11/6/15

Polvo de estrellas - Por José Astorga

Bajo el título de Polvo de estrellas nos llega el último filme del realizador canadiense David Cronenberg, aunque el nombre original de la cinta es Maps of the Stars (Mapa de las estrellas), haciendo referencia a la búsqueda de una de sus protagonistas de las casas de los actores en Los Ángeles y, específicamente, del que era su hogar y de su trágico pasado.

Cronenberg nos presenta un drama psicológico de humor negro bastante fuerte y superficial, con bromas chabacanas de personajes con problemas de relaciones humanas y con una densa carga psicológica y que, en las manos del director, deberían haber tenido un buen resultado. Más aún, si lo recordamos dirigiendo Scanners (1981) y La mosca (1986), ambos filmes con profundas reminiscencias dentro del género de terror y ciencia ficción del pasado siglo, pero con el humor de comedia negra se hace un tanto pastosa.

El cine de Cronemberg, en su primera etapa, abordó la transformación tanto psicológica como física de sus personajes producto de infecciones o experimentos fallidos. En Scanner, por ejemplo, los ensayos de una droga en madres en gestación dieron como resultado a personas con poderes telepáticos y psicoquinésicos, capaces de reventar las cabezas de sus contrincantes. Los efectos especiales de la época no solo hicieron de esta una película chocante, sino también de culto dentro del género. Exploración similar fue la Mosca, donde una máquina teletransportadora convierte al protagonista en un ser monstruoso, tanto física como mentalmente, al fusionar su ADN con una mosca y, en la medida que avanza el filme, va perdiendo su humanidad, siendo dominado por la naturaleza del insecto.

Ahora, en Polvo de estrellas, explora, en lo que podríamos definir como su etapa de análisis melodramático y deprimente de sus protagonistas, tanto en lo psicológico como en lo físico, a personajes de cuerpos flácidos y blanquecinos, superficiales, antipáticos y carentes de valores, dependientes de pastillas y terapeutas más traumados que sus mismos pacientes, pero que son los gurús de las estrellas. Personaje egoístas y que tapan sus carencias –la viga en su ojos–, y sus propios traumas con acciones verbales contra sus semejantes. Un humor negro que más que negro es sarcástico, hiriente y que, a la postre, redunda en la tragedia.

Las actuaciones, sin embargo, son notables –tanto Julianne Moore como los nóveles Mia Wasikowska y Evan Bird–, pero intranscendentes en el mar de apariciones de otros actores y acciones sin causa-efecto y que nos muestran a un Hollywood decadente y banal, un retrato satírico y salvaje, un teatro del absurdo y, tal vez, esta cinta sea eso, un homenaje a la mirada de Molière sobre las falsedades de la vida, las pretenciosas y ególatras existencias de –algunos– actores y que, en su evolución, de personas-personajes, solo caminan hacia un final shakespereano.

Ficha técnica

Titulo Original: Maps of the Stars
Distribuidor:
Duración: 111 minutos

Calificación: 14 años
Género: Drama
Año: 2014
País: Canadá - Estados Unidos
Elenco: Julianne Moore, Mia Wasikowska, Evan Bird, Robert Pattinson, John Cusack, Olivia Williams y Carrie Fisher
Director: David Cronenberg

No hay comentarios.:

Publicar un comentario