20/2/15

El francotirador - Por Carlos Correa

“American Sniper”, novela autobiográfica de Chris Kyle, un militar norteamericano que es enviado a Irak con la misión de proteger a sus compañeros de armas, es la inspiración de esta película dirigida por Clint Eastwood. Chris -excelente actuación de Bradley Cooper- tiene gran habilidad con el rifle desde muy joven. Proveniente de un ambiente granjero, en Odessa - Texas, Chris se integra -no sin dificultad- en el programa de élite SEAL y es enviado a la guerra como francotirador a las ciudades de Ramadi, Anwar y Bagdad. Luego de 10 años de servicio y cuatro turnos de relevo hasta su retiro en el año 2009, se le lograron acreditar 160 muertes, lo que lo transformó en una leyenda viviente y un objetivo de sus enemigos. Chris Kyle, por sus actos, ganó dos Estrellas de Plata y cinco Estrellas de Bronce.

La película se centra en la vida de Chris. Repasa rápidamente su niñez y juventud para quedarse en la etapa del duro entrenamiento, el comienzo del amor con Taya -Sienna Miller- y sus incursiones en Irak. Eastwood, fino como nos tiene acostumbrados, filma muy de cerca y guía a sus actores de manera privilegiada. Cooper está realmente brillante sosteniendo esta cinta, cuyo relato no pierde jamás el norte y acrecienta la tensión con el correr de los minutos. En esto hay una sintonía perfecta entre cámaras, actuaciones, escenarios y música que nos hace partícipes del infierno de una guerra que vemos sin sentido, cruda, violenta y descarnada, donde todo es destrucción y cuyo horizonte no se dibuja ni se aprecia claramente.

La cinta tiene un gran nivel de producción. La mano de Clint Eastwood se aprecia en toda su magnitud tanto en el tratamiento del guión como en la siempre aguda observación de la realidad que nos quiere transmitir. Sin duda es una película norteamericana, patriota y heroica, sin embargo no deja de estar presente un cuestionamiento permanente al enfrentamiento bélico aunque sea una forma de proteger al país o a los soldados que dan la vida por su patria. Hay esbozadas historias de los habitantes de Irak, algunos inocentes, otros guerreros insurgentes que ven la invasión a su país como una afrenta que deben vengar a toda costa. No hay visiones intermedias. Es blanco o negro, vivir o morir, y en eso Eastwood es capaz de transmitir vivamente sentimientos, emociones y reflexiones.

El francotirador, nominada a 6 premios Oscar, tiene muchos méritos. Es una gran película sobre la guerra vista a través de los ojos de este “héroe americano” y al mismo tiempo es una cinta que pone énfasis en los traumas físicos y emocionales de los soldados, sus historias personales, sus familias, sus esposas e hijos que viven con el alma en un hilo, pendientes de sus seres queridos que pueden volver o no volver a sus hogares. Es estremecedora y emotiva, violenta y cruda, combinando con maestría los elementos de un relato que lleva a la reflexión y nos cuestiona permanentemente desde la ética y la moral. ¿Validamos la muerte bajo ciertas circunstancias? ¿Quién decide que alguien viva o muera? ¿Puede una persona ser juez y parte al mismo tiempo? “American Sniper” bajo mi perspectiva no toma partido. Presenta los hechos y nos hace transitar entre muchas posibilidades y reflexiones. Clint Eastwood consigue nuevamente sobrecogernos con esta historia real y llevarnos al límite de nuestras emociones.

Ficha técnica

Título original: American Sniper
Año: 2014
Duración: 132 minutos
Calificación: 14 años
País: USA
Elenco: Bradley Cooper, Sienna Miller
Director: Clint Eastwood

19/2/15

Ida - Por Juan Pablo Donoso

Una joya contemporánea del cine polaco.

La pureza de su argumento y el tratamiento fotográfico la hicieron merecedora de grandes premios internacionales.

Es una obra profunda que debe verse con la serenidad de estar contemplando más que una película interesante o entretenida, una gran creación en forma y contenido.

El argumento es aparentemente simple, pero es tal la profundidad de su tema, y tal la vulnerabilidad de sus dos personajes principales, que sólo pueden provocarnos  tolerancia y compasión universales.

En un convento una muchacha novicia está pronta a tomar sus votos perpetuos. Pero la Superiora le informa que es judía y que cuando muy pequeña las religiosas la acogieron como huérfana para protegerla del holocausto nazi. 

Antes de consagrarse, la Superiora la obliga a ir a la ciudad a conocer a su tía, y a enterarse de la sepultura de su familia. La novicia, así, conocerá a su única pariente: una mujer de edad mediana, funcionaria del Estado, de vida licenciosa, cuyo hijito también yace en una sepultura rural.

El largo viaje de ambas en auto les permite atisbar  sus distintas formas de vida, crianza  y  valores morales.

Ambas recuperan, de un hoyo disimulado en la tierra del campo, las osamentas de sus seres queridos y les dan respetuosa sepultura.

Durante el viaje de regreso la novicia tiene la oportunidad de asomarse el mundo laico, e incluso hallar un  enamorado. A la tía, por su parte, sólo le queda enfrentar  un futuro de soledad  y  alcoholismo, en un mundo marxista gris y sin esperanza.

La historia nos reserva un desenlace maduro y consecuente para cada una de las dos mujeres. En el mejor estilo del arte polaco, un típico “final feliz” es ajeno a su ADN  histórico y artístico. Sólo habrá luz en la trascendencia de la Fe y la Misericordia de Dios.

La belleza fotográfica es sobrecogedora en cada una de las tomas. Filmada deliberadamente en blanco y negro para recrear aquella atmósfera, su tratamiento nos evoca los más eximios trabajos de los maestros suecos Sven Nykvist y Gunnar Fischer, cuando crearon bajo la dirección de Ingmar Bergman. La composición plástica de cada cuadro, la distribución de hasta los objetos más pequeños, y el cromatismo de luces y sombras alcanzan niveles de la más alta perfección estética.

En lo anecdótico cabe mencionar que la joven actriz  Agata Trzebuchowska  jamás había actuado, y más sorprendente aún es que – siendo atea - nos entrega un retrato tan conmovedor  de la novicia. Y el carisma, dolor  y fuerza interior de Agata Kulesza, como la tía, nos acompaña mucho después de ver el filme.

Una obra de arte para percibir con el respeto y el reposo que se merece.

UN  BANQUETE  DE  VIRTUOSISMO  FOTOGRÁFICO  Y  UNA  TRAVESÍA  DE  DOLOROSA  INTIMIDAD ESPIRITUAL.

Premios y nominaciones: 
Globo de Oro Mejor Película Extranjera, Mejor Filme del European Film Award,  London Film Festival, Telluride Film Festival, Ganadora del Golden Lion en Gdynia Film Festival, Premio de la Crítica en el Festival Cinematográfico de Toronto. 

Ficha técnica

IDA
País: Polonia
Año: 2013
Calificación: Todo espectador + 7
Duración: 82 minutos
Elenco: Agata Kuleszca, Agata Trzebuchowska, Joanna Kulig, David Ogrodnik
Director: Pawel Pawlikowski

16/2/15

Ida - Por Musia Rosa

Anna, joven novicia que ha vivido en un convento desde que perdió a sus padres, está decidida a tomar los hábitos, pero primero tendrá que visitar a Wanda, la única pariente que le queda, hermana de su madre, quien le dirá que es judía y que sus padres murieron en la II guerra Mundial.
Juntas inician un viaje en busca de la tumba de los padres y para averiguar la circunstancia en que murieron.

En blanco y negro y con luces y sombras se van armando las pausadas escenas, mientras las hermosas y severas imágenes nos iluminan el trayecto que siguen ambas mujeres, en la búsqueda de sus orígenes, de la razón de sus vidas y de las decisiones que marcarán finalmente sus destinos vitales.

A través de planos justos y estáticos se aprecian las personalidades de Anna y Wanda y con intensos acercamientos a sus rostros se busca penetrar en sus pensamientos  y sensibilidades.
“Ida” (Oscar 1913, Gobos de Oro y el Bafta de Inglaterra, entre otros premios) es una historia dura y seca, que remece, pero no emociona, que golpea y  sí duele, y que por sobre todo impresiona estéticamente y estremece el pensamiento y el espíritu, al comprobar una vez más la insensatez de las guerras y las heridas de toda índole que injustamente causan.

Ficha técnica

IDA
País: Polonia
Año: 2013
Calificación: Todo espectador + 7
Duración: 82 minutos
Elenco: Agata Kuleszca, Agata Trzebuchowska, Joanna Kulig, David Ogrodnik
Director: Pawel Pawlikowski.





12/2/15

El Gran Hotel Budapest - Por Juan Pablo Donoso

Brillante fábula satírica centrada en un lujoso hotel imaginario en los Alpes europeos. 

Con una pléyade de actores famosos – algunos casi irreconocibles – nos cuenta de los avatares de distinguidos aristócratas que debieron sufrir los embates políticos, militares y sociales de la 1ª Guerra Mundial. La circunstancia amalgama a las diversas clases sociales en una aventura de total desquiciamiento. 

El filme mantiene un feérico tono nostálgico en sus escenarios, colores, utilería, vestuarios y gestualidad. Cabe resaltar la prodigiosa banda sonora, cuya música, muy elocuente, corre en paralelo con el ritmo endemoniado de esta comedia que combina el absurdo con un grotesco flemático. Con reminiscencias de Monty Phyton nos mantiene alertas durante los 100 minutos de duración, que pasan volando.

SOFISTICADA Y ENLOQUECIDA SÁTIRA DE UNA ÉPOCA. HERMOSA EN SU GÉNERO GROTESCO.  

Ficha técnica

The Grand Budapest Hotel 
Año 2014
Sátira 
Inglaterra, Alemania, EE.UU. - 100 minutos
Elenco: Ralph Fiennes, Murray Abraham, Edward Norton,  Willem Dafoe  
Música: Alexander Desplat  
Fotografía: Robert D. Yeoman
Director y Guión: Wes Anderson

La Teoría del Todo - Por Juan Pablo Donoso

Biografía del gran físico inglés Stephen Hawking. 

Aunque el relato es lineal, supera la simple documentación gracias a la sensible humanidad, y al eximio desempeño de sus actores principales. 

El parecido físico y gestual de Eddie Redmayne como Hawking  es perfecto y conmovedor. La historia se narra desde la óptica de su esposa Jane, con quien se desposó  cuando  aún estudiaban en Cambridge, y con la cual tuvieron 3 hijos normales. 

Siendo aún muy joven le diagnosticaron su enfermedad neurológica degenerativa, y sólo 2 años de vida. Pero la suerte, la tecnología y – muy en especial – el amor y cuidados de su esposa le han permitido sobrevivir hasta hoy a los 73 años de edad. 

Junto con presenciar su deterioro neurológico, admiramos el ascenso de su carrera como científico de fama mundial, y el desgaste anímico de su abnegada esposa. Ni siquiera el divorcio y la unión de Hawking con otras 2 mujeres pudo romper el vínculo que los unió en la juventud.

La lúcida emotividad interpretativa es la médula dramática de este testimonio de la vida real.

Sólo se enuncian algunas de sus teorías, tales como la injerencia de Dios en la creación del Universo, y su afán por hallar la fórmula “única” que dé sentido racional a la existencia del cosmos.

ADMIRABLE  COMO  BIOGRAFIA DE UN  GENIO, Y COMO  TESTIMONIO DE UNA  PROFUNDA SOLIDARIDAD  CONYUGAL.

Ficha técnica

The Theory of Everything
Año 2014
Biográfica – Drama – Ciencia
Inglaterra- 123 minutos
Biográfica - Inglaterra
Elenco: Eddie Redmayne – Felicity Jones – Tom Prior
Director: James Marsh 

6/2/15

La Teoría Del Todo - Por Carlos Correa

Una película sobre el científico Stephen Hawking, aún vigente y tal vez es uno de los más conocidos y renombrados de los últimos años llama la atención por si misma. “La teoría del todo”, basada en las memorias de Jane Hawking,"Travelling to Infinity: My Life with Stephen”, esposa de Hawking, madre de sus tres hijos, actualmente divorciada manteniendo una buena relación con él, está escrita a modo de homenaje. Y un hermoso homenaje. Todo cuadra y encaja perfectamente y las tensiones más grandes se disipan alrededor de una atmósfera limpia, agradecida y llena de admiración.

Stephen -interpretado de forma magistral por Eddie Redmayne- se encuentra estudiando un doctorado en cosmología en la prestigiosa Universidad británica de Cambridge. Es 1963, Stephen, que es activo, saludable y brillante, aunque con pocas habilidades sociales, se enamora perdidamente de una estudiante de arte en la misma universidad, Jane Wilde -FelicityJones- y con ello se cruzan mundos tan distintos como los que el científico estudia para su tesis doctoral. Jane es encantadora y la pareja parece complementarse a la perfección. Sin embargo la noche está por llegar, y este joven idealista de 21 años recibe la peor de la noticias: tiene una enfermedad que ataca las neuronas motoras y que lentamente le irá paralizando hasta la muerte en no más de dos años.

La historia la conocemos. El diagnóstico fue certero en la enfermedad, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), sin embargo Stephen Hawking acaba de cumplir 73 años el pasado 8 de enero y sigue vigente. Por estas razones, este homenaje en vida a un hombre capaz de sobreponerse a una limitación física tan importante se transforma en una lección de vida y en modelo de inspiración para muchos.

La cinta dirigida por James Marsh postula a 5 premios Oscar: mejor filme, actor principal, actriz principal, guión adaptado y música original. Los escenarios naturales son hermosos, el detalle de la dirección de arte es fino y preciso y la partitura, aun con influencia de Morricone, es bella y acogedora. Destaca por sobre todo la vida de este hombre resiliente, capaz de incorporar el universo en su mente y a la vez incapaz de realizar movimientos que para la mayoría de nosotros son los más normales y cotidianos. Es una paradoja y provoca compasión y admiración, independiente de lo cercano o lejano a la linea de pensamiento que cada uno pueda estar del reputado científico.

“The Theory of Everything“ es una bella historia. El relato es interesante aunque a veces su ritmo decae porque no tiene mucho más detalle que aportar. La ausencia de una verdadera tensión -aparte de la limitación física- juega en contra del guión que si bien es notable, pudo conseguir un resultado mucho más sobrecogedor. Por cierto, lo mejor del filme son las actuaciones, en especial la de Redmayne que lo tiene al borde del Oscar. La decisión de dedicar la mayor parte del tiempo a la vida cotidiana del científico sin profundizar demasiado en sus ideas, teorías y definiciones puede tener opiniones diversas, pero a mi modo de ver humaniza la ciencia y acerca al gran público a una figura relevante de la matemática aplicada, la física teórica y la refísica cuántica de los últimos 50 años.

Ficha técnica

Título original: “The Theory of Everything“
Año: 2014
Duración: 123 minutos
Calificación: TE
País: Gran Bretaña
Elenco: Eddie Redmayne, Felicity Jones, Tom Prior, David Thewlis
Director: James Marsh

5/2/15

El Código Enigma - Por Juan Pablo Donoso

Alan Turing, alumno prodigio en matemáticas, de carácter difícil y homosexual, es incorporado por el gobierno inglés, junto a un equipo de otros brillantes jóvenes, para descifrar los mensajes radiales con que los nazis anunciaban sus bombardeos. 

El sistema críptico alemán es tan complejo que tomaría meses y años en decodificarse. Alan Turing, de 26 años, diseña el primer computador de la historia. Lo llama Christopher  en memoria de un compañero/pareja del colegio que falleció de tuberculosis a temprana edad. Si en esa época llegaran a descubrir su homosexualidad sería encarcelado y apartado de su gran proyecto cibernético. Se integra al equipo una muchacha también brillante matemática, con la cual Turing se casa para encubrir su condición y seguir trabajando en su máquina de alto secreto de Estado. 

Luego de un tormentoso proceso de experimentación, y de plazos fatales, el invento funciona y – gracias a él – la 2ª Guerra Mundial termina antes, y se salvan millones de vidas. Al finalizar la guerra, tanto la máquina como los documentos y planos deben ser destruidos. Durante la construcción de Christopher  hubo que negar su existencia para evitar que los nazis volvieran a cambiar las claves.  

Años después Turing debió someterse a un tratamiento de hormonas  para – supuestamente – curar su inclinación sexual. Pero ello derivó en problemas psíquicos que lo llevaron al suicidio. 

El relato, a pesar de su complejidad, queda claro, ameno y bien realizado como filme. Sobrias y verosímiles actuaciones.

DRAMA SECRETO  Y VERDADERO  QUE AYUDÓ A FINALIZAR LA 2ª GUERRA MUNDIAL 

Ficha técnica

The Imitation Game 
Año: 2014
Inglaterra - 114 minutos
Cibernética, Bélica
Elenco: Benedict Cumberbatch y Keira Knightley
Director: Mortem Tyldum  

4/2/15

El Código Enigma - Por Carlos Correa

Basada en un hecho real, “El código enigma” trata sobre la vida y obra de Alan Turing, genio y matemático inglés, quien junto a un grupo de mentes privilegiadas lograron resolver uno de los acertijos más complejos de la Segunda Guerra Mundial, el código de encriptación usado por los alemanes en todas sus comunicaciones estratégicas, que diariamente cambiaba y que tenía millones de millones de combinaciones posibles.

Benedict Cumberbatch interpreta a Alan Turing. Su actuación es excelente, tanto en la dinámica como en la construcción del personaje. Turing era homosexual -ilegal en la Inglaterra de mediados del Siglo XX- por lo que fue procesado el año 1952 y condenado a un tratamiento de castración química. Así comienza la cinta, que se mueve entre tres momentos de su vida: el presente donde es juzgado, su etapa de estudiante y el desafío emprendido durante la guerra. Turing siempre fue rechazado por sus escasas o más bien nulas habilidades sociales, y Cumberbatch se involucra con su personaje generando una notable credibilidad. Le acompaña en esta aventura Joan Clarke -Keira Knightley-, una joven brillante que entrega un contrapunto sólido al protagonista, incluso al punto de sostener juntos el relato en varios pasajes de la cinta.

“The Imitation Game”, su título original, tiene muchas otras virtudes. Una banda sonora preciosa compuesta por Alexandre Desplat, una hermosa fotografía a cargo de Óscar Faura, escenarios excelentemente decorados e imágenes históricas, entre muchas otras. El director Morten Tyldum conduce el relato de una manera envolvente, manejando muy bien los saltos temporales e impregnando una tensión creciente en la medida que la guerra avanza y el tiempo para descifrar “Enigma” se termina.

Nominada a 8 premios Oscar, “El código enigma” tal vez solo peca de relevar en exceso, en mi opinión, la condición homosexual de Turing en desmedro del prodigio técnico y científico que el matemático desarrolló para descifrar lo que era considerado imposible. En ese sentido, una frase marca la envergadura del desafío: “a veces de los que no imaginamos nada, son los que logran lo que nadie puede imaginar”, y Turing logró algo totalmente inimaginable sentando las bases de lo que hoy en día para nosotros es lo más natural del mundo y desde hace años llamamos “computación”.

Ficha técnica

Título original: “The Imitation Game”
Año: 2014
Duración: 114 minutos
Calificación: TE7+
País: UK
Elenco: Keira Knightley , Benedict Cumberbatch
Director: Morten Tyldum