27/8/15

La memoria del agua - Por Musia Rosa

El gran tema de la última película del realizador Matías Bize es “la crisis de una pareja que se ama, tras la muerte de un hijo.” 

Película de sentimientos profundos que muestra el dolor irreparable ante la pérdida del hijo, de un pequeño que nunca vemos, ni en flashbacks ni en fotografías, pero que está siempre presente,  en  el pensamiento, en el ánimo y en el corazón de sus padres.  

Casi no hay diálogos, las imágenes hablan solas, al seguirlos en silencio, con la pena honda que ambos sienten y con la impotencia de ella para sobrellevar el dolor, junto a él.

Cuando Javier (Benjamín Vicuña) le dice conteniendo su tristeza, “ya lo perdimos a él, pero no nos perdamos nosotros”, Amanda (Elena Anaya) no acepta el ruego amoroso de Javier. Amanda quiere vivir su luto en soledad, no quiere perder al hijo luchando contra la pena y la angustia que tiene. Siente que es el único camino que en este momento puede seguir….

Pero él no resiste quedarse sólo y se desespera al no poder retomar la vida juntos y, con amor y fe, seguirá esperando….
Y así transcurre el tiempo, entre el trabajo de cada cual y la tristeza que los inunda, que se percibe en los “close ups” a los rostros que lo dicen todo, en imágenes de  gran sutileza emotiva. 

Los silencios y la música también expresan las distintas formas de vivir lo que están sintiendo, el soterrado dolor o la destemplada  angustia en algunos momentos.

La película, intensamente interpretada por ambos actores, Elena Anaya, actriz española (“La piel que habito” de Almodóvar) y Benjamín Vicuña (“El Bosque de Karadima” de Matías Lira), quien tenía una experiencia de vida similar ya en su corazón,  nos dice que no hay lógica ni razón que valgan para aminorar la experiencia traumática del alma. Sólo el tiempo, como elemento mágico, puede irla paso a paso sanando.

“La vida de los peces” (premio Goya 2010) nos deslumbró con el poder de las imágenes para transmitir emoción y sentimiento. Ahora, el director Matías Bize, con “La memoria del agua”, que competirá en el Festival de Venecia, en la sección “Venice Days”, confirma ser un AUTOR.
         
Ficha técnica

País: Chile
Año: 2015
Género: Drama, Romance
Duración: 88 minutos
Elenco: Elena Anaya, Benjamín Vicuña, Néstor Cantillana, Sergio Hernández, Antonia Zegers, Pablo Cerda.
Director: Matías Bize

22/8/15

Jessabelle - Por Juan Pablo Donoso

Entre la catarata de filmes de terror que nos llueven ahora último, esta, sin ser demasiado diferente tiene algunos elementos dignos de elogio.

Cae en los pie forzados de recurrir a los “screamers” (golpes inesperados de imágenes monstruosas y ruidos estridentes para que el público salte del asiento). Sin embargo tuvieron el buen criterio de evitar abusar de estos efectos y concentrarse más en otras virtudes estéticas.

En un argumento sencillo – que adolece de algunos giros gratuitos – son dignos de destacar: la actuación de su protagonista, Sarah Snook; la muy cuidada y a ratos hermosa fotografía de Michael Fimognari; y la edición del mismo director Kevin Greutert, quien denota oficio en esa especialidad del montaje.

Sarah Snook es una joven actriz australiana con experiencia en destacados roles del teatro shakesperiano en su país. Ella sola, con el respaldo de muchos primeros planos, logra transmitir una gama de variadas emociones. Su inclusión en esta cinta es, sin duda, una revelación actoral. Tiene ángel y talento. Ojalá volvamos a verla en otras películas con más contenido psicológico, porque transmite con fuerza y verosimilitud. 

La fotografía de Fimognari es prolija, ilumina con inteligencia y contribuye estéticamente al relato de la fábula. Finalmente, pareciera que el director Greutert tuvo con anterioridad experiencia en compaginación, ya que su discurso de montaje es armónico, fluido, y supo aprovechar, por medio de primeros planos, la fuerza interpretativa de Sarah Snook. 

Estas virtudes técnicas y formales se insertan en la historia de una muchacha que, después de quedar inválida de las piernas, debe recluirse en la casa de campo de su familia en medio de los pantanos de Luisiana. Allí será asediada por el fantasma vudú de una niña misteriosamente ligada al oscuro pasado de sus padres.  

UN NUEVO FILME DE TERROR, PERO CUYA ACTUACIÓN Y FOTOGRAFÍA LO ELEVAN POR SOBRE OTROS DE SU GÉNERO. 

Ficha técnica

Título Original: Jessabelle
Distribuidor: BFDistribution
Género: Terror, suspenso
País: EE.UU.
Duración: 90 minutos 
Guionista: Robert Ben Garant                                                                                             
Fotografía: Michael Fimognari
Actores: Sarah Snook, Mark Webber, Joelle Carter 
Director y Editor: Kevin Greutert

Revancha - Por Juan Pablo Donoso

Un nuevo filme de boxeadores típicamente estadounidense, con la fórmula tan probada y exitosa de los cinco ROCKYS, por ejemplo; es un tratamiento argumental que se remonta desde los años 30 y donde los paradigmas fueron A Man and a Gentleman (El Caballero Audaz), City for Conquest, Puños de Acero, Golden Boy, Requiem para un Luchador, y tantas más. 

El pugilista imperfecto y disminuido que a punta de esfuerzo logra, al final, vencer a su feroz contrincante en el ring.

Esta vez se trata de un campeón que, al ser provocado en una ceremonia, se trenza a golpes con un rival y accidentalmente alguien le dispara a su esposa matándola. Con esto el iracundo campeón se derrumba emocional y económicamente, perdiendo incluso la tutela de su adorada hijita, y debe recomenzar desde abajo su carrera hasta recuperar su título.

Los elementos destacables son la actuación de Jake Gyllenhaal y de Oona Laurence su pequeña hija. Ambos transmiten con fuerza y verdad sus emociones y tormentos.

Los combates alcanzan, como ya es habitual, un alto nivel de calidad técnica cinematográfica.  Y el clímax cumple con dar la dosis de adrenalina que los espectadores esperan.

Sin embargo, en las escenas más íntimas y personales, el interés decae por la obviedad y lentitud de algunos diálogos, y por la tibia empatía que esto genera con el conflicto y sus personajes.

EXCELENTE CARACTERIZACIÓN DE GYLLENHAAL  EN  UN CLICHÉ  DE  BOXEADORES, AGIOTISTAS, Y HEROÍSMO SOBREHUMANO.       

Ficha técnica

Título original: Southpaw
Género: Drama, boxeo
País: EE.UU.
Duración: 124 minutos 
Guionista: Kurt Sutter 
Actores: Jake Gyllenhaal, Rachel McAdams, Oona Laurence, Forrest Whitaker
Director: Antoine Fuqua

13/8/15

Enredos en Broadway - Por Musia Rosa

Consecuente con su título, esta película es una comedia de enredos en Broadway, la avenida de los grandes espectáculos teatrales y musicales de Manhattan, en Nueva York.

La historia cuenta que el director teatral Arnold Alberston, interpretado por Owen Wilson (“Medianoche en Paris”, de Woody Allen) casado y dos hijos, se enamora de una “call girl”  que quiere ser actriz. Arnold le regala 30.000 dólares para que abandone su trabajo sexual y logre su ansiado objetivo de vida, una buena acción que se repite en el personaje, con otras mujeres, pero que no tiene mayor reflexión ni gran trascendencia en la historia fílmica.

La película muestra un humor desatado, algo woodyalliano, pero sin la sutileza y genialidad de Woody Allen, sino más bien con la verborrea de los personajes y las acciones que se entrecruzan  sin descanso en los 93 minutos de duración del filme, donde hay situaciones recurrentes poco originales, ya que no sorprenderán al espectador, como por ejemplo, esconder a una mujer en el baño cuando llega la otra, porque es  seguro que irá a ese lugar y la encontrará; o cuando se esconde en la ducha con el celular abierto, y entra una persona al baño creyendo estar sola, es fácil pensar que el teléfono va a sonar y la sorprenderá. Son de una obviedad que no da ni para sonrisa.

“Enredos en Broadway”, película realizada por el director Peter Bogdanovich, aplaudido en 1971 con el recordado filme “The Last Picture Show”, es una comedia de equivocaciones, casi sin respiro, agotadora, y que al pretender ser un frenesí jocoso, no deja zonas de descanso para apreciar mejor algunas buenas actuaciones que sí hay en la película, donde destaca la joven actriz británica Imogen Poots, como Izzy, la “call girl” que quiere ser actriz, con un personaje que al combinar, con talento actoral, liviandad y cierta inocencia, lo hace creíble y amable, constituyendo lo mejor del filme.
Ficha técnica
Título original: “She’s funny that way”
País: EE.UU.
Año: 2014
Género: Comedia
Duración: 93 minutos
Elenco: Imogen Poots, Owen Wilson, Jennifer Aniston, Will Forte, Cybill Shepherd, Tatum O’Neal, Katheryn Hahn.
Director: Peter Bogdanovich

Ted 2 - Por José Astorga

Ted 2, comedia para adultos políticamente incorecta, con una serie de guiños a la cultura popular norteamericana, como es la impronta de Seth MacFarlane –creador de las series de animación Padre de familia y American Dad!–, y de la primera película del oso de peluche con un vocabulario un tanto soez, capaz de rescatar unas cuantas emociones dulzonas del resto de los personajes, sobre todo de su compañero John – Mark Wahlberg, El planeta de los simios, 2001–.

Con altos y bajos, tanto en el humor como en el ritmo, Ted 2 entretiene, sobre todo a quienes han sucumbido a las series creadas por MacFarlane y su ácido humor, o manejan los clásicos tópicos fílmicos de Hollywood –Star Wars, Star Trek, Las tortugas ninja...–, y sean capaces, además, de reconocer a distintos actores y actrices, algunos encarnándose a ellos mismos, o que hacen presencia en voces off; cameos, personificando a personajes secundarios o ridiculizando a sus propias películas, como es el caso de Sam J. Jones –el mítico Flash Gordon de la ochentera space opera de ciencia ficción del mismo nombre y que se recuerda por la pegajosa banda sonora de Queen–, o Liam Neeson y sus personajes de acción violenta en Taken y Run All Night.

Sin lugar a dudas es una película hecha para los seguidores de la cultura norteamericana y las clásicas bromas de Seth MacFarlane, quienes, seguramente, no se verán defraudados con este popcorn dominical.

Ficha técnica

Titulo Original: Ted 2
Duración: 115 minutos
Calificación:
Género: Comedia
Año: 2015
País: Estados Unidos
Elenco: Mark Wahlberg, Seth MacFarlane, Amanda Seyfried
Director: Seth MacFarlane

Enredos en Broadway - Por Juan Pablo Donoso

La fama del director Peter Bogdanovich esta vez le jugó en contra. Eran demasiadas las expectativas sobre esta su nueva película.

Proviene de la generación de Scorsese, Coppola y Woody Allen. 

Con este filme quiso emular las clásicas comedias de enredos de los años 30 y 40, aquellas de Lubitsch, Sturges y Hawks. Ya lo había logrado con algunas sátiras como Noises Off (graciosa de comienzo a fin) y What´s Up, Doc (¿Qué tal Amigos?), y otras que marcaron hitos de nostálgica ternura como La Última Película, La Luna de Papel, y la paradigmática MÁSCARA. Incluso dirigió un histórico documental llamado DIRIGIDA POR JOHN FORD  

Para esta nueva cinta contó con la participación de diestros comediantes, nuevos y antiguos, para ensamblarlos a todos en una farsa de coincidencias, picardías y malos entendidos eróticos. 

A pesar de tener una trama bien “urdida”,  se parece demasiado a las obras de Woody Allen, pero sin la ironía de sus reflexiones. El ritmo de comedia fluye, pero los giros se sienten muy calculados y poco novedosos. Por último, si la joven actriz principal Imogen Poots irradia simpatía, era innecesario que fuera narrándole a su psicóloga lo mismo que estamos viendo en pantalla. 

Todos los actores tratan de jugar con cariño y respeto por el director y su guión, pero la comedia entera carece del toque sensible e inesperado del legendario Bogdanovich.
   
COMEDIA  DE ENREDOS AMOROSOS QUE  DECEPCIONARÁ A  LOS ANTIGUOS  ADMIRADORES  DE  PETER  BOGDANOVICH.

Ficha técnica

Título original: “She’s funny that way”
País: EE.UU.
Año: 2014
Género: Comedia
Duración: 93 minutos
Elenco: Imogen Poots, Owen Wilson, Jennifer Aniston, Will Forte, Cybill Shepherd, Tatum O’Neal, Katheryn Hahn.
Director: Peter Bogdanovich

La maldición - Por José Astorga

Una sombría noche con la silueta del volcán Osorno, tragado por una vaporosa noche tenebrosa, abre la narración de The Stranger –La maldición–, situando los hechos entre callejuelas y pasajes de la reconocible arquitectura poblacional de Puerto Varas. Un Puerto Varas, eso sí, colocado en algún lugar de cualquier parte, donde todos los personajes hablan en inglés, los policías visten de azul y utilizan camionetas blancas.

La maldición –precedida de una serie de participaciones en festivales internacionales, Sitges, entre ellos– es una historia de vampiros avalada por Eli Roth (Hostel y El último exorcismo), que no se ciñe a la línea del Drácula de Bram Stoker o del clásico encarnado por el fallecido Christhoper Lee –no tienen esa sensualidad pecaminosa del romanticismo literario–, sino que presenta a unos entes infecciosos que contagian con el simple contacto de su sangre.

Guilleromo Amoedo –Retorno, 2009, y la serie web El crack–, dirige esta historia situada en un lugar ficticio –pero reconocible–; esto, tal vez, atenta contra la verosimilitud del filme o, por el contrario, lo convierte en una crónica de crímenes sin resolver, de pecados e impulsos humanos reprimidos en lo arcano del subconsciente de cada individuo, y que se sitúan en cualquier parte, afectando a cualquier persona en cualquier lugar de este mundo creado, o afuera de la ventana del espectador.

Los personajes de la cinta son la representación del desencanto y la pobreza espiritual, nido armado para que el vampiro, este ser infeccioso que corroe alma y espíritu de sí mismo y de sus víctimas, ponga involuntariamente su semilla infecta y provoque una pandemia de carácter universal.

El protagonista –Cristóbal Tapia Mont, Videoclub, 2013–, espíritu angustiado, vive en una constante lucha contra su reprimida sed de sangre y la búsqueda de terminar con su pecaminosa vida y la maldición de ser vampiro, existencia que se contrapone con sus valores religiosos. Pero no todos los contagiados presentan su misma atormentada moralidad y se convierten en el germen de una pandemia que debe evitarse a toda costa, incluyendo el asesinato de todo aquel que se vea contagiado, aunque eso signifique eliminar a su propia sangre y descendencia.

Ficha técnica

Titulo Original: The Stranger
Duración: 92 minutos

Calificación:
Género: Terror
Año: 2014
País: Chile
Elenco: Cristóbal Tapia Mont, Luis Gnecco, Nicolás Durán, Ariel Levy
Director: Guillermo Amoedo

La Maldición - Por Juan Pablo Donoso

Co-producción filmada en Puerto Octay, Chile, pero hablada en inglés (doblada) y que sugiere algún pueblito rural de un país desconocido. 

Muchos actores chilenos; algunos sobreactúan sin necesidad. 

Mala réplica de un gore setentero en la remota línea de Dario Argento (Suspiria, Rosso Profondo, etc.). 

Sin conflicto claro, personajes muy “malvados” sin  justificación (Luis Gnecco), y otros apocalípticamente atormentados (Cristóbal Tapia Montt).     
              
Como producción técnica es profesional, gracias al buen financiamiento. Pero, ¿a quiénes podría interesar semejante carnicería en estos tiempos? Quizás a ciertos adolescentes sádicos que disfrutan viendo mucha sangre, asesinatos, algo de vampirismo, y un mínimo de inteligencia en el relato. 

Sin protagonistas ni antagonistas, sólo sangre, maldad, corrupción policial, y algo de esoterismo catastrófico, pero barato y sin fundamento dramático.     

CRUELDAD GRATUITA, REBUSCADA Y RETORCIDA. DESAGRADABLE.

Ficha técnica

Titulo Original: The Stranger
Duración: 92 minutos

Calificación:
Género: Terror
Año: 2014
País: Chile
Elenco: Cristóbal Tapia Mont, Luis Gnecco, Nicolás Durán, Ariel Levy
Director: Guillermo Amoedo

12/8/15

Los 33 - Por Musia Rosa

El drama de los 33 mineros encerrados a 800 metros de profundidad en la Mina San José el 05 de agosto de 2010 y su posterior y exitoso rescate, es lo que se narra en esta película producida por  Chile y Los EE.UU., bajo la dirección de la cineasta mexicana Patricia Riggen.

Esta historia real la vivimos todos los chilenos día a día, algunos en el lugar de la tragedia y otros a través de las pantallas de la televisión. La epopeya chilena era única y recorrió el mundo y llenó de alegría y sano orgullo por el final feliz,a Chile entero.

La película, aunque respetuosa de la verdad, no es un documental, es un drama real hecho ficción,  porque se permiten algunas licencias, que aunque no cambian lo esencial, agregan algo de pimienta al desarrollo de la historia, como la escena inventada, donde María Segovia (Juliette Binoche) le propina una cachetada al Ministro Laurence Golborne (Rodrigo Santoro). También se echan de menos algunos importantes momentos, como la significativa escena real, donde el Presidente Sebastián Piñera despide al primer rescatista que bajará a la mina en la cápsula Fenix, deseándole suerte y que Dios lo acompañe en la misión de traer a la superficie a los 33 mineros. 

Durante el tiempo de permanencia en la mina, la obscuridad sobrecoge y las reacciones de los mineros tensionan el ambiente, surgen  debilidades y fortalezas, pesimismo y esperanza. Mientras arriba en la superficie, las familias se angustian y colaboran en el Campamento Esperanza, donde el gobierno les ha permitido quedarse a esperar los resultados del trabajo de rescate.

Este hecho histórico y épico de nuestro país ha sido llevado a la pantalla con solvencia cinematográfica, especialmente en las imágenes al interior de la mina y en las sobrias actuaciones, de quienes personificaron a los verdaderos actores de esta historia, con la excepción de Bob Gunton, actor que no da el personaje potente, resolutivo y pleno de energía  del Presidente Piñera, quien lideró el rescate, sin escatimar recursos ni esfuerzos personales, de principio a fin, en el salvataje de las 33 personas.

“Los 33” es una película que propicia una mirada feliz a la gesta heroica chilena, pero que debe también provocar una mirada más profunda al momento histórico vivido, para apreciar el esfuerzo, la perseverancia y la fe que mantuvo la esperanza de vida en los mineros y la esperanza de salvarlos en los que estaban luchando denodadamente por ellos. 

Ficha técnica

Título original: Los 33
País: Chile – EE.UU.                                                                                                                                                                        
Año: 2015
Calificación: Todo Espectador 
Duración: 120 minutos
Género: Drama
Elenco: Antonio Banderas, Juliette Binoche, Rodrigo Santoro, Gabriel Byrne, Mario Casas, Coté de Pablo, Juan Pablo Raba, Adriana Barraza
Directora: Patricia Riggen

11/8/15

Crímenes Ocultos - Por José Astorga

Mentiras.
Mentiras, miedo y mentiras por miedo.
La verdad parece no existir en el relato de Crímenes ocultos. Todas las verdades son solapadas y enterradas como los cuerpos de los inocentes, todo por aparentar una verdad que es en realidad una mentira. Una gran mentira.

En 1933, el genocidio de Stalin contra el pueblo ucraniano conocido como Holodomor –hambruna en ucraniano–, provocó la orfandad de millones de niños, entre ellos uno que no desea recordar su nombre y es rebautizado como Leo, por león.

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Leo, ahora Leo Deminov –Tom Hardy–, se convierte en un héroe y símbolo para el pueblo ruso y sus superiores, tras haber participado en la guerra y haber sido fotografiado sobre la cúpula del Reinchstag –parlamento alemán– izando la bandera de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en el ingreso de las tropas a Berlín. Para 1953, Leo es un destacado oficial y trabaja para la inteligencia pre KGB persiguiendo a enemigos de su patria en plena guerra fría.

El relato fílmico, apegado a la narrativa tradicional novelesca y con una atmósfera fría y opresora, cuenta distintas tramas en paralelo que van confluyendo en la central: la investigación de los asesinatos de niños junto a las vías férreas, pese a que el lema estalinista era categórico: "No hay asesinatos en el paraíso".

Basada en la novela de Tom Rob Smith, Child 44, se enfoca en la persecución del asesino serial Andréi Románovich Chikatilo –conocido como "El Carnicero de Rostov"–, quien a fines de los 70 mató a una cincuentena de personas, principalmente niños.

Leo, ve como su misión –personal y secreta después de haber caído en desgracia ante sus jefaturas–, se ve entorpecida por los fanatismos y traiciones ocultas tras la nube de mentiras de una época en que la expresión derechos humanos no existía y todos vivían bajo la sombra del miedo constante y tangible, a tal punto que la palabra amor se convierte en una mentira por el miedo a morir... y la traición puede estar más cerca de lo que se piensa.

En síntesis, historia de contenido fuerte y dramático cuya exhibición en Rusia fue prohibida por el Ministerio de Cultura, según nota de agencia EFE, dada su "tergiversación de hechos históricos", ya que muestra "una peculiar interpretación de los acontecimientos ocurridos en la URSS antes y después de la Segunda Guerra Mundial, y de la imagen que ofrece de los ciudadanos soviéticos de ese tiempo".  

Ficha técnica

Titulo Original: Child 44
Duración: 138 minutos
Calificación: 14 años
Género: Drama
Año: 2015
País: Estados Unidos
Elenco: Tom Hardy, Gary Oldman, Noomi Rapace, Joel Kinnaman
Director: Daniel Espinosa

9/8/15

Los 33 - Por Juan Pablo Donoso

Una epopeya contemporánea que podría narrarse desde diferentes ángulos.

En este filme, cuyo guión exige tomar decisiones sobre dónde centrar el drama, optaron por hacer un caleidoscopio de situaciones en que casi todos los escenarios tienen similar importancia. Una especie de “coral” narrativa.

Si bien esto es válido en la vida real – y en la cobertura periodística del día a día – al concentrar un relato dramático en 120 minutos, el resultado es inevitablemente un catálogo casi parejo de: un gran desierto chileno, denuncia de la mala condición de algunos yacimientos, catástrofe de trabajadores atrapados  sin posible rescate, angustia de sus familias, dilema de los expertos rescatistas, coyuntura humanitaria y política de un  ministro y del Presidente de la República por intentar una hazaña de prestigio internacional, el proceso psicológico de los mineros en su convivencia y ante la eventualidad de la muerte, el infaltable nicho turístico de publicitar una vez más a Neruda, a Violeta Parra, a Don Francisco, Farkas, a las empanadas de pino, el vino tinto y, finalmente, el apotéotico gran final del rescate y sus resonancias mundiales.  

El derrumbe de por sí es conmovedor. Lo es en las repercusiones familiares, y en el trauma psicológico de los atrapados. Y, sin duda, en el dilema de las autoridades de gobierno que deben tomar una decisión crucial ante la opinión pública.

Una coproducción internacional como esta – para financiarse - debe cubrir muchos frentes: informar sobre la catástrofe, entretener y conmover a la mayor cantidad de público por medio de la emoción, el suspenso, identificar al público con ciertos héroes individuales – en este caso el visionario Ministro Goldborne (Santoro), el líder subterráneo Mario Sepúlveda (Banderas), y la aguerrida pobladora  María Segovia (Juliette Binoche). 

El resultado cumple con muchos de estos requisitos, queda bien con casi todas las partes oficiales, incluyendo la taquilla, pero surgen algunas interrogantes: ¿penetra a fondo en las médulas políticas de la tragedia?  y, ¿cuál es la verdadera evaluación de las víctimas luego de ver esta versión cinematográfica terminada?  Y para nosotros los chilenos, ¿hasta dónde las concesiones argumentales  y los recursos mediáticos apañan la realidad profundamente dolorosa de lo sucedido?

Por encima de las renombradas estrellas internacionales que participaron, felicitamos a los guionistas y, en especial, a la joven directora mexicana Patricia Riggen por haber salvado lo mejor posible un relato tan multifacético y plagado de tentaciones  espurias  y melodramáticas en las que evitó caer.   

COPRODUCCIÓN  COMERCIAL  QUE  CUMPLE  CON DOCUMENTAR, ENTRETENER  Y CONMOVER  EN  VARIOS MOMENTOS. 

Ficha técnica

Título original: Los 33
País: Chile – EE.UU.                                                                                                                                                                      
Año: 2015
Calificación: Todo Espectador
Duración: 120 minutos
Género: Drama
Elenco: Antonio Banderas, Juliette Binoche, Rodrigo Santoro, Gabriel Byrne, Mario Casas, Coté de Pablo, Juan Pablo Raba, Adriana Barraza
Directora: Patricia Riggen

5/8/15

Crímenes Ocultos - Por Juan Pablo Donoso

Bajo el lema propagandístico soviético de que “No hay homicidios en el Paraíso”, el escritor Tom Rob Smith crea una novela compleja que denuncia justamente lo contrario del slogan staliniano de los años 50.

La adaptación cinematográfica está prolija y fastuosamente realizada con un gran presupuesto. Sin embargo, durante el desarrollo se percibe con claridad que tiene más de estructura novelesca que de elaboración dramático-argumental. Esto porque tiene demasiados ejes de conflicto, aunque con habilidad  logran  confluirlos casi todos al resolver el relato.

Ambientada en la Unión Soviética de los años 50, postguerra mundial, en pleno poderío de Stalin, presenciamos la forma en que los oficiales debían someterse a las órdenes del Kremlin cuidando tanto sus vidas como las de sus familias, bajo el terror de ser acusados de traición y, por ello, desconfiando de todos. 

Simultáneamente, alguien comienza a asesinar niños pequeños de manera refinada pero con bestiales mutilaciones. Estos crímenes deberán ser acallados o publicitados como simples accidentes: porque durante Stalin “no hay homicidios en el Paraíso”. 

Un oficial condecorado durante la guerra contra Hitler (Tom Hardy), y su esposa, inician la investigación de estos crímenes siendo por ello relegados y castigados brutalmente. (“Hay cosas que jamás deben salir a la luz”).

El universo gris y frío en que nos envuelve la historia retrata el horror y la desesperanza de la Rusia soviética de esos años. Incluso la esposa del oficial Leo Demidov  (Noomi Rapace), oculta también secretos inconfesables para poder sobrevivir. 

 Si bien el extenso relato (140 minutos) reitera en los infanticidios, hay muchos canales paralelos distintos igualmente dolorosos del infierno político y social que se nos pinta. En una novela podemos irlos compenetrando uno por uno, pero en un filme se nos equiparan perdiendo jerarquía unos sobre otros. 

Para los seguidores del marxismo actual y/o comunistas del mundo, la cinta resultará demasiado propagandística occidental. Para paliar aquello, hasta donde fuera posible, la epopeya tiene acción y recursos heroicos cinematográficos de los “buenos” contra los “malos”. Pero el nivel técnico y las actuaciones – con algunos eximios actores internacionales – dan a la cinta un peso respetable en lo formal y provocador en lo narrativo.

UNA  EXTENSA  EPOPEYA  MULTIFACÉTICA  DE  LOS  HORRORES  DE  UN  PUEBLO DURANTE  LA  ERA  DE  STALIN.

Ficha técnica

Titulo Original: Child 44
Duración: 138 minutos
Calificación: 14 años
Género: Drama
Año: 2015
País: Estados Unidos
Elenco: Tom Hardy, Gary Oldman, Noomi Rapace, Joel Kinnaman
Director: Daniel Espinosa