26/8/16

Neruda - Por Juan Pablo Donoso

Costosa y plásticamente bella superproducción  nacional.  

Pero esta película, con tan lograda atmósfera, y semejante nómina de actores secundarios conocidos, presenta una falla en su argumento. 

Es una fantasía que toma aspectos de la vida del poeta, agregando situaciones y personajes inventados. Se siente larga debido a la gran cantidad de cosas inútiles que suceden. 

El relato resulta recargado, con un exceso de escenas y parlamentos seudo poéticos que parecen trascendentes pero que poco aportan a la trama; por el contrario, la detienen y alargan. 

Nadie, salvo tal vez la actriz que encarna a Delia del Carril (Mercede Morán)  a ratos genera empatía en el espectador. Al parecer eso estaba incluido en las intenciones del guionista y del director. 

Como es obvio, la consigna sigue vigente: rendir una vez más culto sagrado a la figura de Pablo Neruda. (¿Quién promueve con tanta euforia a Gabriela Mistral, a Vicente Huidobro o Pablo de Rokha, etc., etc.? ¡Nadie!).

 El conflicto “policial” es claro y simple, pero con el afán de endiosar la figura del poeta, se debilita en su desarrollo por refocilarse en textos innecesarios.  

Estupenda factura, en especial las ambientaciones e iluminación en interiores nocturnos. 

Cuando el Pdte. González Videla, mediante la ley de Defensa de la Democracia, deja fuera de la ley al partido Comunista y arrestan a sus militantes, Neruda y sus adláteres saben que deben escapar de la policía. El discurso audiovisual entero se centra en cómo evadían la persecución, sin salir de Chile. 

La historia es narrada por un Prefecto de Investigaciones de apellido Pelluchoneau (Gael García Bernal) quien lo persigue más que nada para compartir en algo la gloria y fama del poeta. Su complejo es haber sido siempre un secundario, además de hijo bastardo de una prostituta. 

El lazo antagónico del argumento está nítidamente planteado entre el objetivo neurótico del policía y la necesidad de escabullirse de Neruda. Pero es aquí donde las múltiples secuencias del poeta sobreabundan, se solazan y se extienden, mientras que las del policía son sólo referenciales. Es por ello que toda la confrontación final resulta casi desproporcionada y operática con las metáforas líricas con que cierran esta fábula. 

Aparte de Delia del Carril – y sólo en ciertos momentos – ningún personaje despierta simpatía ni conmiseración. 
El mérito principal radica en la cuidada factura, edición, y en el hálito seudo poético con que bañan las atmósferas, especialmente con los textos del narrador (el policía). 

Un espectacular cuento ficticio cuyo núcleo estaba en la psiquis del policía, pero  que engolosinaron con los devaneos y caprichos de Neruda restando dramatismo a lo que debió ser el conflicto central.   

En vez de establecer un vital lazo antagónico entre el cazador y su presa, casi todo el tiempo parecen ser dos historias separadas que se unen forzadamente al final. Hay cierta reminiscencia de Javert versus Jan Valjean en LOS MISERABLES, pero allí se comparte el profundo dolor del antagonista. Igual duelo de astucias hallamos en  Raskolnikov versus el Inspector Porfiry en CRIMEN Y CASTIGO. En cambio en NERUDA, aparte de la expresión estática y semi llorosa de García Bernal, y de su extenso relato en off, el resto de la superproducción se despilfarra en los caprichos sibaritas del vate y en su séquito de aduladores.

En el recuerdo perduran más las expresiones faciales del actor Luis Gnecco que la personalidad del verdadero Pablo Neruda, a quien tuvimos la suerte de conocer 

ANTAGONISMO  DESEQUILIBRADO  EN  UNA SUPERPRODUCCIÓN  FASTUOSA  Y  RECARGADA.  ¿QUÉ PRETENDIERON?

Ficha técnica

Título original: Neruda
Año: 2016
Duración: 107 minutos
País: Chile
Género: Drama
Guión: Guillermo Calderón
Fotografía: Sergio Armstrong
Reparto: Luis Gnecco, Gael García Bernal, Mercedes Morán, Alfredo Castro, Pablo Derqui, Marcelo Alonso, Alejandro Goic, Antonia Zegers, Jaime Vadell, Diego Muñoz, Francisco Reyes, Michael Silva, Victor Montero
Productora: Coproducción Chile-Francia-España-Argentina; AZ Films / Fabula / Funny Balloons / Participant Media / Setembro Cine / TELEFE
Director: Pablo Larraín

No hay comentarios.:

Publicar un comentario