31/5/17

Niñas Araña - Por Carlos Correa

Primera plana de diarios y apariciones reiteradas en los principales noticiarios de televisión. La historia de las tres adolescentes denominadas "niñas araña" porque trepaban altos edificios para entrar a departamentos desocupados, y que conmocionó a la opinión pública hace algunos años, entrega la base para esta película del director Guillermo Helo. Inspirada en "hechos reales", como señala su publicidad y basada en la obra de Teatro de Luis Barrales, la cinta intenta incursionar en una problemática difícil, compleja, vulnerable y de extrema sensibilidad social.

Avi -Michelle Mella-, Cindy -Javiera Orellana- y Estefany -Dominique Silva- son tres amigas que viven en la Toma de Peñalolén. Juntas, sus aventuras cerca de la toma, que incluyen pequeños hurtos, cambian de matiz y de carácter cuando deciden ir al "barrio alto" y al observar las grandes diferencias existentes con su precario entorno, ven la posibilidad de acceder a lugares y a bienes que a ellas les son negados.

Helo no hace concesiones. Los planos con los que filma la carencia -material y mayormente afectiva- suelen ser crudos y a veces chocantes. Nos cuesta asimilarlos, podrían resultarnos ajenos si no hemos tenido la posibilidad de conocerlos y en muchos casos esta ficción es claramente superada por una realidad dinámica, presente y agobiante.

Un guión activo nos lleva por una senda delicada, donde parece que no hay solución, un callejón aparentemente sin salida. El cuestionamiento que la película provoca es inmenso. En su logro, las convincentes actuaciones de las tres protagonistas colaboran muchísimo. Sus caracterizaciones resultan naturales y la cámara del director es capaz de mostrar de cerca los sentimientos que cada una experimenta en diferentes momentos, en un excelente trabajo conjunto. La fotografía de Mauro Veloso es intensa e inquieta. El transitar, el movimiento continuo, la premura y la pausa se hacen presentes a cada momento.

La película va más allá de un relato policial o de una trama simplemente delictual. Es una historia de vida, de falta de oportunidades, de pobreza, de diferencias que no se entienden y de aspiraciones que exceden las posibilidades, mostrando claramente con ello una brecha real que muchos aspiramos cambiar, o al menos reducir. La inspiración es este bullado caso, sin embargo el fondo es provocador, intenso, desafiante y al mismo tiempo presenta una humilde falta de respuestas. ¿Un sistema económico insensible que aniquila a los más desposeídos y vulnerables? ¿Una realidad social imposible de cambiar? ¿Existen luces de esperanza o todo es negativo? Las preguntas y posibles respuestas son nuestro trabajo si nos dejamos interpelar por la cinta. Guillermo Helo nos entrega un relato vívido, incomodo y honesto, que nos hace estar en permanente tensión y no nos defrauda.

Ficha técnica 

Título original: Niñas araña
Año: 2017
Duración: 94 minutos
País: Chile
Género: Drama | Basado en hechos reales
Guión: Daniela Aguayo, Ticoy Rodríguez, Guillermo Helo (Obra: Luis Barrales)
Música: Angelo Pierattini
Fotografía: Mauro Veloso
Productora: Altirosapiens / Demente
Reparto: Michelle Mella, Javiera Orellana, Dominique Silva, Patricio Contreras, Francisca Gavilán, Pablo Schwartz, Pablo Macaya, Francisco Diaz, Marcelo Castro
Director: Guillermo Helo

26/5/17

La Novia - Por Juan Pablo Donoso

Teníamos curiosidad por ver cómo hacían los rusos una película de terror. El resultado fue más o menos decepcionante.

Con excepción de los nombres y la iluminación crepuscular, lo demás es igual a tantas que se filman en Europa y en EE.UU. con fines comerciales.

Si proviniera de una larga novela eslava, adaptada al cine, perdonaríamos lo compacto de las secuencias y sus efectos sensacionalistas. Pero al parecer, fue concebida tal como la presentan: sugerentes escenas iniciales, con personajes perturbados a la manera de Dostoyevsky, y un planteamiento inicial que pudo desarrollarse en la línea de Tarkovsky, donde el tormento de las almas es más doloroso que los acontecimientos.

Pero el director y guionista, Svyatoslav Podgayevskiy, para asustar al público entra demasiado pronto en la truculencia y el facilismo. Una atmósfera inicial inquietante pudo desenvolverse por su propia inercia hasta el desquicio del horror final.

En el siglo 19 creían que si retrataban a un muerto su alma quedaba retenida en las sales de plata de los negativos fotográficos. Y un tenebroso fotógrafo quiso hacerlo con el cadáver de su esposa vestida de novia.

Muchos años más tarde, en nuestros días, las descendientes del fotógrafo, habitantes de una vieja mansión de campo, esperan que su hermano se case con una muchacha virgen para enterrarla viva y así liberarse del espectro maligno de la bisabuela de antaño que habitaba en el hueco de las paredes.

Poco a poco la joven prometida sospechará que es candidata al martirio pero, por haber perdido la virginidad, deberá ser castigada como cordero expiatorio de toda la familia.

De ahí en adelante se suceden las apariciones siniestras, los arpegios orquestales que anuncian sorpresas, las visiones sangrientas en los espejos, y los afanes interminables por escapar de aquel infierno.

Hay incluso un par de sobrinos pequeños del novio que habitan la casa y son testigos innecesarios de los demonios que dominan el lugar y a sus propietarias, incluyendo al torvo mayordomo, para recordarnos a los antiguos mujiks de Rusia.

Prolija, especialmente en la luz y ambientación, con un considerable presupuesto, asustará más a los adolescentes que a los adultos que esperan algo distinto en el tratamiento narrativo de este género tan socorrido en el último tiempo. Deja cabos sueltos y acciones inexplicables.

Y para colmo, el final queda listo para una secuela.

HISTORIA RUSA DE TERROR QUE PUDO SER MÁS NOVEDOSA, PERO SUCUMBIÓ BAJO EL FACILISMO COMERCIAL DE OCCIDENTE.

Ficha técnica


Título Original: Nevesta 
BFDistribution Terror, suspenso
Rusia – 93 minutos 
Fotografía: Ivan Burlakiv 
Música: Jesper Hansen 
Actores: Vyacheslav Chepurchenko, Aleksandra Rebenok, Igor Khripunov 
Guionista y Director: Svyatoslav Podgayevskiy

Ali y Nino - Por Juan Pablo Donoso

Hermosa realización. Relato de un amor principesco casi imposible por motivos de tradición (él es musulmán y ella católica ortodoxa de Georgia), inserto en hechos históricos, guerra, deslumbrantes paisajes de montaña, fastuosos palacios, y lujosos vestuarios y utilería.

Asif Kapadia es un multipremiado realizador de cortos documentales en los mayores Festivales. Aunque nacido y formado en Inglaterra, su familia es originaria de la India y sus contornos.

La historia proviene del best-seller homónimo de Kurban Said.

La estructura del guión hace sospechar que fue concebida, en un principio, para miniserie y luego compactada en 110 minutos como relato unitario. Esto debido a lo sinóptico de ciertos eventos y con políticos muy importantes interpretados por conocidos actores en brevísimas escenas.

Aunque el tema es romántico, el conflicto bélico y geográfico – nacimiento de la república de Azerbajian - podría resultar lejano para nuestros públicos. Transcurre durante la 1ª Guerra Mundial y en países caucasianos.

El protagonista es el Amor, y el gran enemigo es la guerra y las tradiciones ancestrales. Hará lagrimear a más de alguna señora serntimental.

HISTORIA DE AMOR PRINCIPESCA, CONFLICTUADA POR GUERRAS Y HONDAS DIFERENCIAS RELIGIOSAS.

Ficha técnica

Cine-arte Galería Patricia Ready 
Historia, romance, guerra Azerbaijan
110 minutos 
Fotografía: Gorkan Tiryaki 
Edición: Alexander Berner 
Música: Dario Marianelli 
Guionista: Christopher Hampton, Kurban Said (novela) 
Director: Asif Kapadia

17/5/17

Alien: Covenant - Por Carlos Correa

Ridley Scott y "Alien" a esta altura son inseparables, fecundos e inagotables, sobre todo luego que el director propusiera filmar la precuela de la saga original que debutara hace ya 38 años, en 1979. El modelo es similar y solo cambia la forma, lo que naturalmente no es tan original pero si muy efectivo. Y esta nueva entrega, ”Alien: Covenant”, no es la excepción.

Walter -excelente actuación de Michael Fassbender personificando al androide asistente de esta misión- colabora en la nave colonizadora Covenant que se traslada hacia el remoto planeta Origae-6. Es el año 2104, la distancia es larga y la tripulación humana junto a los 2.000 colonos viajan en estado de hibernación. En una rutinaria recarga de energía, una onda de radiación afecta a la nave, se declara una seria emergencia y "Madre" -el cerebro informático- debe despertar a la tripulación. Los daños son importantes y le cuestan la vida al capitán de la misión. Mientras se reparan los destrozos, una señal de radio de origen desconocido es captada, lo que llama la atención del ahora responsable de la operación -el capitán Christopher Oram, Billy Crudup,- quien decide, pese a la oposición de Daniels -Katherine Waterston-, la experta en terraformación, explorar un planeta que ofrece características similares a la Tierra y que se encuentra considerablemente más cerca que el destino original. Y claro, nada es lo que parece. Cuando se acercan y aterrizan en este supuesto "paraíso", descubren que el peligro está mucho más cerca de lo que imaginan.

En tres secciones claramente identificables, Scott da forma a este relato futurista que conjuga ciencia ficción y terror extraterrestre en una alucinarte aventura espacial. La primera de ellas es una joya de tecnología y diseño, donde los elementos expuestos son tan transparentes como la luminosa secuencia de apertura. La segunda sección responde al clásico "encuentro", donde en luchas totalmente desiguales y crudas los colonizadores pierden a varios de sus compañeros de manos de un enemigo muy poco convencional. Naturalmente la parte final relata el escape de los sobrevivientes, o más bien los esfuerzos extraordinarios que deben realizar para poder lograrlo.

Una fórmula así de probada es funcional al resultado, lo que no le resta ningún mérito al filme. Scott tiene un gran talento para situar las cámaras, generar tensión y mantenernos alerta durante los 123 minutos que dura el metraje. La banda sonora de Jed Kurzel es particularmente atractiva y acompaña muy bien el desarrollo de la acción. Los efectos especiales están muy en consonancia con la tecnología que visualizamos y entregan fluidez a un relato que, si bien es muy predecible, resulta atractivo.

Al parecer tenemos asegurada la continuación de la franquicia, al menos con la tercera parte de esta serie de precuelas a la que le correspondería enlazar con la versión original. El tema seguramente ya no estará en qué novedad nos podrá aportar sino en la forma que Ridley Scott elegirá para desarrollar la nueva historia, completando un círculo y probablemente abriendo múltiples ramificaciones. Bienvenido sea, para los fans y para quienes lo vemos un poco más de lejos. Como mucho en la vida, se dice, la historia se repite y solo cambian los protagonistas. Y "Alien" en eso, tampoco es la excepción.

Ficha técnica

Título original: Alien: Covenant
Año: 2017
Duración: 123 minutos
País: Estados Unidos
Productora: Twentieth Century Fox Film Corporation / Scott Free Productions / Brandywine Productions
Género: Ciencia ficción. Terror | Extraterrestres. Aventura espacial
Guión: John Logan, Dante Harper (Historia: Jack Paglen, Michael Green)
Música: Jed Kurzel
Fotografía: Dariusz Wolski
Reparto: Michael Fassbender, Katherine Waterston, Billy Crudup, Demián Bichir, Danny McBride, Carmen Ejogo, Jussie Smollett, Amy Seimetz, Callie Hernandez, Benjamin Rigby, Alexander England, Uli Latukefu, Tess Haubrich, Guy Pearce, Noomi Rapace, James Franco
Director: Ridley Scott

Niñas Araña - Por Musia Rosa

Película inspirada en un caso policial chileno y también en la obra teatral de Luis Barrales sobre el mismo caso real que impactó a la sociedad chilena en el año 2005.

La película se inicia con una vista aérea de un campamento resultado de una toma ilegal de terrenos, donde viven seres marginales en condiciones muy precarias.

En el campamento viven tres adolescentes que han hecho robos pequeños y que ahora, motivadas por lo que ven en televisión y lo que ofrecen los malls y supermercados, deciden ir al barrio alto a escalar edificios y entrar en departamentos que suponen desocupados, al ver diarios atrasados afuera de la puerta de entrada a ellos, porque quieren ver cómo se vive en los departamentos elegantes y además llevarse todo lo que les sirva y quepa en sus mochilas.

“NIÑAS ARAÑAS” es la ópera prima del cineasta Guillermo Helo, quien, al preguntársele qué lo motivó a hacer esta película, expresó: “desde que escuché el caso de las niñas araña en los medios, me llamó la atención esta historia por la edad y astucia de sus protagonistas, adolescentes con evidentes carencias afectivas y económicas, que se tomaban estas escaladas como una aventura. Entonces empecé a indagar en la historia detrás y me di cuenta que eran chicas marcadas por la dificultad y que vieron en sus actos la oportunidad de cambiar su realidad y que de alguna manera representa un poco el deseo oculto que todos tenemos de surgir pero, en este caso, segadas por el consumismo y el éxito”.

Lo que logra mostrar el filme es el contraste abismante entre los que viven en la marginalidad de la pobreza extrema y los que viven en la extrema abundancia material, saltando las clases sociales intermedias que no tienen acceso a tantos lujos, que viven con ingresos menores o que son más deficitarios aún, y así crear conciencia frente a estas grandes diferencias sociales y motivar a crear mayores incentivos y oportunidades para estudiar y trabajar con las habilidades, el empeño y la voluntad que todos debieran querer desarrollar.

La cámara trabaja inteligentemente para mostrar los diferentes escenarios de la ciudad, donde se desarrolla la historia que el director quiere contar, utilizando el ritmo adecuado para seguir con entusiasmo el desarrollo de la aventura de las niñas y con la elocuente fotografía de Mauro Veloso, captar los gestos y actitudes que describen la personalidad de las tres adolescentes: Avi (Michelle Mella), Cindy (Javiera Orellana) y Estefany (Dominique Silva), quienes, con convincentes actuaciones protagónicas, consiguen hacer real, interesante y atractiva esta increíble historia. El resto del elenco actoral aporta la naturalidad que se necesitaba para hacer creíble todo lo narrado.

“Niñas Araña” no es una historia policial, sino una mirada humana a jóvenes que resienten la miseria material y afectiva en que viven y no logran percibir una oportunidad real para salir de ella, lo que las empuja prematuramente a la delincuencia.

Ficha técnica

País: Chile
Año: 2017
Calificación: TE+7
Duración: 93 minutos
Género: Drama
Elenco: Michelle Mella, Javiera Orellana, Dominique Silva, Patricio Contreras, Francisca Gavilán, Pablo Macaya, Pablo Schwartz, Marcelo Castro, Francisco Díaz. 
Director: Guillermo Helo

16/5/17

Si no despierto - Por Carlos Correa

Parece, a simple vista, una película más sobre temáticas adolescentes: chicas populares, jóvenes en busca de experiencias, juegos, diversión, fiestas, carretes que se salen de control y un fuerte bullying. Sin embargo esta historia, basada en el libro “Before I Fall” de Lauren Oliver, y que tiene como eje el fenómeno del "Día de la Marmota" -volver a revivir, una y otra vez el mismo día-, va un paso más allá en sus intenciones.

Samantha Kingston -Zoey Deutch- parece tenerlo todo: su grupo de amigas, cuatro en total, son las “chicas top”, su novio es guapo y su vida promete mucha más aventura y diversión que algún desencanto. Sin embargo, ese viernes 12 de febrero algo extraño sucede pues luego de un día normal de colegio y una masiva fiesta con todos los ingredientes ya descritos, Sam y sus amigas se ven envueltas en un accidente automovilístico donde la protagonista muere… pero despierta, asustada, en la misma mañana del viernes 12 de febrero. Lo que al principio parece solo un “Déjà vu”, comienza a tomar forma y Sam lo hace consciente: está viviendo lo mismo, una y otra vez, y el final es siempre igual.

Una película juvenil, abordando el tema de la muerte, está directamente en la actual contingencia y es una razón más que poderosa para verla. Sin embargo esta cinta, a diferencia de la exitosa serie “13 Reasons Why”, enfrenta los problemas de la protagonista desde otro ámbito. El hecho de volver a vivir lo mismo, día a día, jornada tras jornada, impone a la protagonista un esfuerzo consciente de realizar variantes a sus conductas para observar diferencias, ya sea en el final o bien en la interacción con sus compañeros, amigos y familia. Estos cambios que Sam va experimentando e intencionado, nos muestran claramente lo que las relaciones provocan en cada uno de nosotros. Sabemos -o más bien nos vamos dando cuenta con el tiempo- que a veces sin querer podemos herir y otras veces cuesta muy poco acoger y hacer sentir bien a otra persona. Sin embargo la poca conciencia que tenemos sobre esto muchas veces nos juega en contra. Un libreto conocido permite hacer cambios, pero no es sencillo. Hay que probar, no sabemos que puede suceder, ¿y si no despierto?…

“Before I Fall” -Antes de caer- su título original, da una pista del enfoque y perspectiva que guía la historia. A pesar que nosotros como audiencia conocemos el desenlace del día al igual que la protagonista, hay algo en el relato que no nos permite bajar la guardia y que nos compromete con el resultado de este “tema con variaciones”. La tensión se respira, por momentos tal vez somos nosotros quienes hacemos los cambios -de perspectiva, claro- para entender una u otra acción, actitud u omisión. El metraje es activo, actual, consistente y plantea más preguntas que respuestas. Es como una fotografía de los tiempos actuales, donde no sabemos muy bien cómo leer la dinámica juvenil, su relación con la tecnología, y/o con sus amigos y amigas. Lo que si vemos, en ocasiones con temor, son los pasos que aceleradamente van dando hacia un mundo que es diferente al que nos tocó vivir a nosotros cuando teníamos su edad.

Es cierto que tal vez esta película como construcción dramática es sencilla, sin embargo su contenido no deja de ser importante y central. Acá prima la historia, el relato, la construcción de un personaje -muy bien caracterizado por Zoey Deutch- que va cambiando, que toma conciencia lentamente de lo trascendente que es el camino que se recorre día a día. Y abrir un espacio de conversación a partir de esta cinta -como también es bueno hacerlo sobre “13 …”- puede ser una excelente oportunidad para observar, apreciar y acercarse al mundo juvenil. Por supuesto que hay estereotipos y moldes, lugares comunes y frases cliché, sin embargo la suma de los elementos es positiva y lleva a la reflexión y aquello ya es un paso adelante, sin duda.

Ficha técnica

Título Original: Before I Fall
BfDistribution
Drama, misterio EE.UU.
98 minutos
Música: Adam Taylor
Fotografía: Michael Fimognari
Edición: Joe Landauer
Guión: Maria Maggenti, Lauren Oliver (novela)
Actrices: Zoey Deutch, Halston Sage, Cynthy Wu, Jennifer Beals
Directora: Ry Russo-Young

11/5/17

Si No Despierto - Por Juan Pablo Donoso

Fantasía paranormal profundamente femenina.

¿Qué haríamos si amaneciéramos cada mañana en el mismo día?

¿Sólo nos conformaríamos con que volvieran a suceder las mismas cosas una y otra vez?

En este filme Samantha, muchacha que está terminando su colegio, vive esa experiencia. Primero la acompañamos en el primer día del fenómeno, desde que despierta hasta que llega la noche, con su cúmulo de alegrías, conflictos, y tragedia.

Cuando a la mañana siguiente ella nota que todo se repite igual que ayer, se desconcierta. La próxima vez siente pánico. Y así sucesivamente, a medida que se repiten los eventos; comienza a introducir leves modificaciones.

Esos pequeños cambios van marcando notorias diferencias, y como ella conoce el futuro, los irá acentuando, tanto en sus relaciones amistosas, sentimentales, sexuales y familiares.

La gente que la rodea se extraña de sus comportamientos; pero ella viene del futuro cercano. Así, irá creciendo en precaución y, particularmente, en compasión y madurez.

A tal punto llegará su capacidad de comprender lo que ocurre en aquel continuo presente, que llevará su propia vida a un desenlace inesperado aún para ella misma.

La autora de la novela, Lauren Oliver, mediante esta suposición poética parece aconsejarnos reconocer las maravillas de cada minuto del presente, y preguntarnos cuántas cosas actuales enmendaríamos para evitar las trágicas consecuencias del diario vivir. En otras palabras, imaginarnos el hoy visto desde el futuro.

Excelente actuación de la protagonista (Zoey Deutch), y un guión editado de tal manera que nos mantiene expectantes de cada nueva alteración en el destino. Con ciertas reminiscencias de Atrapado en el Tiempo (Groundhog Day,1993), aquí enfatizan la solidaridad entre amigas, y denuncian la torpeza de discriminar a quienes, por múltiples razones, son diferentes. Celebramos la inclusión de aquella carismática actriz, Jennifer Beals, en el rol de la madre, que tan pocas veces vemos en nuestro país.

FANTASÍA PARANORMAL QUE INSPIRA SABIAS REFLEXIONES. SIN SER FEMINISTA ES PODEROSAMENTE FEMENINA.

Ficha técnica


Título Original: Before I Fall 
BfDistribution 
Drama, misterio EE.UU. 
98 minutos 
Música: Adam Taylor 
Fotografía: Michael Fimognari 
Edición: Joe Landauer 
Guión: Maria Maggenti, Lauren Oliver (novela) 
Actrices: Zoey Deutch, Halston Sage, Cynthy Wu,Jennifer Beals 
Directora: Ry Russo-Young

Un Don Excepcional - Por Juan Pablo Donoso

Se plantea el dilema de compatibilizar la crianza de un niño genio con una vida familiar sana y afectiva.

Dentro de su estilo comercial estadounidense, logra emocionar con una problemática difícil que, a la vez, invoca respuestas humanitarias.

Casi entera filmada con cámara en mano, le da una constante inestabilidad a la imagen, tal vez para contagiarnos con la inseguridad de la resolución al problema planteado.

Frank es un ex profesor de filosofía universitario que, cansado de la vida académica, se dedica a reparar lanchas en un atracadero. Es pobre y crió a su pequeña sobrina Mary, de siete años, huérfana de madre y de padre desconocido. La niña detesta ir al colegio. El motivo es su desarrollado coeficiente intelectual. Es capaz de resolver mentalmente complejos problemas matemáticos. Heredó de su madre y su abuela el talento para calcular sin dificultades. Pero su tío insiste en que vaya a clases y sociabilice con otros niños de su edad. Pero la pequeña dejará boqueabiertas a las profesoras con su inteligencia. Le sugieren al tío inscribirla en una academia para niños superdotados; pero él se resiste. Es aquí donde interviene la abuela paterna, también matemática excepcional, quien por medio de un juicio contra su hijo, intenta separa a la niña de su tío/padre para que ingrese a un organismo de acuerdo a su prodigiosa habilidad. 

El tema es apasionante, más aún cuando vemos cómo la pequeña deslumbra a los sabios que la ponen a prueba. Y por el otro lado está el apego de Mary por su tío, y el suyo por ella. 

Hay espacio para admirar lo extraordinario, y para empatizar con los personajes sometidos a una encrucijada emocional.

Las soluciones previsibles y equitativas llegarán, tarde o temprano, para todos; y como corresponde a un filme típicamente norteamericano, el público masivo deberá quedar satisfecho al final.
Conviene resaltar la estupenda elección de Mackenna Grace, como la pequeña genio que conquista con su complejo personaje. El tío – Chris Evan – nos transmite su angustia por el dilema entre lo afectivo y lo racional. Las mujeres secundarias: Octavia Spencer, como la vecina de color que acompaña a ambos con ternura y comprensión, demuestra una vez más su enorme carisma; Jenny Slate, sin ser hermosa cumple bien como la amable profesora que, obviamente, inicia un romance con el tío, y la experimentada actriz escocesa Lindsay Duncan, como la obstinada abuela, pudo dar mayores matices a su personaje quedando demasiado rígida en sus expresiones faciales.
Ideal para exhibirla en un largo vuelo aéreo. Los pasajeros lo agradecerán.

AMENO DILEMA QUE CONFRONTA LA GENIALIDAD INFANTIL CON LOS LAZOS FAMILIARES.

Ficha técnica

Título Original: Gifted 
Fox WB Drama EE.UU.
101 minutos 
Fotografía: Stuart Dryburgh 
Edición: Bill Pankow 
Música : Rob Simonsen 
Guionista : Tom Flynn 
Actores: Chris Evans, Mckenna Grace, Lindsay Duncan, Octavia Spencer
Director: Marc Webb

Nuestra Hermana Pequeña - Por Juan Pablo Donoso

Japonesa e intrínsecamente femenina. Sutil como discurso total. Sin estridencias de ningún tipo. Es casi plana en sus diversos capítulos. Carece de confrontaciones. Nada sucede demasiado impactante ni trascendente, salvo las penas naturales como la muerte lejana del padre o el anuncio de enfermedad terminal en una vecina querida. Llena de detalles cotidianos menores pero sensibles para las protagonistas.

Tres hermanas jóvenes, adultas, viven en la ciudad de Kamakura en la casa que les dejó su abuela. Viven juntas desde que su padre abandonó el hogar, años atrás, y emigró a un pueblo de provincia junto a otra mujer con la cual tuvo una hija, Suzu. La madre abandonada, por su parte, también se fue a vivir con otro hombre. Las tres hermanas forman una compacta familia entre ellas. Cuando se enteran que el padre ha fallecido, viajan para asistir a sus funerales. Allí, además de conocer a la viuda, conocen también a su pequeña hermanastra de 15 años. Al ver que madre e hija tienen desaveniencias, invitan a Suzu a vivir con ellas a Kamakura. La colegiala acepta.

El resto de la película es el lento proceso de adaptación de Suzu a la nueva vida y a la convivencia con sus hermanastras. Éstas la acogen con enorme cariño, la tratan como hermanita nueva y la acompañan en su proceso de maduración como mujer e hija huérfana de padre.

En casi todo momento, el director Hirukazu Koreeda se deleita luciendo la delicada femineidad de sus actrices, pero principalmente de sus pies. Lo hace con ellas descalzas o con diversos tipos de medias o calzados; incluso con reposados diálogos en que se pintan las uñas, o cuando juegan a esquivar mojarse las zapatillas con las olas de la playa junto al mar. Hay una reiteración clara y constante de todo lo que se refiera a los pies femeninos. Tal vez con aquella insistencia el realizador resalta la fragilidad de los leves temas que va desarrollando la trama.

La falta de un conflicto más frontal, o de algo más vital en juego, hace que la película se sienta larga, que parezca terminar varias veces pero continúa y continúa sin que nada imprevisto suceda. Cuando el espectador ya se ha preguntado varias veces por el propósito dramático de esta camaradería tan minimalista, en la última escena hay un breve diálogo que rubrica, también de manera sutil, el profundo amor fraternal de aquellas mujeres.

JAPONESA CONTEMPORÁNEA, MUY LENTA Y DELICADA. HOMENAJE AL AMOR FRATERNAL. SIN ESTRIDENCIAS NI CONFLICTOS. PARA CONVIVIRLA SIN URGENCIAS. JD 

Ficha técnica

Título Original: Umimachi Diary 
Cine-Arte Galería Patricia Ready 
Tragicomedia Japón
128 minutos 
Fotografía: Mikiya Takimoto 
Edición: Hirukazu Koreeda 
Música: Yoko Kanno 
Jefe de Arte: Mami Kagamoto 
Guionistas: Akimi Yoshida (manga) y Hirukazu Koreeda 
Director: Hirukazu Koreeda

9/5/17

Huye - Por Carlos Correa

Este filme del director Jordan Peele es un thriller diferente a lo que acostumbramos observar habitualmente. Chris -Daniel Kaluuya- es afroamericano y tiene a una novia, Rose -Allison Williams-, que es blanca. La relación es perfecta y el paso natural es que él pueda conocer a sus padres. Con cierto recelo, temor y nerviosismo, Chris accede a pasar un fin de semana con sus futuros suegros. Todo va de maravillas, la acogida es generosa y la bienvenida es muy distinta a todo lo que Chris podía imaginar para una relación interracial. Sin embargo lo que parece ser no lo es necesariamente, y lo que va descubriendo en el camino es inquietante y perturbador.

Fuera de los moldes tradicionales, con agudeza y precisión, Jordan Peele como guionista y director nos regala una composición de contrastes. Hay crítica social, diferencias raciales, psicosis, peligro y un sinnúmero personalidades y algunas caricaturas, por cierto, que van retratando este tiempo que vive Estados Unidos post Barack Obama que no parece ser tan distinta a la realidad actual.

Las actuaciones resultan convincentes y naturales. Hay planos muy interesantes que logran transmitir la angustia del protagonista, que avanza sin entender lo que está sucediendo. La edición está hecha a medida para conseguir que todo se vea real, entregando un ritmo que luego de los dos tercios se va agilizando enormemente. Cámaras, banda sonora e iluminación contribuyen a generar atmósferas concretas que dan a la cinta una textura propia y una sensación de estar al filo de la sorpresa en casi en todo el metraje.

“Get Out”, su título original es naturalmente más apropiado que “Déjame salir” -traducción en otros países-, en el contexto de la trama. “Huye” -el título para nuestros países- es similar al imperativo y a la orden que no se discute sino solo se obedece, que nos señala la expresión en inglés. Y a raíz de esto una advertencia: que sea un thriller diferente no significa la ausencia de aquello que esperamos del género. Hay sangre, terror y suspenso pero con altas dosis de humor negro desopilante que altera las líneas y que lleva a esos elementos a insertarse en un cine más profundo, afilado, no consecuente y a la vez altamente contingente.

Ficha técnica
Título original: Get Out
Año: 2017
Duración: 103 minutos
País: Estados Unidos
Género: Terror. Thriller
Productora: Blumhouse Productions / QC Entertainment
Guión: Jordan Peele
Música: Michael Abels
Fotografía: Toby Oliver
Reparto: Daniel Kaluuya, Bradley Whitford, Allison Williams, Catherine Keener, Betty Gabriel, Caleb Landry Jones, Lyle Brocato, Ashley LeConte Campbell, Marcus Henderson, LilRel Howery, Gary Wayne Loper, Jeronimo Spinx, Rutherford Cravens
Director: Jordan Peele

4/5/17

Frantz - Por Juan Pablo Donoso

Tenemos la suerte en estos días de conocer dos películas de Francois Ozon. Es un joven director francés que en poco tiempo ha demostrado enorme talento como realizador y también por resaltar ángulos sensibles, y poco explotados, en sus argumentos.

En El Biógrafo de Santiago se está exhibiendo EN LA CASA (comentada recientemente en esta página) y ahora en el Cine-Arte de la Galería Patricia Ready pudimos disfrutar de FRANTZ (2016), una de sus recientes obras.

Con propiedad decimos que FRANTZ es un brillante melodrama. Sensible y estético redime el buen sitial del desprestigiado apelativo de “relato melodramático” o “dramón”. 

Aquí los ingredientes restituyen su fuerza emotiva basándose en dolorosas realidades históricas, escogiendo personajes que fueron víctimas de aquellas circunstancias, y personas de diversas edades y condiciones sociales que sólo aspiraban a vivir en paz y realizarse en el amor. 
 
Y es la tristeza de ver esos ideales frustrados lo que conmueve al espectador hasta las lágrimas. Pero es el tratamiento vulgarizado, y muchas veces sólo por afán comercial, el que ha desprestigiado este noble género dramático.

Estamos en los días inmediatos después de la Primera Guerra Mundial. En Alemania, una gentil familia de provincia ha perdido a su único hijo. Hay un natural resentimiento hacia Francia que resultó vencedora. Su novia, Anna, ha quedado desolada viviendo junto a quienes pudieron ser sus suegros. 

De pronto, aparece un muchacho francés, ex combatiente, quien dice haber sido amigo entrañable, en épocas anteriores a la guerra, con el hijo caído en combate. Poco a poco, y superando prejuicios, la familia lo acoge como a un buen amigo llegando, incluso, a establecer una relación vagamente sentimental con la novia/viuda. 
 
Pero el suspenso del filme nos sorprende con giros inesperados que, al afectar dolorosamente a los personajes, también cambian el curso lógico de los acontecimientos. Tales serán los vuelcos emocionales que hasta Anna decide viajar a Alemania para seguir indagando en la psiquis atormentada de Adrien, el joven amigo francés.

Hasta ahí conviene pespuntar el argumento. El resto de los méritos de esta bella película radica en la compasión con que nos muestra a los sobrevivientes de ambos países, todos con seres queridos muertos en un conflicto bélico del que siempre fueron ajenos e inocentes. En Francia hablan francés, en Alemania germano, pero el dolor por las pérdidas y el resentimiento es el mismo e inevitable. Las escenas del “presente” se ven en blanco y negro, los recuerdos o momentos de alegría en color. Y todo ambientado en una recreación de época magistral de Susanne Abel y su equipo que, en forma impecable, nos transportan a esos días de 1919, a esas calles y a la naturalidad de esos vestuarios ya distantes a los nuestros.

Esperemos que la exhiban también comercialmente.

UN BELLÍSIMO RELATO DONDE TANTO EL AMOR COMO EL DOLOR DE LOS INOCENTES FUE VULNERADO POR UNA GUERRA INHUMANA Y FEROZ.

Ficha técnica

Título Original: Frantz 
Cine-Arte Galería Patricia Ready 
Drama, Historia, Guerra 
Francia y Alemania
113 minutos 
Fotografía: Pascal Marti 
Edición: Laure Gardette 
Música: Philippe Rombi 
Jefa de Arte: Susanne Abel 
Guionistas: Francois Ozon y Philippe Piazzo 
Actores: Pierre Niney, Paula Beer, Ernst Stötzner 
Director: Francois Ozon