13/2/16

Deadpool, irreverente y divertido - Por José Astorga


El tema Ángel de la mañana de Juice Newton abre la primera entrega cinematográfica del antihéroe Deadpool –literalmente el pozo de la muerte–, mostrándonos que será una comedia romántica que a los pocos minutos del metraje da un vuelco y se convierte en una comedia irreverente de acción, balas y vocabulario subido de tono.

La primera aparición del personaje fue en New Mutants –Nuevos mutantes– y fue creado por el artista Rob Liefeld y el escritor Fabian Nicieza en 1991, como un villano mercenario y deformado, que al poco andar se convirtió en un éxito entre quienes buscaban un personaje distinto a los clásicos héroes que no usan ni palabrotas ni fuerza letal. Wade Wilson, el Deadpool, usa todos los ingenios armamentísticos disponibles, aunque suele olvidar la mochila rosada con armas y debe emplear su par de catanas con las que no trepida en cortar las cabezas que sea necesario.

En la cinta, Ryan Reynolds, quien anteriormente encarnó a Hal Jordan en la desastrosa Green Lantern –Linterna Verde–, se reivindica con su actuación en Deadpool, haciendo mofa de sus anteriores actuaciones con metadiálogos que son característica del personaje en las historietas, autorreferencias bien incorporadas que harán la delicia de aquellos que están un poco hartos de las invasiones planetarias que ponen en jaque a ligas justicieras sin mucha chispa o que son un poco más de lo mismo.

La historia es simple, pero está plagada de situaciones intratextuales –referencias a otras películas de las sagas de la editorial, incorporación de elementos del Universo Cinematográfico Marvel, como el destruido helicarrier de Capitán América, El soldado de inverno, donde transcurren algunas escenas fundamentales–; intertextuales –otros filmes y actores de cine, productores y creadores–, y también metatextuales: el personaje habla directamente al público con constantes apartes, como solía hacerlo Malcom en la serie del mismo nombre.

En suma, una película de acción entretenida, con diálogos subidos de tono que no son para “las pequeñas orejitas de la casa”, con la incursión en la pantalla de un nuevo personaje de los cómics Marvel que traerá, por lo visto, una secuela y que, además, renueva el estilo de los superhéroes, incluyendo el mejor cameo de Stan Lee visto hasta ahora.

Para quienes esperan las tradicionales escenas poscréditos, “Deadpool” trae dos.


Ficha técnica

Título original: Deadpool
Año: 2016
Calificación: Mayores de 14 años
Duración: 108 minutos
País: Estados Unidos
Género: Acción - Ciencia Ficción - Superhéroes
Guión: Rhett Reese y Paul Wernick
Música: Junkie XL
Fotografía: Ken Seng
Reparto: Ryan Reynolds, Morena Baccarin, Ed Skrein y Gina Carano
Director: Tim Miller

No hay comentarios.:

Publicar un comentario