de proclamarse como el Mesías, liberador del pueblo de Israel, y lo delató por dinero. El fracaso de su causa libertaria, y el repudio de sus hermanos apóstoles, lo habrían llevado al suicidio. Son muchas las versiones que explicarían las motivaciones de Judas, incluyendo La Última Tentación de Cristo y Jesucristo Superestrella, como la de un individuo predestinado desde la eternidad a traicionar al Hijo de Dios.

Son estampas de cómo María Magdalena – de profunda compasión por los que sufren – halló su camino junto a Jesús y participó a su lado en la Última Cena. Se rebeló contra su padre y las fuertes tradiciones judías para seguir a su maestro.

A fin de cuentas, debemos preguntarnos qué pretende cada autor al contarnos su versión de la vida de Cristo, cuán profundas son las reflexiones que provoca, y cuáles las emociones predominantes.

Rooney Mara (Carol y Red Social) responde con sensibilidad y belleza a su Magdalena. Joaquín Phoenix (Gladiador), como Jesús, entrega su atormentada rusticidad – desgreñado y provocativo - consciente que esa es la línea impuesta por el guion. Los demás van secundando con sencillez este acontecimiento que cambió para siempre la historia espiritual de Occidente. ¿Existirá una versión menos editada de esta misma película?

LA PREMISA DE FONDO QUEDA MUY CLARA: REDIMIR LA IMAGEN VIRTUOSA DE MARÍA MAGDALENA.

Ficha técnica


Título Original: Mary Magdalene 
Andes Films Drama, religión, historia Inglaterra, Australia – 2 hrs. 
Fotografía: Greig Fraser 
Edición: Alexandre de Fraceschi y Melanie Oliver 
Música: Hildur Guðnadóttir y Jóhann Jóhannsson 
Diseño Prod.: Fiona Crombie 
Guionistas: Helen Edmundson y Philippa Goslett 
Actores: Rooney Mara, Joaquin Phoenix, Chiwetel Ejiofor 
Director: Garth Davis

No hay comentarios.:

Publicar un comentario