20/2/15

El francotirador - Por Carlos Correa

“American Sniper”, novela autobiográfica de Chris Kyle, un militar norteamericano que es enviado a Irak con la misión de proteger a sus compañeros de armas, es la inspiración de esta película dirigida por Clint Eastwood. Chris -excelente actuación de Bradley Cooper- tiene gran habilidad con el rifle desde muy joven. Proveniente de un ambiente granjero, en Odessa - Texas, Chris se integra -no sin dificultad- en el programa de élite SEAL y es enviado a la guerra como francotirador a las ciudades de Ramadi, Anwar y Bagdad. Luego de 10 años de servicio y cuatro turnos de relevo hasta su retiro en el año 2009, se le lograron acreditar 160 muertes, lo que lo transformó en una leyenda viviente y un objetivo de sus enemigos. Chris Kyle, por sus actos, ganó dos Estrellas de Plata y cinco Estrellas de Bronce.

La película se centra en la vida de Chris. Repasa rápidamente su niñez y juventud para quedarse en la etapa del duro entrenamiento, el comienzo del amor con Taya -Sienna Miller- y sus incursiones en Irak. Eastwood, fino como nos tiene acostumbrados, filma muy de cerca y guía a sus actores de manera privilegiada. Cooper está realmente brillante sosteniendo esta cinta, cuyo relato no pierde jamás el norte y acrecienta la tensión con el correr de los minutos. En esto hay una sintonía perfecta entre cámaras, actuaciones, escenarios y música que nos hace partícipes del infierno de una guerra que vemos sin sentido, cruda, violenta y descarnada, donde todo es destrucción y cuyo horizonte no se dibuja ni se aprecia claramente.

La cinta tiene un gran nivel de producción. La mano de Clint Eastwood se aprecia en toda su magnitud tanto en el tratamiento del guión como en la siempre aguda observación de la realidad que nos quiere transmitir. Sin duda es una película norteamericana, patriota y heroica, sin embargo no deja de estar presente un cuestionamiento permanente al enfrentamiento bélico aunque sea una forma de proteger al país o a los soldados que dan la vida por su patria. Hay esbozadas historias de los habitantes de Irak, algunos inocentes, otros guerreros insurgentes que ven la invasión a su país como una afrenta que deben vengar a toda costa. No hay visiones intermedias. Es blanco o negro, vivir o morir, y en eso Eastwood es capaz de transmitir vivamente sentimientos, emociones y reflexiones.

El francotirador, nominada a 6 premios Oscar, tiene muchos méritos. Es una gran película sobre la guerra vista a través de los ojos de este “héroe americano” y al mismo tiempo es una cinta que pone énfasis en los traumas físicos y emocionales de los soldados, sus historias personales, sus familias, sus esposas e hijos que viven con el alma en un hilo, pendientes de sus seres queridos que pueden volver o no volver a sus hogares. Es estremecedora y emotiva, violenta y cruda, combinando con maestría los elementos de un relato que lleva a la reflexión y nos cuestiona permanentemente desde la ética y la moral. ¿Validamos la muerte bajo ciertas circunstancias? ¿Quién decide que alguien viva o muera? ¿Puede una persona ser juez y parte al mismo tiempo? “American Sniper” bajo mi perspectiva no toma partido. Presenta los hechos y nos hace transitar entre muchas posibilidades y reflexiones. Clint Eastwood consigue nuevamente sobrecogernos con esta historia real y llevarnos al límite de nuestras emociones.

Ficha técnica

Título original: American Sniper
Año: 2014
Duración: 132 minutos
Calificación: 14 años
País: USA
Elenco: Bradley Cooper, Sienna Miller
Director: Clint Eastwood

No hay comentarios.:

Publicar un comentario